Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La lista de espera de la dependencia en Galicia se reduce por el COVID

Entre marzo y diciembre fallecieron 462 personas que aguardaban su prestación

La pandemia de COVID-19 ha aumentado la mortalidad entre las personas dependientes, lo que ha permitido rebajar en Galicia la lista de espera en 2.087 personas. De ellas, 462 salieron de ese limbo por haber fallecido entre marzo y diciembre, en el que se notó el impacto de un coronavirus, que hasta el momento ha causado la muerte a 2.300 personas, una de las cifras más bajas entre las comunidades. Debido a ese efecto, la comunidad cerró un año “realmente difícil para el sistema de dependencia” con casi un millar de personas atendidas más que el año anterior.

Estas son algunas de las principales conclusiones del XXI dictamen del Observatorio estatal de la Dependencia, elaborado por la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales. De acuerdo con sus datos, salieron del sistema 7.792 ciudadanos por fallecimiento entre marzo y diciembre. De esa cifra, 462 estaban en lista de espera para recibir algún tipo de servicio al que tenían derecho, 6 necesitaban pasar un examen sobre el grado de ayuda y el 94% formaba ya parte del sistema de atención.

“Esto ha contribuido notablemente a la reducción de la lista de espera, tanto es así que de las 2.087 personas que han abandonado la lista de espera de resolución de prestación, el 21,85% lo han hecho como consecuencia del fallecimiento de la persona y no por la gestión de la comunidad”, concluye el citado informe, que a nivel estatal eleva a 55.487 las personas fallecidas cuando se encontraban en lista de espera a lo largo de todo el año.

El año pasado se cerró en Galicia con 908 ciudadanos atendidos más que en 2019, situándose la cifra en 62.544, a pesar de que las solicitudes se desplomaron en 3.288 hasta alcanzar las 77.385.

Casi cinco mil siguen sin servicio pese a tener derecho a él

Las personas que siguen en lista de espera ascienden a 4.923, pues tienen derecho a una prestación 67.467, 2.625 menos que un año antes. De esa forma, Galicia se situó en el grupo de nueve autonomías que rebajaron la lista de espera (en el cuarto lugar, con un 4,8% menos)

También se registró un efecto positivo en las prestaciones, pues la comunidad otorgó 1.275 nuevas gracias al incremento de aportaciones económicas y de cuidados familiares (1.893), que compensaron la reducción de la atención residencial (-284), en centros de día (-175) y ayuda a domicilio (-382). Esta última, sin embargo, sigue al frente de la lista de prestaciones, rozando el 32% y casi duplicando la media nacional del 17%.

Y eso, a pesar de que el Gobierno central sigue incumpliendo la obligación de cofinanciar el 50% del gasto. La Xunta aportó 292 millones de euros (75%) mientras que la administración estatal apenas alcanzó los 39 (25%( en un contacto en que el desembolso global descendió en 5,5 millones.

A nivel estatal, el año se cerró con 248.751 dependientes fallecidos, según el citado balance que advierte de un exceso de mortalidad de 52.835 personas, siendo abril el mes más crítico en muertes, seguido de marzo. El COVID se antoja la explicación de ese drama.

"Cerca del 80 % de las personas que salieron de la lista entre marzo y diciembre, lo hicieron por fallecimiento"

decoration

“Ha sido un año de retroceso marcado por la pandemia, ha sido terrorífico, de muchísimo dolor, sufrimiento y muerte”, explicó el presidente del Observatorio, José Manuel Ramírez, en la presentación de esta evaluación, informa Efe. “Uno de cada cuatro dependientes fallecidos estaba en la lista de espera”, añadió.

“Miren este dato terrorífico: cerca del 80 % de las personas que salieron de la lista entre marzo y diciembre, lo hicieron por fallecimiento, para vergüenza de los gobernantes”, cerró.

Compartir el artículo

stats