Dos de cada diez estudiantes de Galicia suspenden en matemáticas y lectura

El porcentaje de alumnos que no alcanza las competencias mínimas en matemáticas sube tres puntos respecto a 2018

En ciencias no llega al aprobado el 14 por ciento

Estudiantes de Secundaria

Estudiantes de Secundaria / Casteleiro/Roller Agencia

Paula Pérez

Paula Pérez

A pesar del retroceso sufrido en las pruebas PISA, Galicia aún puede presumir de buenos resultados académicos en comparación con otras comunidades e incluso en relación a la media de la UE y de la OCDE. Sin embargo, no todos los estudiantes llegan al nivel mínimo de competencias que les corresponderían por su edad. El 21 por ciento de los alumnos gallegos de 15-16 años suspende en matemáticas –tres puntos más que hace cinco años– y el 18 por ciento tampoco consigue el aprobado en lectura. En ciencias la tasa de suspensos es más reducida: solo el 14 por ciento, situándose Galicia como la comunidad con el porcentaje más bajo de insuficientes de España.

Las pruebas fueron realizadas en primavera del 2022, tras dos años marcados por la pandemia de COVID. Participaron en ellas 1.824 alumnos de un total de 58 centros gallegos. En total, se examinaron 30.800 estudiantes de 966 colegios de toda España.

Las pruebas se centran en la evaluación de la competencia matemática como materia principal y la comprensión lectora y científica como secundarias.

Y ha sido precisamente en matemáticas donde más ha retrocedido Galicia, pues obtiene 486 puntos, doce menos que la última edición del informe PISA. Pero esto es la media. En PISA se mide el rendimiento de cada alumno en base a seis niveles. Por debajo del 2 está el alumnado que “no alcanza el nivel estimado como mínimo de competencia para jóvenes de 16 años”.

En matemáticas está en esta situación el 21 por ciento del alumnado –cuando en 2018 eran el 18 por ciento–. Aún así, Galicia se sitúa como la sexta comunidad con menor porcentaje de suspensos, por detrás de Castilla y León, Cantabria, Madrid, Asturias y Navarra.

Los alumnos con mejor rendimiento que se encuadran en el nivel 5 y 6 de la tabla PISA son, sin embargo, solo el 7 por ciento. Galicia se coloca, de hecho, en el puesto 11 en el ranking de comunidades con mayor porcentaje de estudiantes con sobresaliente.

En lectura suspenden el 18 por ciento de los alumnos gallegos, una tasa que, en todo caso, es la quinta más baja del Estado. Solo Castilla y León, Cantabria, Madrid y Asturias tienen menos suspensos.

Por el contrario, en Galicia solo logra la excelencia en lectura el 6 por ciento del alumnado, ocupando así el décimo puesto en la tabla por comunidades.

Las ciencias son el punto fuerte de los estudiantes gallegos, a tenor de los resultados obtenidos en PISA. Solo el 14 por ciento tiene un nivel de competencias por debajo del mínimo que sería adecuado a su edad. Es un porcentaje similar al que se registraba ya en la evaluación de 2018.

Con este porcentaje tan bajo de suspensos, Galicia se sitúa a la cabeza de las comunidades autónomas. En el otro extremo estarían comunidades como Andalucía, con un 25 por ciento de insuficientes o Cataluña con un 24 por ciento.

Equidad

El informe PISA analiza además el grado de equidad de los sistemas educativos, es decir, de qué manera se garantiza que los alumnos que proceden de entornos económicos y sociales desfavorecidos puedan formarse en igualdad de condiciones que aquellos más aventajados.

Esta equidad nunca será completa pues está demostrado que los estudiantes cuyos padres tienen niveles más altos de educación y trabajos más prestigiosos y mejor remunerados tienen más facilidades para tener éxito en la escuela. Sin embargo, cuanta menor sea la diferencia con los estudiantes más desfavorecidos más igualitario será el sistema educativo.

En el ranking de equidad Galicia se sitúa como la segunda comunidad con menos diferencias de rendimiento académico en matemáticas entre los alumnos de entornos socioeconómicos elevados y aquellos procedentes de familias más desfavorecidas. Solo Cantabria es más igualitaria.

En el otro extremo las comunidades con menor equidad educativa son Cataluña, Asturias, Murcia y Madrid.

Falta de profesorado

El 19,2 por ciento de los estudiantes gallegos consideran que la falta de profesorado obstaculiza su aprendizaje. Es el segundo porcentaje más alto de España, solo por detrás de Aragón (20,5 por ciento).

El informe PISA analiza como influye la escasez de personal educativo en el rendimiento académico de los alumnos. En Galicia dos de cada diez alumnos creen que “la falta de personal docente” entorpece su educación “un montón”, pero además hay otro 31 por ciento que cree que la carencia de profesores puede influir “en cierto punto”. Mientras, la mitad de los encuestados responde que “no” o que “muy poco”.

Por otro lado, los estudiantes gallegos parecen estar satisfechos con el trabajo de sus profesores, pues solo el 2,1 por ciento considera inadecuada o pobre la cualificación de los docentes. Otro 23,3 por ciento cree que su falta de profesionalidad puede influir “hasta cierto punto” en su instrucción educativa. Pero, la gran mayoría, el 75 por ciento aprueba la labor del profesorado.

Por otro lado, según PISA, el 16 por ciento de los alumnos gallegos repitieron algún curso en Secundaria. Galicia es la sexta comunidad con un mayor porcentaje de repetidores, según esta encuesta.

[object Object]

La última evaluación PISA se realizó en primavera de 2022 tras dos años marcados por la pandemia, que obligó a suspender las clases y a improvisar un sistema para que los alumnos pudieran seguir aprendiendo desde casa. El impacto del cierre de colegios se ve reflejado ahora en el rendimiento de los estudiantes y, de hecho, la educación a distancia no convence a todo el alumnado.

Preguntados por su grado de confianza ante diferentes medidas en caso de que volvieran a cerrar los colegios, un tercio de los chavales consultados asegura “no tener ninguna o poca confianza” en la utilización de plataformas educativas de aprendizaje o en el uso de videoconferencias.

Uno de cada cuatro tampoco se siente capaz de encontrar recursos de aprendizaje online por su cuenta o de planificar el trabajo escolar sin la ayuda de su profesor.

Sin la presencialidad el principal handicap es la motivación para ponerse a estudiar. Así, la mitad de los alumnos gallegos cree que le costaría motivarse para realizar las tareas escolares. Y el 26,4 por ciento no cree que pudiera centrarse en sus estudios sin ningún tipo de recordatorio. Uno de cada cuatro tampoco se siente capaz de completar el trabajo escolar de forma independiente.