Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Xunta limpiará fincas si se ceden al Banco de Terras

Operarios trabajan en la limpieza de los márgenes de una carretera.

Operarios trabajan en la limpieza de los márgenes de una carretera. IÑAKI OSORIO

Los concellos podrán solicitar su intervención si como mínimo el 70% de los propietarios está de acuerdo

La maleza crece sin parar y mantener limpias las franjas de seguridad contra incendios en los perímetros que rodean los núcleos de población supone una tarea ingente. Cada año la Xunta envía miles de apercibimientos a los propietarios para instarles a cumplir con sus obligaciones y desbrozar sus fincas. El problema se resolvería si esas tierras se cultivasen o se dedicasen a la ganadería. Por ello la Consellería de Medio Rural ofrece hacerse cargo de la limpieza de las parcelas situadas en esas franjas de protección a cambio de que cedan su uso al Banco de Terras.

Se trata de una nueva figura para movilizar tierras que está poniendo en marcha el departamento que dirige José González. Se denominan “iniciativas estratégicas” y podrán beneficiarse de ellas los 269 concellos adscritos al convenio entre Xunta y la Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp) para la limpieza de biomasa.

Cada ayuntamiento podrá presentar un proyecto por año para la limpieza de un núcleo de población dentro de su término municipal. En el caso de municipios que tengan superficies incluidas en Red Natura o parques naturales podrán solicitar hasta dos “iniciativas estratégicas”. Para ponerlas en marcha se requiere al menos el acuerdo del 70 por ciento de los propietarios de las fincas situadas en la franja de seguridad contra incendios –que abarca un perímetro de 50 metros entorno a las viviendas y núcleos poblados–.

“Entonces entra la Administración y se haría cargo de la gestión de la biomasa con la única condición de que los que se adhieran firmen un contrato con el Banco de Terras, de tal manera que las fincas pueden ser trabajadas por algún vecino o cualquier otra persona interesada”, explica el director xeral de Defensa do Monte, Manuel Rodríguez.

Es un planteamiento similar al proyecto de las aldeas modelo, pero menos restrictivo, con la intención de llegar a una mayor parte del territorio.

Para constituir una aldea modelo es imprescindible que haya un “promotor”, es decir, una persona interesada en explotar esas tierras. Y está orientado específicamente a tierras en estado de grave abandono y buena capacidad productiva. Cualquier concello de Galicia puede presentar su proyecto. Actualmente hay 12 aldeas modelo constituidas y unas sesenta peticiones pendientes.

“El foco principal es prevenir incendios”, dice el director xeral de Montes

decoration

“La diferencia fundamental es que las aldeas modelo están muy enfocadas a la explotación de esa tierra para prevenir incendios. En cambio en la iniciativa estratégica el foco principal es prevenir incendios, no la explotación de la tierra. Primero se gestiona la biomasa y después a continuación se pone esa tierra a disposición de algún vecino que la quiera trabajar”, explica el director xeral de Defensa do Monte. Además esta nueva figura se encuadra dentro del convenio con la Fegamp para limpieza de biomasa y, por lo tanto, solo se podrán beneficiar de ella los 269 ayuntamientos adheridos.

La Consellería de Medio Rural tiene en estudio ya 10 “iniciativas estratégicas”, dos de ellas en la provincia de Pontevedra. “Estamos determinando las franjas de seguridad y tratando de identificar a los propietarios”, explica Manuel Rodríguez.

  • INICIATIVAS ESTRATÉGICAS

    Potenciales beneficiarios: 290 concellos adheridos al convenio de limpieza de biomasa entre Xunta y Fegamp. Cada concello podrá presentar un proyecto por año (salvo si tienen terrenos en espacios protegidos, en ese caso podrán presentar dos proyectos). Se necesita el acuerdo del 70% de los propietarios. Se actuará sobre la limpieza de las franjas de seguridad contra incendios y hasta 1 kilómetro adicional en las vías de acceso al núcleo de población

Finalidad

En aquellos núcleos donde estas actuaciones fructifiquen la Xunta asumirá la limpieza de la maleza no solo de la franja de seguridad sino también de los márgenes de la carretera de acceso al pueblo durante un kilómetro.

“Se trata de que no tenga que ser la administración la que esté continuamente obligando a los vecinos a gestionar la biomasa”, explica el director xeral de Defensa do Monte.

La Consellería de Medio Rural quiere animar a los ayuntamientos gallegos a presentar “iniciativas estratégicas” con cargo al convenio de protección de aldeas que estará vigente hasta el año 2022 y que destina anualmente unos 36,7 millones de euros, de los cuales la Xunta aporta alrededor de 28 millones, para acometer la limpieza de las franjas de seguridad.

Se beneficiarán los 269 municipios adscritos al convenio con la Fegamp

En virtud de este convenio la Consellería de Medio Rural ofrece los servicios de la empresa pública Seaga para acometer los desbroces en las parcelas situadas en el entorno de zonas pobladas a cambio de una tarifa fija.

La intención de la Xunta es intensificar este año el desbroce de terrenos forestales y del rural para evitar los daños causados por los incendios y contener su propagación. Su plan de prevención contempla un incremento en 2021 de un 26 por ciento en los terrenos que serán limpiados de maleza, pasando de las 46.000 hectáreas del año pasado a las 58.000 en el actual ejercicio.

Un operario desbroza una finca Iñaki Osorio

Financiación para desbrozar los márgenes de hasta 2.700 kilómetros de vías municipales

Además de la puesta en marcha de “iniciativas estratégicas” para que la Xunta asuma la limpieza de las franjas de seguridad a cambio de ceder el uso de las fincas al Banco de Terras, el convenio suscrito entre la Consellería de Medio Rural y Fegamp incluye para este año financiación para actuar sobre los márgenes de la red viaria municipal.

La falta de limpieza en el entorno de estas vías puede ser un factor de riesgo en caso de incendio forestal. De ahí que la Xunta destine una partida para acometer desbroces en hasta 10 kilómetros de red viaria por concello y año.

Esto significa que en los 269 concellos adheridos al convenio podrían llevarse a cabo actuaciones de gestión de biomasa en vías de titularidad municipal de 2.690 kilómetros en toda Galicia. En A Coruña serán 780 kilómetros, en Ourense 870, en Pontevedra 510 y en Lugo 530.

En total, tanto para la puesta en marcha de “iniciativas estratégicas” como para la limpieza de carreteras municipales la Consellería de Medio Rural ha reservado un presupuesto de 7,7 millones de euros para este año 2021.

Compartir el artículo

stats