Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gran Vigo

El rodeo extra para los trenes de Vigo que supondrá la llegada del AVE a Santiago

La Xunta solicitará el cambio de ancho de la vía desde Ourense, obligando a todos los servicios a pasar por un nuevo cambiador

Llegada del tren de alta velocidad entre Ourense y Madrid BRAIS LORENZO

La operativa del ferrocarril en Galicia vigente desde el pasado 21 de diciembre podría sufrir una nueva revolución en la que Vigo y la provincia de Pontevedra se verían seriamente perjudicadas. Durante la celebración del Foro AVE Madrid-Ourense celebrado en la ciudad de las Burgas el pasado viernes, el presidente de la Xunta anunciaba su deseo de que el Ministerio de Transportes permitiera la llegada de estos trenes de Alta Velocidad hasta Santiago como próximo objetivo con una medida urgente.

Alberto Núñez Feijóo reclamaba a Adif el cambio de ancho de la línea entre ambas ciudades del ibérico actual (1668mm) al internacional (1435mm) ya que, según explicó con una metáfora, “ el AVE ha hecho un camino peregrino que se hace en el Xacobeo aunque no ha hecho más que entrar a Galicia y Ourense, pero no ha llegado al Obradoiro”.

A Coruña

SANTIAGO

Estación

de Santiago

y nuevo cambiador hacia A Coruña

Propuesta

de la Xunta para llevar

el AVE

a Santiago

Eje Atlántico en ancho ibérico

155 km

Lugo

Santiago

de Compostela

BAIPÁS

No tiene espacio para un cambiador de ancho

Línea entre Ourense y Santiago,

actualmente en ibérico y que la Xunta pide cambiar a internacional 88 km

Futura variante de Ourense, actualmente operada en ancho mixto

Pontevedra

Ourense

Línea Madrid-Ourense

en ancho internacional inaugurada en diciembre

VIGO

Taboadela

Simón Espinosa

Propuesta de la Xunta

para llevar el AVE a Santiago

SANTIAGO

Estación

de Santiago

y nuevo cambiador hacia A Coruña

BAIPÁS

No tiene espacio para un cambiador de ancho

A Coruña

Simón Espinosa

Eje Atlántico en ancho ibérico

155 km

Línea entre Ourense y Santiago,

actualmente en ibérico y que la Xunta pide cambiar a internacional 88 km

Santiago

de Compostela

Futura variante de Ourense, actualmente operada en ancho mixto

Pontevedra

Ourense

Línea Madrid-Ourense

en ancho internacional inaugurada en diciembre

VIGO

Taboadela

A Coruña

SANTIAGO

Estación

de Santiago

y nuevo cambiador hacia A Coruña

Propuesta

de la Xunta para llevar

el AVE

a Santiago

Eje Atlántico en ancho ibérico

155 km

Lugo

Santiago

de Compostela

BAIPÁS

No tiene espacio para un cambiador de ancho

Línea entre Ourense y Santiago,

actualmente en ibérico y que la Xunta pide cambiar a internacional 88 km

Futura variante de Ourense, actualmente operada en ancho mixto

Pontevedra

Ourense

Línea Madrid-Ourense

en ancho internacional inaugurada en diciembre

VIGO

Taboadela

Simón Espinosa

En la actualidad, este tipo de trenes solamente llegan en territorio gallego hasta las dos vías situadas con topera en la estación de Ourense, ya que el Administrador de Infraestructuras no consideró rentable “crear una isla UIC” en Galicia al no estar completada la variante de 17 kilómetros hasta Ourense. De esta forma, los icónicos “patos” no continúan su viaje hasta el resto de ciudades, algo que sí hacen los Alvia que utilizan el cambiador de ancho ubicado en Taboadela.

