Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Rey de los superveleros enfila hacia Vigo

El "S/Y A",

El "S/Y A",

Da igual si lo ves de lejos o de cerca. Hasta en las fotografías despunta por la mastodóntica envergadura que envuelve su estrambótico casco. Un bicharraco de sus características no sale todos los días de un astillero, y mucho menos este en particular. Que se lo digan si no a su propietario, el magnate ruso Andrey Melnichenko, quien se volvió loco para sacarlo del Báltico a principios de 2017.

Por entonces el "Sailing Yacth A" era el velero más grande del mundo y continúa en este trono por fusionar dos categorías en una. Valorado, según medios especializados, en torno a los 500 millones de euros, es un gigantesco yate y a la vez un supervelero de proporciones y formato inigualables hasta la fecha. Sus mástiles alcanzan los 90 metros de altura, casi 60 más que la distancia entre el nivel  del mar y el tablero del puente de Öresund que conecta Dinamarca y Suecia. Fue esta razón por la que nada más salir del astillero de Kiel los grandes medios de comunicación generalistas de Europa lo sacaron a portada cuestionando que pudiese abandonar las frías aguas escandinavas.

Claro que al final lo hizo, saliendo a mar abierto por otro viaducto y levadizo. Son la clase de inconvenientes que su capitán no tendrá en su visita a Vigo. Incluso si quisiera cruzar el Estrecho de Rande también podría, aunque este paseo por la ría no figura entre los planes durante la escala que tiene programada para este viernes.

  • El megayate “Azzam” se afinará en Vigo

    El barco privado de recreo más largo del mundo, de 180 metros de eslora y propiedad del emir de Abu Dabi, llega el día 30 a la ciudad, que encabeza el mantenimiento de “palacios flotantes”

Como cabría esperar, con sus 142,8 metros de eslora y 23 de manga, no sobran precisamente espacios en el puerto olívico donde pueda atracar el “A”. Se baraja, en principio, el muelle Comercial. Así que por muy poco no coincidirá con otro supergigante de los mares, el megayate más largo del mundo, el “Azzam”, de 180 metros de eslora, que amarrará en la terminal viguesa de Trasatlánticos a finales de mes. De mantenerse la previsión, el "A" zarpará de Vigo al cabo de unos días rumbo al norte de Europa.

El "A", fotografiado desde el aire. / Marine Traffic

El "A", fotografiado desde el aire. / Marine Traffic

¿El más feo del mundo?

El propietario del "A" amasó su inmensa fortuna básicamente en las minas, aunque dirige un amplio abanico de negocios de sectores como la industria metalúrgica, la banca y los fertilizantes. Al borde de los 50 años, Andrey Milichenko encargó al reputado Philippe Stark esta rareza de "A" cuando no hacía ni ocho años que este mismo diseñador había alumbrado otro capricho de cientos de millones bautizado igual, "A". Pero parece que este primer hijo náutico no satisfizo del todo el capricho del ruso. Y eso que este medía 119 metros de eslora y le costó la friolera de 300 millones de euros. No, no bastaba. Dicen los expertos de este lujoso segmento náutico que Milickenko quería "el no va más". Y al menos consiguió llamar la atención. El resultado: un buque sin parangón, espectacular, pero al que muchos tildan como "el más feo del mundo". Eso sí, en lo que concierne a lujo, no le falta de nada: ocho cubiertas, tres piscinas y salón-comedor con vistas subacuáticas; helipuerto, submarino y hasta un camarote dentro de uno de los mástiles.

Compartir el artículo

stats