Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Facua pide a los ayuntamientos moderar el consumo en Navidad

Propone evitar eventos que supongan derroche lumínico | Vigo lo reducirá “más de un 14%” al prescindir de una hora de luz al día

Aspecto de la Alameda en la pasada Navidad, con el mercado a la izquierda y la noria al fondo. Pablo Hernández

Un uso moderado del consumo energético durante la Navidad. Es el mensaje que lanza Facua-Consumidores en Acción a los ayuntamientos y demás administraciones. La entidad les solicita que envíen “un mensaje coherente” con la petición de contención de energía que se está trasladando a los ciudadanos desde las instituciones, “evitando espectáculos y eventos que supongan un derroche lumínico”.

Vigo cumplirá con los requerimientos de Madrid y Bruselas: reducirá “más de un 14%” el consumo durante este año. En lugar de iluminarse el alumbrado navideño a las 18.00 horas y apagarse a la 1.00, estará brillando de 18.30 a 00.30 horas, es decir, una hora menos diaria de consumo. En el acto de inicio de la instalación de las luces, a principios del pasado mes de agosto, el alcalde, Abel Caballero, aseguró que la ciudad ahorrará el doble de lo que marcan el Gobierno y Europa: “Nos piden el 7%, pues nosotros vamos a ahorrar el doble. Y, si lo deciden, podemos ahorrar más”.

En ese momento, el regidor recordó los datos que esgrimió el año pasado cuando, ante el elevado encarecimiento del precio de la luz, recibió numerosas críticas por el consumo de electricidad. Defendió que, durante los 60 días en los que la Navidad de Vigo está encendida, se consume menos que el equivalente al gasto energético normal de un campo de fútbol de 30.000 espectadores durante un mes de enero. Caballero comparó el uso de la luz de los 11 millones de LED con los “dos o tres partidos y algún entrenamiento” que pueden tener lugar en estos recintos al mes. “Os voy a demostrar cómo se puede hacer un proyecto turístico top en el mundo con un importante ahorro energético”, manifestó.

A pesar de que se prevé que el gasto sea más elevado este año por el encarecimiento de la electricidad, la cifra, según Caballero, seguirá suponiendo “menos del 0,5% del coste total del alumbrado de la ciudad”. Además, subrayó que toda la energía contratada por el Concello es de origen renovable, por lo que “no se emite ni un solo gramo de gases de efecto invernadero.

Compartir el artículo

stats