Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Emenasa renuncia a la nave de Fribesa casi 3 años después y obliga a un nuevo concurso

El Puerto lanza una nueva licitación por los 3.330 m2 de Frigoríficos del Berbés, un punto negro en la recuperación de Beiramar | La sociedad del grupo García Costas se impuso en 2019 a Pernas en la pugna por las instalaciones

La antigua nave de Frigoríficos Berbés en Beiramar. Marta G. Brea

Emenasa tira la toalla en Fribesa. La compañía del grupo García Costas, que a mediados de 2019 se adjudicó la concesión de los más de 3.300 metros cuadrados –con proyección de planta– de Frigoríficos Berbés para convertir las instalaciones de Beiramar en un centro industrial vinculado, entre otras ramas de actividad, a la eólica, ha renunciado a ese derecho pese a las prórrogas solicitadas a lo largo de los últimos tres años, lo que obliga ahora al Puerto a volver a sacar a concurso la nave, uno de los puntos negros que lastran la recuperación de la fachada marítima. La de Emenasa es la segunda espantada que sufre la antigua Fribesa, a la que también renunció la cadena alemana de distribución Lidl para abrir un supermercado en la zona, que recayó finalmente en la planta de ToysRUs en Jacinto Benavente.

El proyecto industrial de Emenasa lleva meses en vía muerta, en parte por el impacto de la crisis del COVID en la actividad de la compañía pero también por las condiciones impuestas por Urbanismo para cualquier actuación en la nave, que sufrió un voraz incendio en 2011 que dio la puntilla a la antigua concesionaria y desde entonces se mantiene en estado de abandono. Otras fuentes apuntan a que el grupo García Costas quiere reagrupar la actividad de sus empresas en un polígono del área para optimizar sus recursos y ganar eficiencia.

El declive de un gigante

1. Dos incendios para dar la puntilla a la planta

Fribesa sufrió dos grandes incendios, en 2011 y 2013, que supusieron el punto y final a la actividad de la planta. Desde entonces está abandonada.

2. Lidl, primer interesado y primera renuncia

La cadena alemana Lidl fue la primera empresa interesada en la nave, para abrir un “súper” en la zona. Al final trasladó su proyecto a Jacinto Benavente.

3. Puja entre Emenasa y Comercial Pernas

En 2019, Emenasa y el grupo Comercial Pernas compitieron para hacerse con los 3.330 m2 de la parcela. El Puerto falló a favor de la firma de Gª Costas.

4. Renuncia tras varias prórrogas

Finalmente, y pese a varias prórrogas concedidas por el Puerto, Emenasa renuncia a la concesión, que volverá a salir a concurso este mismo año.

Emenasa, grupo Pernas y Lidl

Por la antigua Fribesa compitieron en 2019 Emenasa y el grupo Comercial Pernas, que al otro lado de la calle Severo Ochoa puso en marcha ese mismo año el Centro Loxístico Porto de Vigo (CLPV), donde antes operaban Pescanova y Pescapuerta. Y el Puerto, en una decisión que ya entonces no se entendía en determinados sectores portuarios –lo más lógico sería destinar Fribesa también a la logística del frío para consolidar un polo industrial en Beiramar–, falló a favor de la compañía de García Costas.

Ahora la situación de Frigoríficos Berbés vuelve a la casilla de salida después de que Emenasa haya renunciado a la concesión, ante lo que el Puerto prevé en la próxima reunión de su consejo de administración sacar ya de nuevo concurso las instalaciones. El punto negro de Fribesa contrasta con la recuperación en Beiramar de la antigua nave comercial y logística de Freiremar, íntegramente rehabilitada, también tras un incendio, por Atunlo (participada por la viguesa Comercial Pernas, Inpesca y Pevasa) y Frigalsa (Grupo Iberconsa); y con el que se ha convertido en el primer centro de negocios pesquero de España, CLPV –impulsada, de nuevo, por Comercial Pernas–.

El próximo consejo de administración del Puerto vigués, que se celebra este viernes, prevé aprobar también una prórroga de quince años (hasta 2040) de la concesión del parking robotizado de A Laxe a favor de la Zona Franca, que a cambio proyecta una inversión de 1,6 millones de euros para convertir el subterráneo en un aparcamiento convencional, en lo que es un paso más entre la alianza suscrita entre el Consorcio y Praza da Estrela.

