La corporación municipal aprobó ayer en pleno extraordinario otorgar a FARO la distinción honorífica “Ciudad de Vigo”, por lo que el Decano de la prensa nacional se convierte de esta forma en la primera institución en recibir esta medalla, el máximo reconocimiento que puede conceder el Concello. FARO, cuyo primer ejemplar vio la luz en 1853 y que el próximo año cumplirá su 170 aniversario, mantiene, con sus seis ediciones diarias, una hegemonía en el sur de Galicia en cuanto su audiencia en papel. Al mismo tiempo, es líder en la comunidad en su versión digital, con casi seis millones de navegadores únicos.

La motivación de esta distinción a FARO se la encargó la propia Alcaldía de Vigo al cronista oficial de la ciudad, Ceferino de Blas, que señala que, “en el mundo, sólo una treintena de periódicos de gran y mediana tirada, de los que no llegan a media docena de los publicados en español, alcanzaron la antigüedad de FARO. Todos son de capitales o grandes ciudades como The Times en Londres, Le Figaro en París o el The New York Times”.

La distinción al Decano, que forma parte del grupo Prensa Ibérica que preside Javier Moll, salió aprobada con los votos a favor de los concejales del gobierno local y del PP, mientras que Marea de Vigo y BNG se abstuvieron.

El alcalde, Abel Caballero, elogió un honor de la “máxima importancia”, ya que se trata de un reconocimiento a “uno de los pilares de la historia de la ciudad”. “Es un diario con personalidad y línea propias, con independencia absoluta”, resaltó el regidor. La concejala del PP Teresa Egerique quiso felicitar también a aquellos que apostaron por FARO “en los momentos más difíciles, pues son las personas las que toman las decisiones, y hoy Prensa Ibérica es un gran grupo que tiene a Vigo como bandera, porque así lo quiso en un momento determinado Javier Moll”. El concejal del BNG, Xabier Pérez Igrexas, criticó por su parte que no se consultase esta propuesta “con el resto de fuerzas políticas que también representamos a la ciudad”.

El Concello aprobó la creación de la distinción honorífica “Ciudad de Vigo” en el pleno celebrado el 28 de febrero de 2018. El galardón se concede en casos excepcionales y no tiene una periodicidad fija.