Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ojo si vas a circular por Beiramar

Retenciones durante todo el día en sentido Bouzas por el inicio de los trabajos | Los peatones solo podrán usar la acera del Auditorio

Los atascos en Beiramar se registraron toda la jornada por el inicio de las obras del carril bici del Puerto.

Los atascos en Beiramar se registraron toda la jornada por el inicio de las obras del carril bici del Puerto.

En el plazo aproximado de diez meses, prácticamente de cara a estas Navidades, casi el 80% de los tres kilómetros que separan la glorieta de Barreras con la Praza da Estrela se podrán realizar el bicicleta a través de un carril-bici específico y señalizado. Pero hasta entonces, serán los conductores los que se lleven la peor parte de esta adaptación de la fachada marítima.

Y es que ayer, la Autoridad Portuaria comenzó las obras en la avenida de Beiramar para habilitar 1,2 kilómetros de carril-bici, una obra adjudicada a la unión temporal de empresas AriasArines por 1,7 millones de euros. Se prevé que la duración de estas obras se prolonguen al menos hasta el 29 de junio, con el contratiempo para todos aquellos vecinos que transiten a diario por las inmediaciones del Puerto.

Todo parece indicar que las colas y retenciones que se formaban en esta arteria al cortarse uno de los dos carriles en dirección Bouzas se convertirá en una imagen recurrente los próximos meses. Concretamente desde las inmediaciones del Auditorio Mar de Vigo hasta la rotonda Plaza de la Industria Conservera se cortó el vial derecho, motivando este colapso en la circulación para el acceso a las playas, Bouzas, calle Coruña o incluso Praza América. Para evitar un embudo de tráfico en este tramo, está la calle paralela a Beiramar, Jacinto Benavente, como alternativa. A mayores, el tráfico peatonal se desviará y deberá realizarse exclusivamente por la acera opuesta, la del Auditorio Mar de Vigo.

"Más información, por favor"

Precisamente en este margen se encuentra una estación de servicio que ayer fue testigo de esta dificultad en la circulación. “Nosotros, y creo que muchos conductores, no sabían que se iniciaban estas obras. Hubiese sido bueno contar con más pantallas que anuncien cortes de tráfico para evitar estas situación. Un día vas con prisa, a trabajar o incluso con el tiempo justo para la estación y te quedas encallado”, explicaba Juan Carlos.

Precisamente uno de estos ejemplos tiene como protagonista a José Manuel, un transportista que viene a diario desde A Guarda. “Yo me encontré con el tapón ya de mañana; no lo contaba, claro. Cuando tienes repartos o que ir a muchos sitios, estos cortes te ponen en un apuro”, lamentaba.

Otros cortes

Si bien en horario matinal el tráfico ya se vuelve más denso de por sí, ayer se recrudeció incluyo también ya entrada la tarde, especialmente por el importante volumen de camiones que discurren por Beiramar.

Esta incomodidad en la circulación suma a otros cortes importantes de tráfico en la ciudad como el de las calles Lepanto y Alfonso XIII por las obras del túnel de acceso a la autopista AP-9 y que causan importantes retenciones de tráfico en Vigo cada día, especialmente por calle Urzáiz.

Al colapso provocado por el inicio de las obras frente al auditorio se sumó otro en sentido contrario. Un accidente múltiple a la salida del túnel de Beiramar en dirección Sanjurjo Badía generó un gran volumen de tráfico pasadas las 15.30 horas de ayer. El suceso, en el que se vieron implicados tres vehículos en la subida que lleva de vuelta a la superficie antes de llegar a las rotondas, inhabilitó uno de los dos carriles. Esto se tradujo en la formación de otro cuello de botella en el que se vieron atrapados cientos de conductores. El tráfico muy lento se extendió por todo el túnel, que a mayores y de forma recurrente, cierra uno de sus carriles el fin de semana por obras de mantenimiento.

Compartir el artículo

stats