Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sanidade y médicos negocian flexibilizar la conciliación de actividad pública y privada

Rueda avanzó hace un mes la disposición a negociar el régimen de compatibilidades | Sindicatos y colegios cuestionan penalizarlo con la retirada del plus de exclusividad

Reunión de Rueda y Sanidade con los colegios médicos el pasado noviembre. | // XOÁN ÁLVAREZ

En un contexto en el que el personal médico escasea y la sanidad pública y la privada se disputan estos profesionales, uno de los frentes entre sanitarios y Xunta es el régimen de incompatibilidades para ejercer en ambos ámbitos. En la actualidad, los facultativos que quieren compaginar su labor en el Sergas con otra en una clínica o en una consulta particular ven penalizado su bolsillo, ya que dejan de cobrar el complemento de exclusividad, una restricción que Galicia comparte solo con Asturias. El propio presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, reconocía hace un mes que entre las propuestas sobre la mesa de la Administración está el relajar el régimen de incompatibilidades de los facultativos para evitar que haya especialistas que se decaten “solo” por la privada y atraer así a profesionales a la pública.

Esa reivindicación es una batalla que se remonta a años atrás, aunque no llegaron a concretarse avances. Ahora las negociaciones se retoman. Los puntos en lid no afectan solo al complemento en cuestión, cuya discusión, por lo que ha trascendido, podría quedar para más adelante, sino también a las trabas para compaginar actividad en un centro concertado, qué se entiende por tal o si el hecho de concertar un servicio afecta al resto y hace que también queden excluidos.

La reunión de hace un mes de Rueda y el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, con los representantes de los colexios médicos gallegos concluyó con el anuncio de la Xunta de que les presentaría una propuesta de “flexibilización” antes de finalizar 2022. Con ese cronograma, antes del 31 de diciembre se ha producido ya un primer encuentro con los cuatro colegios provinciales en el que, según la Consellería de Sanidade, se ha estudiado y analizado el tema y, de hecho, los actores implicados han quedado emplazados a un próximo encuentro.

Hace un año, la escasez de médicos y su trasvase a la privada, que cada vez ofrece salarios más jugosos para atraer especialistas, provocó que la Xunta se plantease relajar su regla de incompatibilidad. Entonces los colegios médicos vieron la medida positiva, pero insuficiente, enfatizando la necesidad de complementarla con una mejora de las condiciones laborales. No obstante, Sanidade recapacitó y señaló que en aquel momento la discusión de esa medida no formaba parte entonces de sus “prioridades” de cara a “la mejora de las condiciones laborales y atracción de nuevos profesionales”.

Reunión con CESM Galicia

Pero este mismo año, además de los colegios, sindicatos como CESM Galicia volvieron a reclamar al Ejecutivo autonómico que suprima lo que consideran una “discriminación” que provoca, advierten, que haya facultativos que emigren a otras comunidades donde sí se les abona esa retribución.

Con este sindicato mantendrá un encuentro el conselleiro de Sanidade. CESM Galicia envió a finales de diciembre una carta al presidente de la Xunta donde le pedían una reunión con el objetivo de “revertir la lamentable situación” de la sanidad en Galicia y ponían el 10 de enero de fecha límite para que Rueda abriese una mesa de negociación. De no convocarse, advirtieron que convocarían movilizaciones. Aunque no dio detalles, Comesaña aseguró ayer que esa reunión tendrá lugar y que se llevará a cabo en los términos que ambas partes acuerden.

El Sergas priorizará en bolsas específicas a 140 facultativos con tres años y medio de servicio


El Sergas ha dado luz verde a una bolsa específica de empleo en cada distrito sanitario –un total de catorce– en la que se otorgará prioridad a 137 facultativos especialistas de área que superan en la actualidad tres años y medio prestando continuamente los mismos servicios –en “muchos casos sobradamente”, como matiza Sanidade– para acceder con carácter prioritario a cualquier nombramiento temporal que se realice en dicho distrito al margen de su duración y régimen de jornada. Además, cuando la persona incluida en la bolsa no esté vinculada por un nombramiento de larga duración, se les ofrecerá como mejora. El objetivo de este régimen transitorio que prorroga medidas de estabilidad acordadas en 2021 es garantizarles el empleo hasta que se resuelvan los procesos selectivos por estabilización a las personas que cumplan los requisitos establecidos. Además de estabilizar, se trata de dotar de “continuidad” la labor de los equipos de trabajo y de cubrir de forma “inmediata” las necesidades de personal temporal. Estas bolsas específicas se aplicarán para contratos posteriores al 12 de enero de este año y se extinguirán cuando finalice el plazo de toma de posesión de los procesos de estabilización.

Compartir el artículo

stats