Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gestilar pone fecha al inicio de la obra del Barrio do Cura

Más del 60% de la promoción ya está comercializada - Se está tramitando la licencia

Imagen en la que se ve la ampliación del Paseo de Alfonso FdV

En el primer semestre de este año. Es la estimación para el inicio de las obras del nuevo Barrio do Cura, una intervención llamada a cambiar el ADN del corazón de la ciudad bajo el abrigo del fondo Autonomy Global Opportunities y la promotora Gestilar que llevará la firma del arquitecto Alfonso Penela. Presumirá de más de 260 nuevas unidades residenciales, de las cuales más de un 45% serán viviendas de tres y cuatro dormitorios “pensando en una convivencia familiar”, como indican en la página web del proyecto. Estrela, Lúa y Ardora serán los nombres de los tres edificios que lo compondrán, que estarán aderezados con comercio, zonas verdes, parques, plazas y movilidad mecánica para salvar las alturas.

Fuentes de la promotora avanzan que, en estos momentos, se está “tramitando la licencia” para poder empezar a construir este ámbito, que se concibe con el ambicioso propósito de recuperar el pulso de una zona actualmente en desuso en pleno centro de la urbe. “Es un desarrollo que Vigo lleva esperando 40 años. Una oportunidad de curar una herida abierta en el corazón de la ciudad reurbanizando una importante pieza libre de suelo urbano. Vamos a convertir el Barrio do Cura en un punto de encuentro para los ciudadanos que abarcará comercio, zona residencial y una variedad de espacios cívicos”, prometen los responsables.

Desde el Concello, concretan que los promotores ya han entregado los proyectos de compensación y urbanización y ya ha habido un trabajo de corrección. En estos momentos, los técnicos supervisan la última versión de estos proyectos. En cuanto tengan su visto bueno, se procederá a la aprobación inicial. Los siguientes pasos: exposición pública y petición de informes a las diferentes administraciones. Luego, llegaría la aprobación definitiva, escalón previo a la concesión de la licencia de obra. “Los proyectos se aprobarán inicialmente en las próximas semanas”, adelantan desde la entidad local antes de indicar que “está previsto que, antes de que termine el año, se estén ejecutando los trabajos”. Un escenario favorable permitiría acortar los plazos.

El interés que genera la vivienda nueva en Vigo, un bien escaso en la ciudad olívica debido, en parte, a la falta de un Plan Xeral de Ordenación Municipal (PXOM) actualizado, así como los atractivos que configurarán el cartel de bienvenida del Barrio do Cura, se transparentan en las cifras de comercialización del proyecto. Fuentes de Gestilar apuntan que el guarismo ya supera el 60%: es decir, seis de cada 10 viviendas ya están reservadas. “Estamos teniendo unos ritmos por encima de lo esperado”, apostillan. Los precios sin IVA van desde 216.000 euros –un piso exterior con terraza, de un dormitorio y una superficie de 80 metros cuadrados– hasta 711.000 euros – un piso de cuatro dormitorios, exterior, terraza y 207 metros cuadrados–.

Viaje por los secretos del Barrio do Cura de Vigo

Viaje por los secretos del Barrio do Cura de Vigo R. V.

En un vídeo publicado recientemente -el que se ve encima de estas líneas- en el que se muestra una recreación de cómo quedará el Barrio do Cura, se descubren algunos secretos. Se ve el aspecto que tendrá el vial entre Torrecedeira –que ya no terminará en un muro, como sucede ahora– y el Paseo de Alfonso a través de la calle Poboadores, así como el nuevo aspecto humanizado que lucirán Santa Marta y Llorente, que casi duplicarán su ancho actual para conceder más espacio a los peatones y comodidad a los conductores. También se recrea la forma en la que quedará integrada la fachada de la iglesia del asilo, así como los espacios públicos y los locales comerciales.

La plaza pública regalará impresionantes vistas a la ría olívica y permitirá ampliar el Paseo de Alfonso, que se duplicará. Dispondrá de zonas ajardinadas, como se puede ver en la recreación virtual, una lámina de agua en todo su perímetro hacia el mar y un área de soportales que generará una zona de encuentro y convivencia. Otra de las joyas que traerá bajo el brazo es un parque urbano arbolado entre la cota de O Berbés y la del Paseo de Alfonso, un espacio que “servirá de pulmón” en el centro de la ciudad “mejorando el ecosistema local y facilitando la movilidad de los peatones” de un lado a otro en esta parte de la urbe.

La fachada de la iglesias del asilo integrada FdV

El ámbito contará con un área comercial de unos 14.000 metros cuadrados con 300 plazas de garaje vinculadas, a las que se sumarán otras 300 correspondientes a un parking público destinado a residentes del Casco Vello, novedad que persigue dar solución a uno de los problemas eternos del barrio histórico: la falta de espacios para el estacionamiento de vehículos. Además, se construirán ascensores públicos para salvar las distancias con O Berbés y el Paseo de Alfonso. El nuevo Barrio do Cura, a su vez, permitirá conectar la fachada litoral con La Panificadora, cuya reforma está prevista, y, a continuación, con la falda de O Castro, uno de los pulmones verdes de la urbe.

Con la recuperación de este ámbito de unos 23.000 metros cuadrados, en el que se conservarán las pequeñas casas del Barrio do Cura, Vigo ganará casi 4.000 metros cuadrados de zonas verdes y áreas de ocio de uso público. Se plantarán 170 árboles, habrá casi 3.000 metros cuadrados de equipamiento público, una escuela infantil y un espacio público de 5.500 metros cuadrados. El porcentaje de vivienda protegida alcanzará el 30%, una cifra superior a la estipulada por la ley.

Los responsables del Barrio do Cura dejan claro que una de las banderas del proyecto es la sostenibilidad. Tendrá un sistema de autoproducción de energía eléctrica mediante más de 2.000 metros cuadrados de paneles fotovoltaicos y, según las simulaciones realizadas, los edificios ahorrarán hasta un 43% de agua y un 40% de energía respecto a un edificio ordinario.

Compartir el artículo

stats