Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La policía halla huellas de unas zapatillas que sitúan al detenido en el piso de Areal

Prisión provisional por un presunto delito de asesinato para el único investigado | El joven, de 21 años, tenía las llaves de casa y el móvil del profesor jubilado, de 69

El detenido por el crimen del profesor jubilado de Areal es enviado a prisión. / R. Grobas

Poco a poco el cerco se ha ido cerrando sobre el único detenido por el crimen del profesor jubilado, encontrado sin vida el pasado martes en su piso de la calle Areal. La Policía ha podido situar al joven D. M. C., de 21 años, en la escena del crimen, gracias a unas huellas de zapatillas

Según fuentes cercanas a la investigación, las huellas de una zapatillas de deporte encontradas cerca del cadáver del profesor Benito Torreiro Sío, de 69 años, corresponden con un calzado que el investigado tendría en su maletero.

Además, el joven monfortino tenía también en su poder las llaves y el móvil de la víctima.

El detenido por el crimen del profesor jubilado de Areal es enviado a prisión. Ricardo Grobas

Estas circunstancias incriminatorias, junto con el hecho de que el joven viajase con la documentación y la tarjeta bancaria de la víctima, habrían pesado para que la magistrada del Juzgado de Instrucción número 5 de Vigo ordenase ayer enviar a prisión provisional comunicada y sin fianza al joven, que será juzgado acusado de un delito de homicidio agravado, es decir, asesinato. La causa ha sido declarada como secreta.

La Policía Nacional agotó prácticamente las 72 horas disponibles de arresto antes de poner a disposición judicial al detenido, que entró en los juzgados de Vigo al filo de las 16.30 horas y salió en el furgón de la Guardia Civil más de cinco horas después con destino a la cárcel de A Lama. El hombre se acogió a su derecho a no declarar. 

El hermetismo en los juzgados ayer era máximo y también el abogado Javier Leiro que asistió de oficio al detenido, explicaba a la prensa que no podía dar ningún detalle del procedimiento, ya que se encuentra bajo secreto de sumario.

El joven se enfrentará a un juicio por el asesinato de Benito Torreiro, maestro de educación infantil jubilado, cuyo cuerpo fue hallado sin vida el pasado martes, 4 de enero, con evidentes signos de violencia. La autopsia reveló que la víctima falleció a causa del corte de más de 15 centímetros sufrido en el cuello, pero el cuerpo presentaba también numerosas heridas de arma blanca en pecho y brazos, así como un fuerte golpe en la cabeza.

La autopsia también confirmó que el hombre podría llevar muerto más de un semana, desde el día 27 aproximadamente.

Junto al cadáver se hallaron dos cuchillos de cocina manchados con sangre. La cerradura no estaba forzada y la casa no estaba revuelta. La Policía científica tomó muestras de ADN de las armas, que ya se han enviado para análisis.

En la cocina se encontraron platos, pocillos y vasos de una comida o cena anterior, posiblemente compartida, pero estas circunstancias no han sido esclarecidas.

La autopsia reveló que la víctima murió degollada alrededor del 27 de diciembre

El acusado es un joven de Monforte de Lemos, de 21 años, que fue parado por la Guardia Civil en un control tráfico en el peaje de la AP-53 en Silleda. El nerviosismo mostrado por el joven ­–viajaba acompañado por otro hombre– durante este control rutinario disparó las alarmas en los agentes, que procedieron a pedirle la documentación. La sospechas tuvieron su confirmación cuando comprobaron que el joven portaba el DNI y otros documentos personales de la víctima, como una tarjeta de crédito, un hecho que el acusado excusó explicando que eran de un familiar. Además, en el maletero encontraron diversos paquetes y compras hechas con esta tarjeta bancaria. Ante este hallazgo la Guardia Civil dio aviso a la Policía Local y a la Policía Nacional, que se encargaría de la investigación al encontrarse Vigo en su demarcación.

Tras la detención del único sospechoso, la policía llevó a cabo decenas de interrogatorios, desde el miércoles, tanto al entorno de la víctima como del acusado.

Compartir el artículo

stats