Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La segunda vida de las materias de libre configuración

La Lomloe las suprime ya en los cursos impares, pero Educación indica que hay contenidos que incluirán otras asignaturas

El director de PISA aplaude el sistema educativo gallego. El director de Educación de la OCDE y coordinador del informe PISA, Andreas Schleicher, pudo conocer ayer de primera mano, como indican desde la Consellería de Educación, el modelo educativo gallego y sus “avances” en el I Congreso de Innovación Educativa e Dixital. Schleicher resaltó la equidad del sistema educativo gallego y ensalzó un trabajo “coherente” en los últimos años que desemboca no solo en que Galicia obtenga una buena posición en cuanto a desempeño en Europa (mejor promedio de España en PISA), sino que además lo haya conseguido sin dejar a nadie atrás. | XOÁN ÁLVAREZ

Algunas son unas recién llegadas a los institutos gallegos, como Inteligencia Artificial, cuyo currículo se aprobaba el pasado año en pleno verano para impartir durante este curso en 1º de Bachillerato. En teoría, flor de un día porque a partir de septiembre desaparece del catálogo. Otras ya son clásicos, al menos todo lo clásica que puede ser una materia que lleva por nombre Oratoria y que forma parte del menú de algunos institutos gallegos desde que la Xunta reguló por primera vez, en 2015, la oferta de libre configuración autonómica, unas asignaturas que iban más allá de las enseñanzas más tradicionales para animar a los escolares a mejorar su expresión, cuidar su entorno o su dieta o proteger sus prácticas en internet.

En total, el curso pasado Galicia disponía de un abanico de 25 de estas asignaturas cuya oferta dependía de que hubiera cuórum de alumnos y de que el centro contase con el profesorado adecuado para impartirlas. El resultado era que casi 30.000 estudiantes se formaban en temas como Promoción de estilos de vida saludable, en ESO, o Métodos estadísticos y numéricos, en Bachillerato, aunque la favorita, por número de “seguidores” –inscritos– era Programación, que, con más de 4.800 anotados, superaba el pasado curso por primera vez la matrícula de Oratoria.

Excluidas de la Lomloe

La Lomloe, sin embargo, erradica este tipo de asignaturas de su modelo educativo, explican desde la Xunta. A partir de septiembre quedan desterradas de los currículos a los que primero llega la aplicación práctica de la legislación. “En aplicación de la nueva ley de Educación, en los cursos impares el próximo año no habrá materias de libre configuración autonómica, mientras que en los cursos pares seguirán ofertándose un año más”, indican desde la Consellería de Educación.

No obstante, el departamento dirigido por Román Rodríguez lanza un mensaje de “tranquilidad”, al alegar que los contenidos de materias que hasta ahora se ofertaron bajo el paraguas de libre configuración autonómica serán “incorporados” a las asignaturas optativas cuyo contenido curricular “se está ultimando”. Currículo (de ESO y Bachillerato) que, según trasladaba la Xunta a los sindicatos, podría llegar antes de fin de mes a la mesa sectorial.

Un margen de maniobra "pequeño"

Educación aclara que “en el pequeño margen de maniobra” del que dispone la comunidad, el que puede manifestar al desarrollar la parte autonómica de los currículos, la Xunta “ha diseñado los títulos de las materias optativas en las que se incluyen aprendizajes académicos que hasta el momento podían adquirirse vía libre configuración autonómica”.

Subrayan que Galicia trabaja para “reforzar” de forma “significativa” la parte académica en lo tocante a contenidos y horas y en Bachillerato ponen como ejemplo dos materias. Si en esta etapa figuraban Patrimonio e Arte de Galicia o Xeografía e Historia de Galicia para su oferta voluntaria por los centros –que debían elegir entre una de ellas con dos sesiones semanales–, ahora la reemplazará lo que definen como una materia optativa autonómica “potente” –Xeografía, Historia e Arte de Galicia. Patrimonio e Sociedade–, que duplica las clases semanales de sus predecesoras y que asume el currículo de esas asignaturas que tenían un alcance “reducido” en alumnado y con una carga lectiva menor. Lo propio, añaden, ocurriría con Robótica, cuyos contenidos se integrarán en la optativa TIC.

En la ESO desaparece como tal la libre configuración, conceden. A cambio, los centros tendrán horas a su disposición –el doble, además– para reforzar los aspectos que consideren necesarios. De hecho, había centros que ya destinaban ese tiempo a incidir en el inglés o a las matemáticas. En 3º y 4º, cuando la Lomloe permite incluir optativas, la Xunta plantea una autonómica que rescata del posible olvido la Oratoria. Pero en el listado de materias proyectadas para esta etapa no figuran Igualdad de género, Sociedad inclusiva o, Paisaje y sostenibilidad, entre otras, todas ellas pensadas para 1º y/o 2º.

Críticas sindicales

De hecho, la CIG las citaba hace unos días al cuestionar no hubiera “la menor” información sobre la permanencia o no en estos cursos de las materias que se imparten en la actualidad. El sindicato alude a nueve asignaturas y reclama que no se suprima la posibilidad de que los institutos puedan mantener aquellas con las que ya trabajaban.

En el caso de Bachillerato, la organización sindical echa de menos en el currículo de 1º alusiones a materias recientemente implantadas, como Coeducación para el siglo XXI, Literaturas Hispánicas o Robótica –cuyos contenidos, según lo explicado previamente por la Xunta, se sumarán a los de materia TIC–.

Compartir el artículo

stats