Este acuerdo será el fin del que fue el segundo parking robotizado de España. Inaugurado el 28 de octubre de 1999, el sistema sufrió constantes averías y problemas técnicos que disparaban sus ya de por sí elevados costes de mantenimiento. Su licencia fue otorgada en 1995 por un período de 30 años, aunque lleva cerrado desde el verano de 2018 al quedar obsoleto dicho sistema.

Comité de bienestar portuario

El presidente del Puerto, Jesús Vázquez Almuiña, anunció ayer la creación de un Comité de Bienestar Portuario con el objetivo de “dar ejemplo” y coordinar todos los medios necesarios para ofrecerles “la mayor atención posible”. El Edificio de Sesiones acogió una primera toma de contacto entre los principales organismos que formarán parte de este futuro Comité de Bienestar Portuario, y entre los que se encontraban responsables del Puerto olívico, Policía Local y Nacional, Guardia Civil, Capitanía y Salvamento Marítimo, Instituto Social de la Marina, el Centro de Atención al Marino de Vigo (Stella Maris), la ONG Accem, la Federación Internacional de Transporte (ITF), Cruz Roja, el Hospital Álvaro Cunqueiro, armadores, cofradía de pescadores y la Fundación para la pesca y marisqueo (Fundamar), entre otros.

El acto contó con la participación –en modo virtual– de Ricard Rodríguez, responsable de Stella Maris Barcelona, quien relató la experiencia de la ONG en la ciudad condal y abogó por la importancia de la “sostenibilidad social” y de acompañar y orientar a los marinos bajo el lema de “un hogar lejos del hogar” para lograr que el puerto “sea más humano”.

El futuro Comité de Bienestar pretende ser un lugar de encuentro basado en el diálogo fluido y donde se dé solución a los múltiples obstáculos a los que tiene que enfrentarse este colectivo día a día. En definitiva, facilitar el acceso de los trabajadores del mar a los servicios en tierra, mejorarlos y detectar nuevas necesidades para facilitar así la estancia en el Puerto y la ciudad.

Maersk estudia ampliar su actividad en Vigo... por tren


La mayor empresa de transporte de mercancías por mar del mundo ya planifica aumentar su presencia en Vigo a través del ferrocarril. Maersk, compañía de referencia en el sector y con varios servicios aún en el puerto de la ciudad tras su “huida” al de Marín en 2017, estudia extender a la terminal de Guixar el servicio que inauguró entre el puerto de Algeciras y el de la ría de Pontevedra la semana pasada para el transporte de pesca congelada.

Así lo confirmo su responsable, Borja Pelayo, quien apunta a los cuellos de botella de los feeders como principal motivo para la puesta en marcha de este tren. Estos convoyes pueden transportar hasta 26 contenedores en cada viaje, lo que supone una disminución de hasta el 30% de las emisiones de CO2 a la atmósfera. Además de la reducción de la huella de carbono, desde la compañía destacan la fiabilidad desde el punto de vista logístico y metereológico del ferrocarril en comparación con las rutas marítimas.

Según relata su Refeer manager para España, se trata de una alternativa “eficiente, regular y fiable” al tener las conexiones 100% preestablecidas en contraposición con las posibles inclemencias del tiempo. Pese a comenzar con una sola frecuencia que parte el miércoles y tras 36 horas llega el viernes a Marín, dentro de sus planes está la activación de una segunda salida este mismo trimestre. Con el material rodante empleado ahora mismo podría llegarse hasta las tres frecuencias semanales si la demanda lo requiere. En cualquier caso, Pelayo confirma que ninguna de ellas haría parada en ambas terminales situadas a 30 kilómetros. Desde la compañía señalan que la industria gallega y su demanda está creciendo más rápido que sus infraestructuras, lo que obliga a estudiar alternativas así. Según relatan, esta modalidad permite tramitar la mercancía en los Puestos de Inspección Fronteriza una vez ya está en circulación, reduciendo los tiempos de espera en Aduanas.

Compartir el artículo

stats