1- El by-pass del Conxo no servirá

Esta vía de 1,1 kilómetros que conecta el Eje Atlántico con la línea hacia Ourense al sur de Santiago no permite la instalación del cambiador

2-12 minutos extra en Santiago

Los Alvia procedentes de la provincia de Pontevedra deberán acceder a la estación compostelana, salir en dirección norte e invertir la marcha.

3-Migración de la red interior

Adif no contemplaba este cambio de ancho hasta la próxima década, ya que afectaría a las mercancías.

Inutilización del by-pass

La prolongación de 88,2 kilómetros de estas vías hasta la capital gallega obligaría a la construcción de un nuevo cambiador en su salida norte de la estación, siendo empleada por los Avant que conectan A Coruña con Ourense o los Alvia que continúen hacia el norte de la provincia. Sin embargo, los trenes procedentes desde la provincia de Pontevedra se verían obligados a acceder a la estación compostelana con un desvío de 12 minutos.

Desde el pasado verano, los Alvia directos a la ciudad olívica viajan desde la estación de Urzáiz por el Eje Atlántico hasta el sur de Santiago, donde aprovechan el by-pass del Conxo construido 2,5 kilómetros antes de la estación para retomar el camino hacia el sur.

Este itinerario fue evitado durante años por Renfe dado que apenas mejora en 20 minutos los tiempos de la decimonónica vía del Miño, aunque permite dar servicio a Vilagarcía de Arousa y centralizar conexiones en el complejo Vialia.

Sin embargo, esta escueta ganancia desaparecería con las nuevas condiciones que implicarían la propuesta de la Xunta. La nueva maniobra incluiría tres minutos de parada comercial, cuatro minutos de trayecto hacia dicho cambiador y otros cinco de inversión de marcha.

  • Vigo estrena 14 conexiones por tierra con Madrid entre Alvia, enlaces y el autobús

La solicitud no coge por sorpresa a Adif, pero sí le supone un grave trastorno a su planificación respecto a la migración de vía. La aparición de los trenes de ancho variable –como el Avril, que circulará a 350km/h con 500 plazas a partir del próximo año– aplazaba este problema hasta la próxima década como mínimo. Para hacer más sencillo el proceso de renovación, los 155 kilómetros que conectan A Coruña con Vigo se instalaron con traviesas polivalentes que permitirían “estrecharse” en un tiempo casi testimonial.

Lastre a las mercancías

Esta problemática respecto al ancho de vía no se limita a los trenes de alta velocidad que parten hacia la Meseta, sino que condicionan toda la operatividad en dos servicios claves a nivel social y económico: regionales y mercancías.

El Eje Atlántico inaugurado en 2015 comparte amplios tramos con estos trenes, más lentos y con menor frecuencia de paso, al desmantelarse la línea antigua que circulaba por dichos recorridos. Tan solo algunas excepciones como Cesantes, Portela, Catoira o Padrón sobreviven con paradas al margen de los servicios más rápidos.

  • El motor vigués resucita el tren de mercancías en Galicia

Ramales como los accesos a los puertos de Guixar (10,4 kilómetros desde Redondela), Marín o Coruña-San Cristóbal tendrían que instalar estos aparatos que permitan pasar de las vías en ibérico a las de ancho internacional; una medida a todas luces ineficiente en términos económicos y de explotación.

Los servicios AVE operados actualmente con los S-112 cuentan con 365 plazas y recortan media hora de trayecto entre la capital de España y Ourense respecto a los Alvia. Su ampliación hasta Santiago abriría la puerta a un aumento de frecuencias –2 diarias por sentido actualmente– o la entrada de nuevos operadores como la francesa Ouigo, ya que no disponen de trenes capaces de circular por ambos tipos de vía.

A su vez, está previsto que en el mes de abril se inaugure el túnel entre Chamartín y Atocha que permita conectar toda la red estatal de alta velocidad. De esta forma, podrían ofrecerse servicios transversales hacia Levante y Andalucía, con un tiempo inferior a las 5 horas y sin necesidad de cambiar de tren.

Compartir el artículo

stats