Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Xunta ofrecerá una paga económica a 5.000 dependientes en lista de espera

Un mayor en una residencia, Brais Lorenzo

Un mayor en una residencia, Brais Lorenzo Brais Lorenzo

Galicia cuenta ya con una batería de medidas para desatascar la atención a la dependencia, que permitirá reducir “sustancialmente” la lista de espera. La iniciativa con mayor impacto beneficiará a lo largo de este año a un total de 5.000 dependientes gallegos que, pese a tener derecho a una prestación, aguardan por una ayuda a domicilio o bien a que quede libre una plaza en una residencia o un centro de día. La Consellería de Política Social les enviará una carta a cada uno de ellos para ofrecerles, mientras esperan, el cobro de una paga económica vinculada a la adquisición de un servicio o para costear un cuidador en el entorno familiar.

Cobrarán una ayuda para un cuidador o un servicio mientras aguardan por la asistencia a domicilio o una plaza residencial | Se subirá la financiación para ampliar la atención en casa

Ésta es una de las medidas planteadas por la Xunta dentro del plan de choque de atención a la dependencia impulsado por el Gobierno central y que supondrá para la comunidad autónoma una inyección extra de fondos este año de 45 millones de euros.

El principal cuello de botella en la atención a la dependencia está en la reducida oferta de plazas en residencias así como en las dificultades para ampliar la ayuda a domicilio debido a que este servicio está infrafinanciado y los concellos tienen problemas para contratarlo. La pandemia paralizó además el pasado año muchos expedientes y agravó las listas de espera.

Galicia tiene ahora mismo algo más de 4.000 dependientes sin atender pese a tener reconocido ya el derecho a una prestación. Pero a estos hay que sumar las solicitudes que aún están pendientes de ser valoradas.

Política Social avanza que reforzará el personal dedicado a evaluar a los dependientes y el encargado de labores administrativas para agilizar el reconocimiento de los grados y la asignación de los recursos necesarios para atender a esta población. De esta manera, estiman que este año podrán resolver 7.500 nuevas solicitudes y agilizar la tramitación de 5.000 dependientes que han pedido una revisión de su expediente, bien por estar disconformes con la ayuda o por agravamiento de su estado.

Si se resuelven más solicitudes habrá más lista de espera, sobre todo entre aquellos a los que se le ha asignado una plaza residencial o una ayuda a domicilio. Para evitarlo, la Xunta les remitirá una carta, “con un modelo simplificado de solicitud de revisión de su programa de atención” que, si los afectados aceptan, será tramitado de forma prioritaria.

Medidas propuestas por Galicia para reducir la lista de espera

  • Ofrecer a dependientes en espera por una residencia, centro de día o ayuda a domicilio una paga económica : 5.000 beneficiarios
  • Ampliar la financiación de la ayuda a domicilio : 1.00 nuevos dependientes atendidos, 10.000 usuarios que podrán incrementar las horas de atención y 14.000 profesionales con mejoras en las condiciones laborales
  • Refuerzo del personal de valoración y gestión : se beneficiarán 7.500 nuevos solicitantes y 5.000 dependientes que han pedido revisión
  • Más plazas de atención residencial : 200 beneficiarios

En esta misiva se les informará de la cuantía de las prestaciones económicas a las que pueden optar mientras esperan por una plaza en una residencia o la atención domiciliaria. Se les dará a elegir entre una paga por cuidador familiar o por servicio. Las cantidades dependerán en cada caso de la capacidad económica del beneficiario y de su grado de dependencia.

  • La lista de espera de la dependencia en Galicia se reduce por el COVID

El otro atranco en la atención a dependientes está en la infrafinanciación de la ayuda a domicilio. La propia Consellería de Política Social lo reconoce: “Hemos incrementado en distintas ocasiones el número máximo de horas disponibles para su financiación en los distintos ayuntamientos, pero se están detectando dificultades por parte de estos últimos para la prestación directa o la licitación del servicio en un contexto de costes crecientes del servicio”, explican.

Financiación

La Xunta paga 9,7 euros la hora “desde hace años” y reconocen que hay una “demanda creciente” para que se acometa una actualización de este importe. Ahora mismo están negociando esta cuestión con la Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp).

Este incremento en la financiación de la ayuda a domicilio permitirá 1.000 nuevas incorporaciones al servicio de atención en el hogar. Además se podrán ampliar las horas de asistencia a otros 10.000 dependientes. Y se mejorarán las condiciones laborales de 14.000 profesionales dedicados a estas tareas.

  • Dos dependientes gallegos fallecen cada día en lista de espera
    Entre enero y junio de 2020 murieron 437 gallegos que estaban pendientes de ser valorados o de recibir una prestación

Y, por último, la Consellería de Política Social incluye dentro de su plan de choque para desatascar la dependencia un incremento en las plazas en residencias lo que le permitirá atender a 200 mayores más este año, según sus cálculos.

El tiempo medio para recibir una prestación creció un 17% en la pandemia hasta los 395 días

Si antes de la pandemia los dependientes y sus familiares ya tenían que armarse de paciencia para tramitar una ayuda, con la crisis sanitaria del COVID la espera se hizo aún más larga. Las residencias cerraron sus puertas a nuevas incorporaciones y se suspendió la actividad de los centros de día. Además, por el miedo al virus, muchos mayores renunciaron a la ayuda a domicilio.

A esto se suma una paralización en la tramitación de expedientes durante dos meses en el primer estado de alarma. El resultado: el tiempo medio de espera para recibir una prestación por dependencia pasó de 338 días en 2019 a 395 el pasado año, es decir, un 17 por ciento más. Aún así, la demora en Galicia es menor que la media nacional que se situó en los 457 días. La Consellería de Política Social confía en reducir estos tiempos a lo largo de este año.

Compartir el artículo

stats