Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Responsables del Álvaro Cunqueiro llaman a la prudencia en el puente para evitar contagios

Alberto Fernández, jefe de neumología, Dolores Vila, responsable de la UCI, Maite Maza, jefa de Urgencias, y María Teresa Pérez, coordinadora de la planta COVID, ayer en el exterior del hospital vigués.

Preocupación, descontrol y agotamiento físico y mental. Son las tres palabras con las que los profesionales del Hospital Álvaro Cunqueiro definen la situación epidemiológica actual en el área sanitaria de Vigo, que en la jornada de ayer superó la barrera de los 2.000 casos activos de COVID.

Los profesionales muestran gran preocupación tras superar ayer la barrera de los 2.000 positivos | La inquietud es mayor al haberse registrado ya los primeros casos de gripe

Con un incremento exponencial en el número de positivos diarios, la sexta ola de la pandemia dibuja un escenario “desalentador” en la víspera del puente de la Constitución y a tan solo tres semanas de las celebraciones de Navidad, y es que el área sanitaria ya acumula 2.033 infecciones activas, un cómputo global marcado por un ritmo de contagios muy elevado, ya que en la jornada de ayer fueron detectados 253 nuevos positivos.

La incidencia acumulada en el caso concreto del municipio vigués se sitúa en la actualidad en los 227,8 nuevos casos por cada 100.000 habitantes a la semana y con 373,4 nuevos casos por cada 100.000 habitantes a 14 días, unos valores que suponen la inclusión del concello en la horquilla de los que se encuentran en riesgo alto.

  • Clamor de los médicos gallegos contra los sanitarios negacionistas

Aunque la vacunación está modulando la afectación del virus entre la población, la realidad es que entre los profesionales existe ya gran inquietud y preocupación ante el volumen de nuevos casos e ingresos.

De izquierda a derecha: María Teresa Pérez, Maite Maza, Dolores Vila y Alberto Fernández

Inquietud en el hospital

Así lo indica la coordinadora de la planta COVID del Cunqueiro, María Teresa Pérez, quien apunta que “es cierto que si la población no estuviera vacunada la situación en el hospital sería cinco veces peor, pero nos enfrentamos a la realidad de que hace un año la curva en estas fechas incluso tenía una ligera tendencia a la baja y ahora mismo está en ascenso, con el hándicap de que este año están circulando virus respiratorios y ya estamos registrando los primeros casos de gripe. Este hecho es preocupante, por una parte, porque desconocemos cómo puede comportarse el organismo ante una coinfección y, por otra, porque a nivel asistencial se nos están acumulando los pacientes COVID con los que son habituales en la época de otoño e invierno, algo que el año pasado no vivimos”.

En la jornada de ayer, el ala habilitada para albergar a pacientes con positivo activo contaba ya con prácticamente la mitad de camas disponibles ocupadas, puesto que había 21 personas ingresadas, y el total en el área sanitaria asciende a 55, incluyendo también los 13 pacientes graves en la UCI del Cunqueiro y otros dos en la de Povisa.

Los datos de las últimas 24 horas

  • Pacientes activos: 2.033 (+192 en 24 horas).
  • Pacientes en aislamiento domiciliario: 1.978 (+187 en 24 horas).
  • Pacientes en hospitales: 55 (+5 en 24 horas).
  • Pacientes en planta: 40 (+2 en 24 horas).
  • Pacientes en UCI: 15 (+3 en 24 horas).
  • Fallecidos desde inicio de la pandemia: 481 (sin cambios en 24 horas).
  • Curados desde inicio de la pandemia: 37.731 (+67 en 24 horas).
  • Número de contagios desde inicio de la pandemia: 40.245 (+253 en 24 horas).
  • PCR realizadas desde inicio de la pandemia: 654.274 (+2.773 en 24 horas).

Precisamente, la jefa de la UCI del hospital público de Vigo, Dolores Vila, analiza que “alcanzamos ya unas cifras muy feas y, de hecho, vamos a tener una reunión porque vamos a tener que reforzar la UCI.

“Alcanzamos ya unas cifras muy feas y vamos a tener que reforzar la UCI”

Dolores Vila - Jefa de la UCI

decoration

Los pacientes que ahora mismo están ingresados son jóvenes, de un perfil muy variado y en el servicio estamos muy preocupando ante el avance de esta ola. Personalmente, tengo la misma sensación que al principio de la pandemia, porque hay un descontrol, pero con el agravante del agotamiento físico y mental que tenemos los profesionales, que llevamos casi dos años de sobrecarga. Ahora viene el puente y estamos aterrados, por eso pedimos “sentidiño” no, ¡sentidazo!”.

