Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La jueza concluye que los “Betas” son grupo criminal e imputa al líder y sus compinches

Ordena seguir la causa contra el cabecilla, los dos lugartenientes y otro joven | Al modo de las bandas latinas, estos pandilleros funcionaban de forma “jerárquica” y con “rangos

Grafitis en las escaleras de Vigo donde se reunían los “Betas”. | A.V.

Tras más de tres años de pesquisas, la magistrada acaba de dar por finalizada la investigación judicial contra los jóvenes pandilleros que se hacían llamar los Betas. Y lo que concluye es que estos chavales en su mayor parte de origen sudamericano, fundamentalmente de la República Dominicana, funcionaban como un grupo criminal. La jueza ordena continuar el procedimiento de cara a juicio contra cuatro de ellos y considera que, imitando las “características propias” de las bandas latinas, armaron una “estructura jerarquizada” con la finalidad de robar y agredir a otros chicos. Los imputados son el presunto líder, José Albany R.T.; sus lugartenientes, Anderlin Ariel E.V. y Enzo Ronaldo G.G.; y otro miembro del entramado que estaba en un escalón “inmediatamente inferior”, Jeffer Josues V.P. Junto al delito de integración en grupo criminal, estima que los hechos que finalmente se les pueden atribuir podrían constituir un delito de robo con intimidación y cuatro más –varios leves– de hurto.

Si en el caso de los otros pandilleros detectados en Vigo, los Chukis, la instrucción judicial se desinfló por completo al no poder atribuírsele el delito de grupo criminal, en el de los Betas la titular del Juzgado de Instrucción 5 de Vigo sí aprecia esta estructura. De ahí la importancia del auto judicial que acaba de dictar. La jueza concluye que durante 2017 y 2018 los cuatro investigados formaron este grupo integrado sobre todo por jóvenes de origen dominicano, muchos de ellos menores. Tenían su propio territorio, al que llamaron Bloque 30, en unas escaleras del barrio de Fátima, próximas a la calle Navarra, que se convirtió en su lugar de reunión. “Imitaban las características propias de las bandas latinas en cuanto a estética, vestimenta –ropa deportiva floja complementada con gorros o pañuelos–, expresiones gestuales, lenguaje, tatuajes, metodología y forma de relacionarse en sociedad como grupo”, refiere la resolución.

La magistrada relata que la finalidad de la banda era “la comisión reiterada de delitos contra el patrimonio, robos, hurtos, amenazas y lesiones”. Actuaban supuestamente de forma coordinada, con “superioridad numérica sobre la víctima”, y entre sus métodos estaban causar peleas como método de “distracción” para que otros miembros de la banda robasen o actuar en grupo de forma intimidatoria.

Simbología y grafitis

Para la magistrada no hay duda de que era un grupo “organizado” y con una “estructura jerárquica” que se materializaba en los distintos “rangos” de sus miembros. Según el auto, amenazaban “con muertos” en caso de que no se respetasen estos rangos, hacían referencia en sus canciones a la banda latina a la que imitan BLOKE30 y utilizaban simbología propia de las bandas Hand Sign, imitando sus saludos: tres dedos en forma de pistola o tres dedos con las puntas de corona. Los grafitis que también los caracterizaban tenían como fin “desplegar su poder” en las escaleras de la calle Navarra donde se reunían y donde se dejaban “ver y notar”.

UNO DE LOS GRAFITIS DE LA BANDA LATINA " LOS BETAS " CON LOS QUE PRESUNTAMENTE MARCABAN SU TERRITORIO, EN LA CALLE NAVARRA. | ALBA VILLAR

De todos los hechos que se investigaron, finalmente, a raíz de los atestados de la Guardia Civil, las declaraciones de los perjudicados y los testigos, e identificaciones en ruedas de reconocimiento, la jueza ve probados cinco robos de teléfonos móviles y otros efectos como dinero, un altavoz portátil o consolas de juego, ocurridos en julio, agosto y septiembre de 2018 en Baiona –en el parque de La Palma y en una conocida discoteca–, Cangas y Vigo.

LLEGADA A LOS JUGADOS DE VIGO DE PRESUNTOS MIEMBROS DE LA BANDA LATINA " LOS BETAS ". | ALBA VILLAR ALBA VILLAR

Archiva el caso con respecto a otros diez chicos: no eran “esenciales” en el entramado

La causa contra estos pandilleros sumaba más investigados, pero la jueza acuerda el sobreseimiento de las actuaciones respecto del delito de integración en grupo criminal en relación con estos otros jóvenes. En el caso de diez de ellos argumenta que “no consta debidamente acreditado el puesto que ocupaban” en los Betas: se relacionaban solo “episódicamente” con la banda, “sin constatado poder de decisión o ascendencia para incidir en su actividad”, no siendo esencial su contribución “al entramado asociativo”. Más particular es el supuesto de una joven que es hermana de uno de los considerados lugartenientes y que era novia del presunto líder: tras caerse desde un quinto piso el día de la operación policial desplegada por la Guardia Civil, sufrió severas e irreversibles lesiones, por lo que con respecto a ella se confirma el archivo ya acordado en 2020 por no estar “capacitada” para tomarle declaración como investigada. También se decreta el sobreseimiento en relación con toda una serie de hechos en los que o no se pudo determinar la autoría o fueron remitidos a la Fiscalía de Menores por no alcanzar la mayoría de edad los presuntos autores. Se trata de diversos robos de teléfonos móviles, un espisodio de daños en un autobús y otro más de lesiones ocurridos en ese mismo verano de 2018.

Compartir el artículo

stats