Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Xunta constata “un deterioro” de la economía y revisará a la baja sus previsiones de crecimiento

Asegura que el incremento del PIB para este año será inferior al 6% esperado | Revisará sus gastos corrientes para paliar la inflación

El conselleiro de Facenda y el presidente de la Xunta, en el Parlamento. Xoán Álvarez

La Xunta preveía cerrar este año 2022 con un crecimiento económico del 6 por ciento. Superados los primeros momentos de la pandemia, la reactivación económica iba viento en popa empujada por la inyección de millones de euros procedentes de los fondos europeos. Sin embargo, la guerra de Ucrania y el endurecimiento del acceso al endeudamiento a nivel mundial han frenado en seco estas expectativas. La economía gallega experimentará un “deterioro” en sus estimaciones de crecimiento, según admite la Consellería de Facenda. Ante la elevada incertidumbre actual, el Gobierno gallego revisará a la baja las previsiones de incremento del PIB para este año.

Así lo avanza en las instrucciones publicadas ayer para comenzar a elaborar los presupuestos del próximo año. Son varias las amenazas que se ciernen sobre la economía gallega y que la Xunta desglosa como punto de partida a la redacción de sus cuentas para 2023. Por un lado, el cambio en la política monetaria de EEUU que ha endurecido el acceso al crédito, la revalorización del dólar frente al euro y el encarecimiento del barril de petróleo Brent. Pero también el conflicto ruso-ucraniano, que ha derivado en problemas de abastecimiento de materias primarias y un incremento de las mismas. Y como tercer factor, la Xunta apunta a la política de COVID cero y aislamientos aplicada por China, que puede causar nuevos obstáculos en las cadenas de producción y logísticas provenientes de aquel país.

Este contexto ha generado un importante aumento de los precios a nivel global y un encarecimiento de la energía. “La inflación no da tregua”, advierte la Xunta. Se ha elevado el euríbor y ha aumentado la prima de riesgo. Por eso, la Consellería de Facenda advierte que el crecimiento económico para el presente ejercicio será inferior al esperado.

Sigue así la senda de la Comisión Europea y del Banco de España que ya corrigieron a la baja sus previsiones de crecimiento para España en el 2022 hasta el 4 y el 4,5 por ciento respectivamente.

Fortalezas

En todo caso, Facenda aclara que la economía gallega sigue mostrando “síntomas de fortaleza” si se compara con la española. Así, defiende que la tasa de desempleo es inferior a la media nacional, la cifra de negocios en el sector servicios fue superior a la del conjunto del país, así como el crecimiento del gasto en consumo por parte de los hogares.

En todo caso, la inflación condicionará los presupuestos de Galicia para el próximo año. Así, en las cuentas se priorizará el apoyo a las familias y a los sectores y empresas más vulnerables a este incremento de precios.

Pero además la Xunta realizará de cara al próximo año una revisión de su política de gastos, especialmente del gasto corriente, para dar encaje al incremento de precios y atenuar su impacto sobre el erario público.

A pesar del contexto de incertidumbre económica y de que se han flexibilizado las reglas de estabilidad presupuestaria, Galicia seguirá apostando por la “prudencia” y por eso aboga por una “reducción del déficit público a medio plazo”.

Además del apoyo a familias y empresas afectadas por la inflación, los presupuestos del próximo año pondrán el foco también en la modernización de la actividad económica, en la innovación y la digitalización, así como en la reforma de los servicios públicos para que sean “más eficientes y también más sencillos y amistosos” con la ciudadanía. El otro gran objetivo será garantizar los medios y el personal en sanidad, educación y políticas sociales para continuar prestando “servicios públicos de calidad”.

Rueda ve “insuficiente” el plan anticrisis del Gobierno

El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, considera que las medidas anticrisis anunciadas por el Gobierno serán “insuficientes” si no incluye rebajas fiscales, especialmente la del IRPF o los hidrocarburos. Además, lamentó que el Ejecutivo de Pedro Sánchez “se empeña en no dialogar con nadie” y adopta medidas “unilaterales” que, según reiteró, “no son suficientes” para afrontar la actual crisis económica. Sánchez “solo acierta”, según Rueda, cuando adopta medidas “que el PP lleva pidiendo muchos meses”, como la reducción del IVA en la factura de la luz, “que hasta ahora eran calificadas como puramente cosméticas”.

Compartir el artículo

stats