Los jefes médicos Alberto Fernández, Dolores Vila, Maite Maza y Mª Teresa Pérez. |

Otro de los servicios que se ve afectado directamente por el importante aumento de casos es el de Neumología, puesto que en coordinación con Medicina Interna, asume los cuidados intermedios de pacientes COVID.

“Estamos en el inicio de una ola muy potente y no debemos relajarnos”

Alberto Fernández - Jefe de Neumología

decoration

El responsable de esta especialidad, el doctor Alberto Fernández, comenta que “estamos en el inicio de una ola muy potente y no debemos relajarnos. Hace un año la evolución epidemiológica era mejor y el pico se registró en el mes de enero, pero es que ahora mismo no sabemos cuándo se va a alcanzar el punto álgido de la curva”. Asimismo, el jefe de Neumología del Cunqueiro apunta que “hace tan solo unos días registrábamos ingresos de hasta 250 personas, debido a la circulación de otros virus respiratorios, y estas cifras son normales en enero, no ahora, por lo que recordamos a la población que la pandemia no ha pasado y pedimos que en el puente y en las fiestas cumplan con las medidas, que limiten la interacción social”.

En primera línea

En este puente, sin duda alguna, uno de los servicios que jugará un papel crucial a la hora de dar respuesta asistencial a la sexta ola será el de Urgencias.

“En el puente seremos nosotros la puerta de entrada y eso nos angustia”

Maite Maza - Jefa de Unidad de Urgencias

decoration

Desde allí, la jefa de la unidad de adultos, la doctora Maite Maza, insiste en que “estamos registrando mucha demanda de patología no COVID y, ante el incremento de positivos, nos preocupa que Urgencias llegue a saturarse, porque entonces, aunque haya un circuito de seguridad para frenar los contagios, es cierto que puede aumentar el riesgo, por eso pedimos que lo que no sea urgente, tenga paciencia y espere. En el puente seremos nosotros y los PAC la puerta de entrada y eso nos angustia, porque la situación está disparada y estamos derrotados”.

“Primaria está soportando un gran peso y si la sexta ola sigue así estaremos en fuera de juego”

Luis López Villar - Nuevo jefe de servicio del centro de salud de Teis

decoration

Acaba de estrenar su cargo como jefe de servicio del centro de salud de Teis y entre los grandes retos que tendrá que asumir a partir de ahora se encuentra el de hacer frente al avance de la sexta ola de la pandemia. El doctor Luis López Vilar confiesa que, al igual que en hospitalaria, en Atención Primaria los profesionales están “asustados” ante el elevado ritmo de contagios que están detectando porque, según afirma, “vemos lo que se nos viene encima”.

Luis López Villar - Nuevo jefe de servicio del centro de salud de Teis FdV

Este facultativo explica que “la progresión de la pandemia está siendo exponencial, ya que hasta hace unas semanas estábamos diagnosticando unos cinco o seis casos diarios, pero es que ahora mismo estamos detectando ya una media de 30 al día, y esto solo en nuestro centro de salud. Por otra parte, ya contamos con que esta cifra se elevará a los 50 diarios a partir del puente”.

El jefe de servicio de este centro de salud de la ciudad hace especial hincapié en que “Primaria está soportando en la actualidad un gran peso, porque al haber un mayor número de casos, pero de menor gravedad, la carga asistencial realmente recae sobre nosotros. Además, veníamos de una fase tranquila, por lo que si la sexta ola sigue así, estaremos en fuera de juego, ya que a esta realidad se suma la falta de personal en los centros de salud, que los profesionales tienen días pendientes y que hay bajas. Son unas fechas complicadas y los sanitarios debemos hacer un gran esfuerzo”.

En este sentido, al igual que sus compañeros del hospital, el doctor López Vilar hace un llamamiento a la prudencia y a la responsabilidad individual y colectiva, puesto que “parece que la gente tiene la sensación de que la pandemia ya pasó, pero no es así. Hay una falsa seguridad con la vacunación, porque creen que no pueden contagiarse ni contagiar, y eso no es cierto. En estas fiestas pedimos evitar las aglomeraciones, que se limiten los contactos y que no falte la mascarilla por el bien de todos”, apuntó.

Compartir el artículo

stats