19 de marzo de 2020
19.03.2020
Faro de Vigo

Primer arresto, 40.000 guantes incautados y todo un reguero de identificados

Un joven, sancionado con 100 euros por fumar en la calle | Un vigués a la Policía Local: "Deténganme, estoy harto de estar en casa con mi madre"

19.03.2020 | 01:22
Primer arresto, 40.000 guantes incautados y todo un reguero de identificados

El reguero de denuncias e identificaciones en Vigo por incumplir las directrices del estado de alarma no cesa. Y, además, hubo el primer detenido, por agredir a militares. Hay casos de todo tipo. Como el de un joven que estaba en la vía pública "fumándose un cigarro" y que afronta sanción de 100 euros. Samil es zona sensible: junto al control de 71 vehículos, fueron identificadas 12 personas que paseaban por allí "sin motivo justificado". A continuación, otras intervenciones destacadas.

| Detenido por agredir a militares. La Policía Nacional realizó el primer arresto en Vigo de la actual situación de crisis. Un varón de 54 años con 33 antecedentes que el martes, en praza América, empujó a un militar de la Brilat e intentó golpear con un palo a otro.

| Inmovilización de 40.000 guantes. Un vecino de la calle Alonso Ojeda fue identificado porque tomaba el sol "tranquilamente". Allí la Policía Local vio una furgoneta en un almacén y hallaron 40.000 guantes de vitrilo. Precintaron el material, que será para Sanidad.

| Un concierto en el casco urbano. Una sanción más fue a un vigués de 47 años que estaba ante el mercado municipal dispuesto a "iniciar un espectáculo". Estaba colocando taburete, micrófono, bafle, guitarra y una manta para venta de CD. En el mismo punto fueron denunciados dos vendedores ambulantes.

| Intenta contratar a una prostituta. Un vecino de Vigo de 74 años fue sorprendido, en Felipe Prosperi y por la tarde, "negociando los servicios de una prostituta en la vía pública". Los agentes locales cursaron denuncia por incumplir la prohibición de transitar por la calle.

| En bici increpando a vecinos. Otro hombre identificado, de 42 años, iba en bicicleta por Urzáiz increpando a vecinos. Acreditó el desplazamiento por trabajo, pero no se librará de multa: dio positivo en alcohol.

| "Tengo coronavirus, quiero ser arrestado". Un vigués de 44 años se personó en la jefatura de la Policía Local. Quería ser detenido "por portar el coronavirus". Fue una ambulancia y como no tenía síntomas, la médica lo envió a su vivienda. Pero regresó. Insistía en ser arrestado. ¿La razón? Estaba "indignado" por la situación y "harto de estar en casa con su madre".

| De vinos en un bar. En calle Hispanidad los agentes sorprendieron en un bar a la dueña y a cuatro clientes tomando vinos. Fueron identificados. También se actuó en una cafetería del barrio de Casablanca.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca