Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Metalships, a por el “megayate” fantasma

El "megayate" amarró en Metalships en la tarde del viernes. Ricardo Grobas

El futuro del megayate que arribó a Vigo remolcado y a medio construir a principios de mes empieza a aclararse. Por lo menos, ya tiene un muelle de amarre. Tras deambular entre Marina Davila o el muelle comercial y tras descartar amarres en Hijos de J. Barreras o la antigua Factorías Vulcano, la embarcación de lujo de 81 metros de eslora ha recalado finalmente en Metalships & Docks, astillero que quiere culminar la obra para su nuevo armador. Según ha podido saber FARO, la compañía del Grupo Rodman no aspira tan solo a llevar a cabo unos “retoques menores” en el casco que ya han sido contratados, sino que está en conversaciones con el nuevo dueño de este yate de exploración y el bróker que lo lleva, la firma IYC, para adjudicarse el refit completo. De cerrar el pedido, el barco pasaría a engrosar la lista de buques de lujo realizados por el naval vigués y, en concreto, sería el segundo megayate del astillero de Teis tras el Maybe.

La historia de la embarcación es muy conocida en el sector. Ideado en 2009 por la firma estadounidense Palmer Johnson (de ahí la iniciales de su antiguo nombre, PJ World), fue concebido como el primero de tipo explorer de la marca, con diseño exterior e interior de la firma italiana Nuvolari Lenard y propulsión a cargo de Rolls-Royce Marine.

A lo largo de sus 81,5 metros de eslora y 14,5 de manga, la embarcación tendría alojamiento para 14 invitados en siete camarotes, jacuzzi, helipuerto, garaje submarino y otra serie de lujos para su futuro armador. La construcción finalmente comenzó en Noruega y todo iba sobre ruedas, con una fecha de entrega prevista para 2012. Sin embargo, todo cambió cuando su dueño, que según diversos medios era un millonario ruso, falleció de forma repentina. Desde entonces el barco permaneció amarrado en uno de los fiordos, en el astillero Westcon.

El "megayate" conocido como "PJ World", en Metalships. Cedida

Tras permanecer varios años en venta –la última referencia eran 105 millones de euros– un millonario americano apostó por el barco y ahora está en plena búsqueda de una atarazana. En este sentido, fuentes de IYC confirmaron a este medio que el nuevo dueño “ha atracado el barco en Vigo hasta que se encuentre un astillero adecuado”. Y ahí es de donde quiere estar Metalships.

Recreación del barco ya finalizado en su diseño original. Palmer & Johnson

Si bien las mismas fuentes también confirman que “España es una opción, pero no la única”, lo cierto es que el expertise del naval gallego en este tipo de buques hace que los astilleros locales ganen enteros para este tipo de pedidos. La factoría de Grupo Rodman puede presumir de haber completado con éxito el Maybe, yate de 59 metros, y el imponente velero Sea Cloud Spirit, el segundo más grande del mundo con 138 metros. Mientras, Freire Shipyard, que también podría optar al pedido, está construyendo ahora el mayor megayate hecho en España (de 111 metros) y anunció recientemente la construcción de otro de 105.

El “Sea Cloud Spirit”, barco del año para los ingenieros navales

La Asociación de Ingenieros Navales y Oceánicos de España (AINE) entregará la próxima semana el premio Buque Destacado del Año 2020 que, en este caso, vuelve para Galicia. El velero de lujo Sea Cloud Spirit, construido por Metalships & Docks, ha ganado con amplia ventaja en la votación al otro contendiente, Mundo Marino Eco, un catamarán fabricado por Drassanes Dalmau. La entrega tendrá lugar en A Coruña, coincidiendo con la celebración del 60º Congreso de Ingeniería Naval e Industria Marítima. De esta forma, el duodécimo certamen se lo llevó el velero de 138 metros construido para Sea Cloud Cruises, que sigue la estela del Krilo Lux, construido por Gondán para la armadora Krilo HR y que venció en la pasada edición. Es la primera vez que el Grupo Rodman se lleva este galardón.

Compartir el artículo

stats