Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Hospital único" para desatascar las listas de espera: podrán derivarse pacientes a otras áreas sanitarias

Imagen de archivo de las consultas externas de Povisa en Vigo.

Imagen de archivo de las consultas externas de Povisa en Vigo.

La espera para operarse o para una consulta se disparó el pasado año debido a la necesidad de priorizar a los enfermos de COVID. Los gallegos deben aguardar 18 días más para entrar a quirófano (72,6 días en total) y casi ocho jornadas más para ser atendido por el especialista (49,3 días frente a los 41,5 de 2019). Para desatascar las listas de espera la Consellería de Sanidade prepara un plan de choque, dotado con 15 millones de euros, con el que pretende agilizar la atención de 230.000 pacientes. Para ello, además de ampliar la actividad del Sergas al horario de tarde, se implantará el modelo de “hospital único”. Esto significa que si no hay disponibilidad para atender a un paciente en su centro de referencia podrá ser derivado, siempre de forma voluntaria, a cualquier otro hospital del Sergas.

Con este plan la Xunta busca recuperar la actividad suspendida durante la segunda ola de la pandemia (en el mes de octubre), según explicó ayer el presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, quien aclaró que “durante la tercera ola no se suspendió actividad quirúrgica”.

La inyección económica de 15 millones de euros servirá para impulsar 230.000 actos asistenciales extraordinarios. Así se realizarán 115.000 pruebas diagnósticas, 92.000 consultas externas y 19.000 intervenciones quirúrgicas.

Disponibilidad

Para agilizar las listas de espera se adoptará el sistema de “hospital único” , que afectará tanto a los profesionales como a los pacientes. “Si a una persona le hacen una resonancia magnética en un hospital comarcal, esa prueba podrá ser interpretada por un radiólogo de cualquier hospital, explicó Feijóo.

Pero también supondrá que “si no hay disponibilidad” para atender a un paciente en su centro de referencia, bien sea para una consulta o para una intervención, se le ofrecerá la posibilidad de ir a cualquier otro hospital. Se buscará siempre el más cercano, según aclara la Xunta.

Esta medida permitirá, tal y como explicó Feijóo, atender con más agilidad sobre todo a los pacientes de hospitales comarcales, que cuentan con recursos más limitados por la escasez que hay de profesionales en algunas especialidades.

Peonadas

“El sistema funciona con ese criterio de unicificidad. Hay un hospital único: el Servizo Galego de Saúde, que está dividido en distintos y hospitales; pero los pacientes tienen una única tarjeta sanitaria”, resumió el presidente gallego. En todo caso, aclaró que espera que la mayoría de los pacientes sean atendidos dentro de su área sanitaria.

El plan se pondrá en marcha “en las próximas semanas”, según la Xunta. El Sergas buscará también desatascar el “cuello de botella” que existe en consultas, pruebas diagnósticas y operaciones ampliando la actividad al horario de tarde.

Según explicó Feijóo, la actividad en los hospitales en jornada ordinaria, es decir de mañana, es ya “plena”. “No hay huecos, salvo lo reservado para enfermos COVID”, aclaró. Por ello, el Sergas prevé que se puedan usar las tardes para agilizar las listas de espera. Sin embargo, el presidente de la Xunta explicó que están viendo cuántos profesionales están dispuestos a hacer estas peonadas, por las que el Sergas les pagará un extra.

Feijóo pide al Gobierno que retire el recurso a la Lei de Saúde

El Gobierno ha aceptado negociar con la Xunta las discrepancias sobre la Lei de Saúde pero el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, advierte que si no retiran el recurso que han presentado ante el Tribunal Constitucional contra la norma gallega será “hablar por hablar”. Feijóo reiteró que cuando se levante el Estado de Alarma el 9 de mayo las comunidades se quedan sin herramientas para gestionar la pandemia y además no podrán aplicar la Lei de Saúde si está recurrida.“Supongo que retirarán el recurso para sentarnos a hablar.”, advirtió.

Apoyo a Vox

Tras la reunión semanal del Consello de la Xunta, Feijóo salió en defensa de Vox tras los incidentes en Madrid: “fascistas son los que tiran piedras, no los que dan mítines solicitando un voto democrático. Es justo al revés”

Compartir el artículo

stats