Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Zona Franca y CTAG se alían con el gigante Cellnex para el desarrollo del coche conectado

Reunión del proyecto hoy en Vigo con Caballero, Silva, Regades, responsables del CTAG y de Cellnex.

Reunión del proyecto hoy en Vigo con Caballero, Silva, Regades, responsables del CTAG y de Cellnex.

Zona Franca y el Centro Tecnológico de Automoción de Galicia (CTAG) participan como socios en el proyecto “Programa Tractor Vehículo Conectado V2X” junto a Cellnex -multinacional española de servicios e infraestructuras de telecomunicaciones inalámbricas-  como promotor y la Zona Franca de Barcelona, entre otros, para el desarrollo del vehículo conectado en España. El proyecto de la marca España, en el que colaboran todos los actores con conocimiento del automóvil, se ha presentado como Manifestación de Interés (MDI) a fondos Next Generation.

El proyecto “Programa Tractor Vehículo Conectado V2X” (tecnología que permite la comunicación entre el vehículo y su entorno) tiene como objetivos principales convertir a España en un referente internacional en movilidad conectada y potenciar el I+D+i necesario mediante la creación de una Red de Polos de Experimentación de Movilidad para diversos entornos (urbano, carretera, red de alta capacidad, rural o circuitos) y centros de homologación de productos en cuatro autonomías (Galicia, Cataluña, Castilla y León y Aragón) con centros en la Zona Franca de Vigo, la de Barcelona, Castellolí, Valladolid y Zaragoza. Prevé crear 1.540 empleos en los tres primeros años.

El proyecto de Zona Franca y CTAG con Cellnex

Entre las infraestructuras que contempla este macroproyecto está la de Zona Franca de Vigo y CTAG, como socio tecnológico, para una pista de ensayos en el Concello de As Neves (lindante con la Plisan), con un presupuesto de 30 millones de euros. El objetivo es posicionarse como uno de los referentes en la movilidad del futuro en Europa, mediante la creación en Galicia de una infraestructura que dé respuesta a los retos de l+D y validación para la nueva movilidad sostenible e inteligente.

El delegado del Estado en la Zona Franca de Vigo, David Regades, aseguró en una reunión interna del proyecto que “es una oportunidad estratégica para Galicia y para España, porque atraerá actividades de alto valor añadido, que serán necesarias para la industria europea en los próximos años”, además de añadir que “un amplio proyecto de colaboración entre territorios que aglutina al eje del automóvil en España es la única forma de competir en el mundo y no con proyectos aislados. Es la visión de futuro del automóvil desde un proyecto global, un proyecto de la península ibérica”.

El circuito del coche autónomo de As Neves

David Regades explicó que “si la validación de un vehículo tradicional implica 1 millón de km de pruebas, la de un vehículo de nueva generación conllevará más de 100 millones de km de pruebas, de ahí la importancia de esta pista de pruebas para el sector de la automoción de Galicia”. 

Socios del proyecto.

Entre los objetivos está crear un ecosistema innovador en vehículo conectado V2X y autónomo en España, que se posicionará como el campo de pruebas europeo de referencia para el V2X, además de anclar la industria de la automoción en España y potenciar la creación de empleo altamente cualificado.

Reunión en Vigo

Hoy hubo en Vigo una reunión de trabajo presidida por alcalde de Vigo y presidente de Zona Franca y de la FEMP, Abel Caballero, a la que asistieron el delegado del Estado, David Regades; Albert Cuatrecasas, director general de Cellnex España; Carmela Silva, presidenta de la Diputación de Pontevedra; Luis Moreno, director del CTAG; así como directivos de Cellnex, del Consorcio de la Zona Franca y del CTAG. Caballero lo definió como “un proyecto vertebrador”, además de que “la compañía del CTAG nos pone en la senda del acierto”, dijo. En este sentido subrayó algunas de las ventajas del proyecto y es que “tiene la capacidad de implementación rápida y un grado de certeza elevado en un corto espacio de tiempo, que es el elemento esencial para materializarlo”.

La presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva, aseguró que “el camino es apostar por proyectos que garanticen que podemos construir una sociedad mejor, para ser más competitivos y para que el país sea referencia”. 

Laboratorios

El proyecto de Zona Franca y CTAG consta de tres partes, una está en los laboratorios de validación digital, instalaciones que permiten realizar test en fases tempranas para detectar errores; la segunda son las áreas de tests controlados donde se puedan reproducir diferentes entornos que permitan la realización de pruebas de forma controlada. Para ello, se desarrollará una pista de ensayos de soluciones de movilidad autónoma y conectada que incorporará las tecnologías más avanzadas de conectividad y que tendrá zona de autopista, zona de carretera rural, zona urbana/smart-city, intersecciones y rotondas, aparcamiento exterior e interior, zona para maniobras de emergencia y entorno industrial. La tercera parte es la posibilidad de disponer de entornos reales, en carretera abierta, equipados con las tecnologías de conectividad.

Compartir el artículo

stats