Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tráfico, en alerta al superar el balance de 2021: 79 muertos, un 13% más que hace un año

La mayoría de accidentes son por salidas de vía por distracciones, alcohol y/o drogas y exceso de velocidad | Pontevedra, única provincia gallega en la que bajan

Una mujer falleció en octubre tras precipitarse su coche a un río en Cerdedo-Cotobade. RAFA VÁZQUEZ

79 muertos en las carreteras gallegas. No son meros números, ni quieren ser las víctimas silenciadas y olvidadas de las administraciones y la sociedad. Detrás de cada accidente de tráfico hay decenas de familiares y amigos que dejan una parte de su vida en el asfalto cuando pierden a su hijo, su padre , su madre, un hermano, un tío... Tras la pandemia, han vuelto a saltar las alarmas en Tráfico, ya que se corre más al volante, no se ha tomado conciencia del riesgo de usar el móvil mientras se conduce –las distracciones están detrás del 36% de los siniestros mortales– y aún son muchos los que pierden la vida por circular bajo los efectos del alcohol y/o las drogas –un tercio de los fallecidos el año pasado en Galicia habían tomado una copa de más o alguna sustancia estupefaciente y la mitad de los muertos que habían bebido arrojaron tasas de intoxicación etílica–.

A falta de cerrar uno de los meses del año más conflictivos, marcado por los desplazamientos del puente de la Constitución y la Inmaculada y las fiestas navideñas, Galicia ya supera la cifra de fallecidos en su red viaria en todo 2021. Entonces, 78 personas perdieron la vida. En lo que va de año, ya son 79, 13% más que los registrados en el mismo periodo del ejercicio pasado (68).

En el conjunto del país, la siniestralidad vial deja ya 1.059 fallecidos, según el balance de la DGT detallado por comunidades y provincias con fecha 6 de diciembre. Son un 14% más que las contabilizadas en el mismo periodo de 2021 y en el que solo cuatro autonomías han logrado reducir las estadísticas del año pasado: Baleares (9 víctimas menos), Cantabria (1), Castilla-La Mancha (2) y País Vasco (7).

El objetivo de Tráfico era no superar la cifra de fallecidos del año pasado, lo contrario –reconocen a este periódico– sería un “fracaso”. Ahora se proponen que los dispositivos y campañas especiales diseñados para este mes frenen las negras estadísticas y que el balance se quede por debajo de los 88 fallecidos registrados en las carreteras gallegas en 2019, el año preCOVID y el cuarto en el que la accidentalidad se quedó por debajo de las 100 víctimas mortales.

Con especial preocupación se percibe el elevado número de peatones fallecidos: 14 en lo que va de año, lo que supone el 18% del total de las víctimas. Y es la provincia de A Coruña la peor parada, con 11.

“La mayoría de los accidentes son evitables”. Es el mensaje que repiten desde la DGT, el Sector de Tráfico de la Guarida Civil y los colectivos de víctimas. La mayoría de los siniestros mortales son por salida de vía. ¿Las causas? Por este orden, distracción, alcohol y/o drogas y exceso de velocidad. Le siguen las colisiones entre vehículos, adelantamientos o no respetar la prioridad.

Por provincias, A Coruña concentra la mitad de los fallecidos en lo que va de año en Galicia con 39, un 34% más que hace un año. Le siguen en la tabla, Lugo con 16 víctimas (60% más) y Ourense, 13 muertos (62,5%).

Pontevedra es la única provincia donde descienden los accidentes mortales, con 11 fallecidos en lo que va de año frente a los 23 en el mismo periodo de 2021.

Objetivo para 2030

“Cada muerte en la carretera es una tragedia inasumible que se puede y se debe evitar”. Con este mensaje, el delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones, trasladó ayer el compromiso del Ejecutivo central con la seguridad vial y el trabajo de la DGT para reducir a la mitad las muertes en la carretera durante los próximos ocho años, tal y como recoge la nueva Estrategia de Seguridad Vial 2030.

Compartir el artículo

stats