El Juzgado de Instrucción 5 de Vigo ha ordenado a la Policía Nacional el volcado de los datos de varios teléfonos móviles pertenecientes al presunto autor del crimen de Benito Torreiro Sío, un profesor jubilado de 69 años que fue asesinado en su domicilio de la calle Areal el pasado mes de diciembre. También se investigará un ordenador de la víctima. Con esta pericial se trataría de ahondar, entre otros datos, en el tipo de relación que había entre la víctima y el detenido, ya que ambos se conocían.