Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gran Vigo

La UVigo ve en el futuro laboratorio cuántico un apoyo para acercarse al Top 500 mundial

Reigosa se plantea cumplir ese objetivo antes de agotar la actual legislatura y considera “un logro” el resultado del listado de Shanghái | López Mora se dirigirá al “lifelong learning”: programas para mayores y microcréditos

El rector Manuel Reigosa (c) junto a Anxo Moreira, técnico de I+D de la oficina de proyectos internacionales, dando a conocer el pasado mes que la UVigo había alcanzado el récord de fondos europeos. Ricardo Grobas

Desde el Top 600 del ranking de Shanghái, publicado oficialmente este lunes, la UVigo sigue aspirando a estar entre las 500 mejores universidades del mundo. ¿El plazo? En los próximos dos o tres años. Ese es el objetivo del rector Manuel Reigosa antes de agotar su actual legislatura y algo que puede facilitar dicho impulso será el laboratorio de comunicaciones cuánticas que Zona Franca plantea para el complejo de López Mora (parcela de 9.336 metros cuadrados y antigua sede informática de la extinta Caixanova). A ojos del máximo responsable de la institución académica, el espacio acogerá muchos científicos –con una “calidad extraordinaria”– a la par que atrae a nuevo talento internacional: “Va a tener impacto y también nos va a ayudar en clasificaciones como la de Shanghái, ya que lógicamente vamos tener investigadores de primerísimo nivel”.

La UVigo se clasificó ayer como una de las 600 mejores universidades del planeta, consolidando una posición que viene manteniendo desde hace años y con sus ojos dirigidos a escalar más puestos de cara al futuro. Las sensaciones en la ciudad son positivas y la hoja de ruta está clara. Entre 2024 y 2025 se estima que la institución pase a estar entre las 500 más brillantes. “Eso ya sería un gran logro para una universidad tan joven y tan pequeña”, explica Reigosa a FARO, recordando que el ranking de Shanghái “es objetivo” pero las universidades más grandes tienen más facilidad para producir un mayor número de publicaciones y, en consecuencia, muchos más artículos altamente citados.

“Estar entre los 500, que es el objetivo que nos marcamos en la legislatura, sería fantástico. En todo caso creo que hay que felicitarse por esta posición entre 501-600”, agrega el rector sobre lo que también denomina un “logro extraordinario”. Muy satisfechos y contando con que van a seguir mejorando, incide en que es obvio que será “una carrera complicada” pues el resto de universidades también intentarán dar lo máximo. En este contexto, reconoce que la entidad olívica tiene asentadas las bases para cumplir este propósito cortoplacista.

¿En qué otros rankings despunta la universidad?

El ranking de Shanghái no es el único y no solo en él despunta la UVigo. La institución académica aparece en numerosas clasificaciones en las que goza de privilegiados puestos mundiales y nacionales, aunque se analicen métricas diferentes.

Un ejemplo es el listado que elabora cada año la plataforma colaborativa DYNTRA, donde la universidad viguesa ocupa concretamente la tercera posición de su última edición, cumpliendo 156 de los 169 indicadores.

En el Times Young University Ranking 2022, que valora a las entidades jóvenes, la UVigo está en el rango 251-300 de la categoría internacional, mientras en The University Impact –que tiene como propósito calcular el impacto de las instituciones académicas en la sociedad con base a su éxito la hora de cumplir los objetivos de la Agenda 2030– la institución académica permanece en el intervalo 201-300 a nivel mundial, y se queda en el puesto 22 de España.

En cuanto al QS World University Rankings 2022, la UVigo se encuentra en el grupo 1.001-1200 de las mejores universidades del mundo. Y por lo que respecta al GreenMetric –clasificación que en su caso se centra en la sostenibilidad ambiental– la entidad viguesa mantiene el puesto 342 internacional y el 21 estatal con una puntuación total de 6.475 puntos. La nota más alta es del apartado relacionado con la basura (1.275) y la segunda (1.250) es referente a la energía y al cambio climático.


Por lo que respecta a las cifras nacionales del último ranking de Shanghái, la UVigo se hace nuevamente un hueco entre las 15 mejores de España. Por orden, es superada por la Universidad de Barcelona (primera y en el Top 200 mundial); la Autónoma de Barcelona, la Complutense de Madrid y las universidades de Granada y Valencia (todas en el Top 300); la Autónoma de Madrid, Pompeu Fabra y la Universidad del País Vasco (Top 400); la Politécnica de Valencia y las universidades de Santiago y Sevilla (Top 500); y las universidades de Navarra y Salamanca (en el Top 600).

151-200i(1)

201-300i(2-5)

Barcelona

Autónoma de Barcelona

Complutense de Madrid

Granada

Valencia

301-400i(6-8)

Autónoma de Madrid

Pompeu Fabra

del País Vasco

401-500i(9-11)

Politécnica de Valencia

Santiago Compostela

Sevilla

501-600i(12-15)

Las 40 universidades

españolas del ranking

de Shanghái

Navarra

Salamanca

Vigo

Zaragoza

601-700i(16-21)

Politécnica de Madrid

Pablo de Olavide

Jaume I

Alicante

Extremadura

Rovira i Virgili

701-800i(22-30)

Politécnica de Cataluña

Lleida

Castilla–La Mancha

Jaén

La Laguna

Málaga

Murcia

Oviedo

Islas Baleares

801-900i(31-34)

Miguel Hernández

Alcalá

Córdoba

Girona

901-1000i(35-40)

Carlos III

Rey Juan Carlos

Cádiz

Las Palmas de G. Canaria

Cantabria

Valladolid

Rango mundiali(Rango nacional)

Simón Espinosa

Las 40 universidades españolas

del ranking de Shanghái

Rango mundiali(Rango nacional)

