Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El DNI “europeo” pone en jaque a los estudios de fotografía de Vigo

Guillermo Piñate, fotógrafo de Interfilm. | PABLO HERNÁNDEZ

Guillermo Piñate, fotógrafo de Interfilm. | PABLO HERNÁNDEZ

A partir del 2 de agosto ya no será necesario llevar una foto de carnet a la renovación del DNI, ya que se hará directamente en las comisarías. Por ello, la polémica ha llegado a los estudios fotográficos de Vigo, cuya facturación se basa, mayoritariamente, en estas instantáneas.

La obligatoriedad de tomar las imágenes en la propia comisaría hunde la facturación de los laboratorios profesionales de la ciudad

“Las fotos de carnet han supuesto el 50% de lo que hemos facturado hoy”, declara Dymar Vidal, encargada de la tienda Interfilm. Y es que, según la Federación Española de Profesionales de la Fotografía y de la Imagen (FEPFI), el volumen de negocio por este concepto asciende a los 45 millones de euros. De la misma forma, la desaparición de estos ingresos supondría una disminución de entre el 60 y el 70% de facturación para los profesionales dedicados a las fotos de carnet.

Distintos países, distintas medidas

De hecho, tal es la pérdida que ocasionará este cambio, que países como Alemania o Austria han tomado medidas totalmente diferentes: obligan a que las fotografías para el DNI se hagan en estudios profesionales. “Espero que, si van a hacerlo, por lo menos mantengan los estándares que nos piden a los fotógrafos en cuanto a nitidez, claridad, iluminación y medidas. Es bastante exigente”, explica Vidal.

Algo parecido sucedió cuando se comenzaron a hacer las fotos del carnet de conducir en el test psicotécnico. “En ese momento lo notamos mucho también, y venían clientes quejándose de que esas fotos no tenían calidad”, asegura la encargada.

Otro establecimiento que verá mermados sus ingresos es Foto elíptica, en la calle Bolivia. Su propietario, Javier Esperón, lo tiene claro: “Van a cerrar muchas tiendas, y nosotros calculamos tener 15.000 euros de pérdidas al año.” Y es que, aunque los principales ingresos de esta tienda no provengan de las fotos de carnet, éstas suponen un “30 o 40% de facturación.”

Por otro lado, las quejas se han dejado ver desde grupos políticos hasta asociaciones de profesionales, que se han puesto en pie de guerra contra el Gobierno. “Tienen que buscar otra solución, por ejemplo, podríamos hacer nosotros las fotos en la tienda, y enviarlas a la comisaría. Esto lo hacen en Francia”, sugiere Esperón.

Más cambios en el DNI

No solamente ha dejado de ser obligatorio llevar una foto de carnet a la renovación del DNI, sino que se están preparando más novedades: desde una aplicación para llevar el documento en el móvil, hasta el pago con tarjeta para abonar la tasa de 12 euros que cuesta la renovación. Además, el nuevo DNI lleva un microchip con foto, firma y huellas del portador, y los certificados de autenticación y la firma electrónica.

Compartir el artículo

stats