Como adelantó FARO el pasado mes de diciembre, tras seguir la pista en varias redes sociales, la Policía Local de Vigo incorporaba a su flota de detección de infracciones por exceso de velocidad un nuevo coche con un veloláser portátil de última generación camuflado. Hasta esa fecha, todos los identificados en la ciudad olívica eran vehículos de la marca Citroën. Pero muchos conductores empezaron a descubrir este sistema sobre el capó de un Renaut Clio de color blanco. Pues bien, el pasado Jueves Santo, 1 de abril, un conductor 'pilló' a este último 'espía' policial, de guardia en la carretera de Valladares. El vídeo fue compartido por la red Social Drive en su cuenta de Twitter.

¿Cómo funciona?

El veloláser puede instalarse en cualquiera de los vehículos policiales, en un trípode o acoplados de forma magnética y ocultos en los guardarraíles. Aquí te contamos todos los detalles de cómo funcionan estos dispositivos y su versatilidad.