151-200i(1)

201-300i(2-5)

Barcelona

Autónoma de Barcelona

Complutense de Madrid

Granada

Valencia

301-400i(6-8)

Autónoma de Madrid

Pompeu Fabra

del País Vasco

401-500i(9-11)

Politécnica de Valencia

Santiago Compostela

Sevilla

501-600i(12-15)

Navarra

Salamanca

Vigo

Zaragoza

601-700i(16-21)

Politécnica de Madrid

Pablo de Olavide

Jaume I

Alicante

Extremadura

Rovira i Virgili

701-800i(22-30)

Politécnica de Cataluña

Lleida

Castilla–La Mancha

Jaén

La Laguna

Málaga

Murcia

Oviedo

Islas Baleares

801-900i(31-34)

Miguel Hernández

Alcalá

Córdoba

Girona

901-1000i(35-40)

Carlos III

Rey Juan Carlos

Cádiz

Las Palmas de G. Canaria

Cantabria

Valladolid

Simón Espinosa

151-200i(1)

201-300i(2-5)

Barcelona

Autónoma de Barcelona

Complutense de Madrid

Granada

Valencia

301-400i(6-8)

Autónoma de Madrid

Pompeu Fabra

del País Vasco

401-500i(9-11)

Politécnica de Valencia

Santiago Compostela

Sevilla

501-600i(12-15)

Las 40 universidades

españolas del ranking

de Shanghái

Navarra

Salamanca

Vigo

Zaragoza

601-700i(16-21)

Politécnica de Madrid

Pablo de Olavide

Jaume I

Alicante

Extremadura

Rovira i Virgili

701-800i(22-30)

Politécnica de Cataluña

Lleida

Castilla–La Mancha

Jaén

La Laguna

Málaga

Murcia

Oviedo

Islas Baleares

801-900i(31-34)

Miguel Hernández

Alcalá

Córdoba

Girona

901-1000i(35-40)

Carlos III

Rey Juan Carlos

Cádiz

Las Palmas de G. Canaria

Cantabria

Valladolid

Rango mundiali(Rango nacional)

Simón Espinosa

Cabe destacar que hay algunos requisitos del listado chino que casi ninguna española cumple salvo alguna contada: como los premios Nobel o las Medallas Fields. Además del perfil predominantemente científico de la clasificación, en la misma se incluyen centros públicos y privados, lo que hace que compitan espacios que cuentan con un presupuesto muchísimo más elevado que otros.

En relación a la nota obtenida por la UVigo, Reigosa defiende sus números en la mayoría de epígrafes. “Tenemos investigadores altamente citados, tenemos publicaciones en Nature y Science, tenemos una elevadísima cifra de publicaciones por investigador (...) Fundamentalmente lo que se mide son datos de investigación y en investigación la verdad es que la comunidad universitaria lo está haciendo muy bien”, comenta el rector. Por eso se siente “optimista” y confía en que en “un breve plazo” –dice dos o tres años– la institución viguesa esté en lo más alto del citado ranking.

Una escuela abierta de formación permanente

Uno de los grandes aliados para conseguir tal fin será, según su parecer, el laboratorio de comunicaciones cuánticas que Zona Franca plantea para el complejo de inmuebles de López Mora. El consorcio –que ha lanzado un concurso para rehabilitar este lugar e incluir también un centro de negocios, otro de formación y una planta de chips– contará con la UVigo como socio en esta iniciativa. “Estamos bastante esperanzados con que este laboratorio va a tener impacto y nos va a ayudar en clasificaciones como la de Shanghái, ya que lógicamente vamos a traer investigadores de primerísimo nivel”, comenta sobre el proyecto que próximamente se ejecutará en los más de 9.000 metros cuadrados que antaño daban cobijo a la antigua sede informática de Caixanova, que acabó adquiriendo la institución de David Regades por 12,3 millones hace solamente dos años.

“Ahí creemos que vamos a tener un centro de atracción de talento que nos va a colocar como una universidad puntera a nivel europeo y mundial”, apunta Reigosa. En estas instalaciones, que acogerán el mejor plan arquitectónico para levantar un nuevo polo TIC en la ciudad, también habrá hueco para desarrollar el paradigma educativo lifelong learning (aprendizaje durante toda la vida). La entidad académica pretende crear una escuela abierta de formación permanente con la idea de ofertar cursos de diferente naturaleza y duración.

“Pensamos que se puede hacer muy bien en López Mora y estamos ilusionados en tener ahí unas aulas que nos podrían permitir mejorar esta formación, incluyendo incluso un programa universitario de mayores que podría ubicarse ahí. Estamos ahora mismo viendo las posibilidades de los espacios de los que podríamos disponer”, detalla el máximo responsable de la UVigo.

En este sentido, también entrarán en juego los microcréditos, mediante cursos que se puedan engarzar entre sí y den origen a títulos de más entidad a base de ir haciéndolos. “Creemos que el futuro va por ahí y así como en los campus de Ourense y Pontevedra tenemos espacios ya propios en los cuales podemos dar esta oferta, pensamos que en Vigo sería un buen sitio López Mora”, sentencia Reigosa.

Las datos de matriculación inicial arrojan satisfacción

Respecto a los datos del primer plazo de matrícula para el curso 2022/2023, la UVigo cuenta “en principio” con buenas cifras y también evidencia su satisfacción, aunque todavía no tiene “la imagen completa y fidedigna de cómo va a quedar”. Estos números no son de overbooking, pero sí son próximos al 99% de ocupación “con lo cual estamos bastante satisfechos”, resalta el rector. Pese a ello, recalca, todavía habrá que esperar unas semanas porque aún hay alumnos que pueden matricularse o viceversa.

Compartir el artículo

stats