Los universitarios gallegos son los segundos con peor salario en España tras titularse

Al año de graduarse, quienes trabajan ingresan unos 18.000 euros, 1.800 por debajo de la media estatal

Los titulados de Salud se embolsan 5.100 euros más que en Humanidades

Interior de una facultad universitaria. / ALBA VILLAR

Interior de una facultad universitaria. / ALBA VILLAR / C. Villar

Carmen Villar

Carmen Villar

La pensión media en Galicia se encuentra en el furgón de cola de España y la comunidad gallega destaca también entre las autonomías con los salarios más bajos del Estado. Esa desigualdad arranca pronto: un año después de graduarse, los universitarios que trabajan por cuenta ajena lo hacen por un salario medio cuya cuantía los relega al penúltimo puesto del ranking, solo por delante de los andaluces.

En concreto, según datos del Ministerio de Universidades basados en bases medias de cotizaciones a la Seguridad Social del colectivo, los titulados gallegos se quedan unos 1.800 euros por debajo de la media estatal y a unos seis mil de distancia si se toma como referente La Rioja, cuyos jóvenes ganan 24.000 euros al primer año de egresar. En el lado contrario, solo 22 euros separan a Andalucía de la marca gallega.

El esquema se repite en las ramas de Ciencias Sociales y Jurídicas, cuyos titulados, con algo menos de 16.200 euros, se situarían de segundos por la cola –esta vez por delante de Asturias, donde ganan 15.900– y se embolsarían casi 3.300 euros menos al año de lo que cobran los graduados como ellos de media en España. Comparten igualmente puesto –segundo por la cola– los jóvenes que se decantaron por una vocación científica. En su caso, la cuantía anual ronda los 15.400 euros, casi dos mil por debajo de la media total. En el País Vasco se quedarían 8 euros por debajo.

En Ingeniería y Arquitectura la posición mejora –es la rama, de hecho, que registra el menor diferencial con respecto al Estado: casi 1.300 euros– y avanza hasta el quinto puesto por el final, con más de 19.200 euros anuales, para empeorar al máximo en Artes y Humanidades, un campo en el que los gallegos son los últimos.

De hecho, estudiar una carrera de de Artes y Humanidades en Galicia supone, al menos en el empleo encontrado al año después de acabar, es decir, en lo que serían las primeras experiencias en el mercado de trabajo, ingresar unos 5.100 euros menos que otro universitario que haya elegido estudiar Ciencias de la Salud. La demanda de Medicina, de hecho, la vuelve uno de los grados más cotizados en nota de acceso.

Por el contrario, los graduados en disciplinas como Lenguas, Historia, Filosofía o Bellas Artes son los que menos ingresan por año en Galicia, poco más de 14.600 euros. Esa cifra los convierte en los que más se distancian, en números absolutos, de lo sueldos que cobran en general en todo el país los egresados con su misma formación, casi cuatro mil euros menos de diferencia.

Pero en las carreras sanitarias los sueldos tampoco despuntan en España. Pese a embolsarse el tope en Galicia, con más de 19.700 euros por año, a los egresados de carreras de Salud gallegos, es decir, los que se decantaron por Medicina, Fisioterapia o Enfermería, entre otras, les pasan por delante casi todos los sanitarios recién formados del resto de autonomías, excepto Andalucía y Murcia.