Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La venta de artículos usados a través de internet se dispara un 65% en dos años

Más de 340.000 gallegos recurren a plataformas o apps para deshacerse de objetos que ya no precisan u ofertar servicios | Galicia lidera el crecimiento entre las comunidades

Una mujer fotografía prendas de ropa para venderlas por internet

Internet no solo supone una puerta al mercado para las empresas, desde las más pequeñas a las más grandes. Los particulares también han encontrado en la red un lugar en el que poder deshacerse de aquellos objetos que ya no necesitan. A cambio, no solo gestionan la capacidad de almacenamiento de sus hogares, que suele ser limitada, sino que también se sacan un dinero extra, como comentan algunos usuarios, y además de paso contribuyen a cuidar el medio ambiente haciéndose eco de las tres reglas básicas del consumo sostenible: reducir, reciclar y reutilizar. Son también estas razones, según expertos, las que estarían detrás de que el fenómeno vaya a más. De hecho, en solo un par de años, se ha disparado en un 65 por ciento la cifra de gallegos que practican la venta de bienes a través de un sitio web o una aplicación, lo que sitúa a Galicia como la comunidad donde más se incrementa este tipo de prácticas, que incluirían servicios aparte de objetos.

Según el Instituto Nacional de Estadística, un 17,2 por ciento de los gallegos –tomando como población de referencia la que tiene edades comprendidas entre los 16 y los 74 años– ya vende artículos por internet, cuando solo dos años antes, en plena pandemia, apenas era uno de cada diez ciudadanos el que se animaba a dar ese paso. Y eso que en 2020 ya había servido para dar un empujón a ese tipo de mercado, animado por el confinamiento que provocó que muchos hicieran una revisión a fondo de sus armarios.

Al alza la compra de productos entre particulares

En números absolutos, ese 17,2% supone que alrededor de 340.000 particulares emplean la web en la comunidad para mover productos de segunda mano u ofertar servicios, unos 130.000 más que hace dos años. No obstante, y pese a que Galicia es la autonomía donde más aumenta entre la población la utilización de los sitios webs o de las apps, no es la comunidad donde más “tradición” existe de buscar una segunda vida a los objetos vía internet: se queda por debajo de la media estatal (19,9%) y ocupa el furgón de cola. Es en Madrid donde más extendida está la alternativa virtual para deshacerse de productos que el usuario ya no quiere, desde ropa a mercancías electrónicas, de deporte o para bebés, junto a artículos de coleccionismo.

Simón Espinosa

Lo que hace un tiempo acababa en manos de un familiar o un amigo, como puede ser un cochecito de bebé, ahora tiene un público potencial más numeroso. Y en internet, igual que hay muchos dispuestos a vender, también hay muchos que desean comprar. La estadística del INE revela que en España más de la mitad de la población ha adquirido algún bien o servicio a través de la red. Además, si el 54,2% de los españoles de 16 a 74 años compró en los tres últimos meses algún producto en formato físico por comercio electrónico, un 18,1% adquirió algunos productos directamente a particulares, frente al 15,1% de 2021, explica el organismo estadístico en un comunicado. En el caso de Galicia, es un 14 por ciento el porcentaje que compraría a otros particulares, lo que supone casi 280.000 gallegos.

Reciclaje sí, pero no tanto de móviles o de ordenadores


Aunque el recurso a la segunda mano va a más, el reciclaje de los productos electrónicos relacionados con las TIC (tecnologías de la información y la comunicación), léanse móviles, portátiles o tabletas, es limitado. La encuesta de equipamientos y uso de las TIC del INE muestra cómo los porcentajes de población usuaria de internet que ha reciclado un producto TIC en un punto específico de reciclaje electrónico o en una tienda no superan el 30%, desde un mínimo del 14,5% que tenía un móvil (17,4% entre los gallegos) a casi el 29 por ciento si es un ordenador de sobremesa (33% en Galicia). Lo más usual, según permite constatar la encuesta, es que la mayor parte de estos productos TIC que han dejado de emplearse se conserven en casa.

Aprendizaje en la red: uno de cada cuatro hacen cursos


Las tres actividades principales que realizan en internet sus usuarios están relacionadas con la comunicación (93,8% en el Estado; 90,8% en Galicia), el entretenimiento (85,9% estatal; 79,6% en Galicia) y la información (85,8% frente a 85,5%). No obstante, la red funciona asimismo como un recurso para formarse. Así, un 46,1 por ciento de ciudadanos de 16 a 74 años realiza actividades vinculadas con la educación, un 42,7% en el caso de los gallegos. Uno de cada cuatro hace cursos completos online y un tercio busca en la red material de aprendizaje.

Compartir el artículo

stats