La socialista Patricia Otero ha tomado este miércoles posesión como alcaldesa pedánea de Bembrive después de que el pasado 1 de diciembre el anterior regidor de este barrio vigués anunciase su dimisión tras ser inhabilitado durante 12 años por la Audiencia Provincial de Pontevedra.

La hasta ahora vocal de la Entidad Local Menor de Bembrive ha jurado su nuevo cargo ante la Constitución Española durante una sesión extraordinaria celebrada este miércoles.

Lo ha hecho acordándose de su predecesor, Marcos Castro, que no ha estado presente en el acto. "Todos sabemos los motivos por los que estamos aquí. Por eso quiero dedicar mis primeras palabras de cariño a Marcos Castro por todo el tiempo dedicado y compartido en este camino", ha señalado.

Otero también ha comentado que "formar parte de una junta vecinal no te hace gozar de grandes privilegios ni de grandes aportaciones económicas sino más bien todo lo contrario". "Esto implica grandes sacrificios para poder conciliar nuestra vida política con la laboral y también la familiar", ha añadido.

"Soy consciente de que la tarea de alcaldesa no es sencilla. Esto supone un mayor compromiso si cabe pero, como llevo haciendo hasta ahora como vocal de esta junta vecinal, creo firmemente que a mí y al resto de esta corporación nos sobra ilusión, determinación, compromiso y coraje para hacer frente a lo que nos queda de mandato. Seguiremos en la misma línea de ayudar a todos los vecinos", ha sentenciado entre aplausos.