Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La autopsia revela que el profesor de Areal murió degollado hace más de una semana

Hallados dos cuchillos de cocina manchados con sangre en el salón | En la cocina había restos de una cena o comida compartida | El detenido pasa hoy a disposición judicial

Edificio de la calle Areal donde vivía la víctima y fue hallado su cuerpo sin vida; en el recuadro, Benito Torreiro Sío. R. Grobas / FDV

Una profunda incisión, de entre 15 y 18 centímetros de profundidad, fue la principal causa de la muerte del profesor jubilado vigués Benito Torreiro Sío, cuyo cuerpo fue hallado sin vida el pasado martes, 4 de enero a última hora de la tarde en su piso de la calle Areal. La autopsia realizada al cadáver el miércoles revela también que el cuerpo del hombre, de 69 años, podría llevar muerto varios días, por lo menos desde el día 27.

El cuerpo se encontraba en el salón de su vivienda sobre un charco de sangre, y junto al cadáver fueron hallados también dos cuchillos de cocina manchados de sangre. Concretamente un cuchillo completo y la hoja de otro, que habría perdido el mango. Además, el cuerpo presentaba numerosa heridas de arma blanca en el pecho y golpes en la cabeza. La policía científica recogió muestras de ADN de las armas encontradas, cuyo análisis podría determinar la implicación del presunto autor de los hechos.

En la escena de este crimen, sobre el que están todas las hipótesis abiertas, los agentes encontraron también muestras evidentes de que el profesor compartió una comida o una cena con alguien antes de morir, puesto que en la cocina había pocillos, platos y vasos manchados con restos de bebida y comida. Por lo demás, las fuentes consultadas aseguran que la puerta no había sido forzada y el interior de la vivienda no estaba revuelto.

La Policía Nacional de Vigo está investigando los hechos y, de momento, todas las pruebas apuntan al único detenido, un joven gallego de 21 años acusado de homicidio doloso y suplantación de identidad, que hoy pasará a disposición judicial. Previamente, la unidad de homicidios tomó declaración a numerosas personas del entorno de la víctima para intentar esclarecer las causas del suceso. Fuentes de la investigación informaron de que no se descartan nuevas detenciones.

El joven reconoció que conocía al profesor jubilado y que había estado en su casa, pero se desconoce la supuesta relación que habría entre ambos. Las diligencias se encuentran bajo secreto de sumario y la instrucción corresponde al Juzgado de Instrucción Número 5 de Vigo.

En un control

El único detenido es un joven de Monforte de Lemos, de 21 años, que fue parado por la Guardia Civil en un control tráfico en el peaje de la AP-53 en Silleda. El nerviosismo mostrado por el joven ­–viajaba acompañado por otro hombre– durante este control rutinario disparó las alarmas en los agentes, que procedieron a pedirle la documentación. La sospechas tuvieron su resultado cuando comprobaron que el joven portaba el DNI y otros documentos personales de la víctima, como una tarjeta de crédito, un hecho que el acusado excusó explicando que eran de un familiar. Además, en el maletero encontraron diversos paquetes y compras hechas con esta tarjeta bancaria. Ante este hallazgo la Guardia Civil dio aviso a la Policía Local y a la Policía Nacional, que se encargaría de la investigación al encontrarse Vigo en su demarcación.

El único detenido es un joven gallego de 21 años que usó la tarjeta de la víctima

Los agentes acudieron a última hora del martes al domicilio que figuraba en el DNI y, al no poder contactar con el propietario, avisaron a sus familiares, que fueron finalmente los que fueron a abrir la puerta del inmueble situado en la calle Areal, 136.

Allí hallaron el cadáver del profesor de educación infantil jubilado, Benito Torreiro Sío, con evidentes signos de violencia. La víctima no tenía antecedentes penales. Era un profesor jubilado de educación infantil, soltero y sin hijos.

Torreiro era muy querido tanto por sus compañeros como por los padres y alumnos, según relataron algunos de los profesores que coincidieron con él en el Colegio Escultor Acuña, en la zona de Coia. Fue afiliado de UGT desde principios de los 80 y en el 2002 asumió el cargo de secretario general de la Federación de Educación (FETE) de UGT en Vigo. Además, también fue afiliado del partido socialista, partido con el que se presentó de número 2 para las elecciones municipales en 2003 en el concello de As Neves.

Compartir el artículo

stats