DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cribado masivo a los empleados de la hostelería de Vigo en busca de asintomáticos

Imagen de fondo Terrazas llenas de clientes en la Praza da Constitución

Imagen de fondo Terrazas llenas de clientes en la Praza da Constitución Pablo Hernández

La Xunta negocia con el sector la fecha del cribado para aflorar asintomáticos entre los trabajadores

El sector de la hostelería ha estado en el punto de mira de las autoridades sanitarias desde el inicio de la pandemia. Cafeterías, restaurantes y hoteles permanecieron cerrados durante meses y ahora están abiertos pero todavía con restricciones, especialmente en cuanto a limitaciones de aforo. Para poder avanzar en el alivio de esas restricciones y que estos locales recuperen progresivamente la normalidad, representantes del sector y las autoridades sanitarias están en conversaciones continuas. Y una de las últimas propuestas es llevar a cabo un cribado masivo entre los trabajadores de todos los locales de hostelería de la ciudad olívica para detectar posibles casos asintomáticos entre el personal. Se hará mediante test serológicos, los conocidos como test rápidos, que permiten detectar la presencia de anticuerpos en el organismo.

Fuentes sanitarias confirman que se tratará de pruebas voluntarias, y los propios hosteleros propondrán a los trabajadores anotarse. La lista se pasará posteriormente al Sergas para que gestione el proceso de realización de las pruebas. Pese a ser voluntario, se anima a todos los trabajadores a que participen en el cribado para detectar el mayor número de casos asintomáticos posibles y poder así tomar las medidas de aislamiento oportunas. El sector de la hostelería está tratando la propuesta con el Sergas para estudiar cuándo comenzar a hacer estas pruebas. En principio tendrían lugar entre los trabajadores de cafeterías, restaurantes y hoteles de la ciudad, pero la idea es extenderlo a toda la provincia y también al conjunto de la comunidad gallega, especialmente a aquellos municipios más turísticos.

Otra de las propuestas que está encima de la mesa en las conversaciones entre el sector hostelero y la Consellería de Sanidade es la posibilidad de ampliar el horario de locales como mesones o taperías hasta la una de la madrugada, al igual que pueden hacerlo también los restaurantes. Todo apunta a que en caso de que puedan hacerlo lo harán solo en servicio de mesa y para cenar, con los mismos requisitos que los restaurantes: registro de clientes, reserva previa...

Por otro lado, la finalización del estado de alarma ha traído bajo el brazo la reactivación del sector hotelero. Según señala el presidente de la Federación Provincial de Hostelería (Feprohos), César Sánchez-Ballesteros, se registra un aumento de la demanda de reservas para los meses de julio, agosto y septiembre. Es un síntoma que permite a los profesionales de gremio empezar a ver la luz al final del túnel tras varios meses transitando por un páramo.

La posibilidad de cancelar las reservas de forma gratuita y las previsiones favorables relacionadas con la pandemia para la época estival han impulsado el ritmo del sector. “En el hotel Bahía, he tenido que incorporar a gente que estaba en ERTE para dar respuesta a las peticiones de reservas y que la atención sea la correcta”, apunta Sánchez-Ballesteros.

"Va habiendo un goteo diario de reservas para julio y agosto. Todas son de turismo nacional”

decoration

Idéntica radiografía muestra el presidente de la Asociación de Hoteles de Vigo (Ahosvi), Jaime Pereira. “Se ve que, desde que se levantó el estado de alarma, va habiendo un goteo diario de reservas para julio y agosto. Todas son de turismo nacional”, detalla antes de anotar que los precios de las habitaciones son “más bajos que en 2019”, pero “más altos que en 2020”. Jose Alonso, gerente del Hotel Celta, confirma esta situación: “Esta semana, están entrando bastantes reservas para verano. Para el puente del 25 de julio, estamos al 70%; para el del 15 de agosto, al 50%”.

Los accesos al Ifevi, colapsados. P. HERNÁNDEZ

A pie por miedo a perder la cita para vacunarse por el colapso de los accesos

Los conductores vivieron ayer un auténtico infierno en los accesos al Ifevi, donde estos días se está llevando a cabo el proceso de vacunación masiva de la población del área sanitaria de Vigo. En los viales se produjo un auténtico colapso durante casi todo el día. A esta campaña de vacunación se sumaron dos accidentes: uno en la transición de la VG-20 y la A-57 y otro en la AP-9. El colapso de tráfico en los accesos llevó a que muchas personas decidiesen realizar a pie el tramo final hasta el recinto ferial por el miedo a perder la cita que tenían programada para vacunarse. 

La caravana de coches hacia la vacunación en el Ifevi desde el aire Policía Nacional

Compartir el artículo

stats