Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las farmacias deberán contar con una zona adicional para tratar las dosis personalizadas

Un hombre compra medicinas en una farmacia de A Estrada.

Un hombre compra medicinas en una farmacia de A Estrada. BERNABÉ/LUISMY

Sanidade regulará este año un sistema para evitar despistes con la medicación | Las boticas alertan de falta de espacio independiente para este servicio, no válido para tratamientos puntuales

Galicia impulsará este año el sistema de dosis personalizadas de medicamentos en las farmacias, pero los establecimientos que quieran prestar este servicio deberán cumplir diversos requisitos. Entre ellos, destaca la necesidad de contar con un espacio específico para esta actividad, donde atender a los pacientes de forma individualizada garantizando su confidencialidad. Además, deberán disponer de otra zona independiente para almacenar los fármacos que se entreguen por dosis. Los tratamientos podrán dispensarse cada 15 días por norma general, aunque se admitirán “excepciones” justificadas.

En la comunidad residen más de 800.000 pacientes crónicos y 70.000 polimedicados, es decir, que toman más de 10 medicamentos. Garantizar el cumplimiento de las pautas médicas en estos tratamientos constituye una prioridad para el Servizo Galego de Saúde (Sergas). Para lograr esa meta, cientos de farmacias en Galicia se han lanzado a preparar envases a medida para los pacientes, con cajas en las que separan las pastillas para cada día y franja horaria, facilitando así el respeto a la posología.

Esta opción está contemplada en la Lei de Ordenación Farmacéutica de Galicia de 2019, pero falta su desarrollo normativo, que ahora afronta la Consellería de Sanidade. El borrador de decreto para regular estos sistemas de dispensación ya está elaborado y la Xunta prevé que entre en vigor este año.

El documento determina requisitos de personal y espacios para que las boticas puedan aplicar esta fórmula, consistente en fragmentar en nuevos envases las dosis diarias para cada paciente, a fin de que no se salten ninguna toma. Por ejemplo, aportarán a una persona una tableta con espacio para los siete días de la semana y sus dos o tres pastillas diarias por horas. En caso de que cada una necesite una pauta propia (como ser ingerida tras una comida) se especificará.

Cada negocio deberá contar con un almacén ‘ad hoc’ para esta modalidad

Sin embargo, las farmacias deberán adaptarse para esta práctica. La legislación ya establece que cuenten con áreas diferenciadas de dispensación y atención, pero el citado decreto obliga a que cuenten con “un área dedicada a esta actividad con zonas independientes”. Entre ellas, se fija un espacio de atención “separado de la zona de dispensación que permita la atención individualizada y que garantice la confidencialidad de la entrevista” con el paciente que recibirá las dosis personalizadas.

Esa entrevista será imprescindible para pautar el servicio y abrirle una ficha en la botica con sus dolencias para no perder la supervisión del caso.

Además, deberá haber otra zona de almacenamiento de medicamentos para este sistema. “Estará claramente separada de la de almacenamiento de otros medicamentos y productos de farmacia, de tal forma que no exista posibilidad de confusión”, establece el borrador de decreto.

Asimismo, las boticas contarán también con un espacio para preparar las dosis, que podrá ser compartido con el laboratorio para elaborar fórmulas magistrales, y un archivo ad hoc.

"La mayoría de las farmacias no pueden disponer de varias zonas de atención farmacéutica diferenciadas ni tampoco pueden disponer de varias zonas de elaboración ni de almacenamiento"

decoration

Estas cuestiones preocupan al sector, pues “disponer de tantas zonas diferenciadas no es posible en muchas farmacias”, avanza Alba Soutelo, presidenta del Colexio Oficial de Farmacéuticos de Pontevedra. “Por privacidad y confidencialidad del paciente, es necesaria una zona de atención farmacéutica en la farmacia, que debe estar separada de la zona de dispensación, pero debería ser suficiente con disponer de una única zona y que no haya que tener una zona diferenciada por cada servicio que preste la farmacia. La mayoría de las farmacias no pueden disponer de varias zonas de atención farmacéutica diferenciadas ni tampoco pueden disponer de varias zonas de elaboración ni de almacenamiento. La superficie de cada farmacia es la que es y todas cumplen la Lei de Ordenación Farmacéutica de Galicia, por lo que no se debería exigir que para prestar servicios profesionales farmacéuticos se necesite una superficie mayor”, declara.

El marco general establecido por esta nueva norma determina que no se puedan preparar medicamentos en dosis más allá de 15 días, aunque se permitirán excepciones si son justificadas. Además, no podrá emplearse este sistema para tratamientos puntuales ni para fármacos que deban conservarse por debajo de 8º.

En la actualidad, muchas farmacias ya aplican este sistema. En Pontevedra, son el 30% del total (123) las que usan este método, aunque una vez entre en vigor el decreto dispondrán de tres meses para adaptarse a los nuevos requisitos.

Sistema de dosis personalizadas de medicamentos

  • ¿Qué es?

    Es la preparación y entrega de medicamentos por dosis adaptadas a cada paciente, fijando las pautas de toma de cada uno. Se entregan recipientes con espacio para cada día de la semana y sus franjas horarias con las píldoras correspondientes en cada caso.

  • ¿Qué persigue?

    Evitar olvidos o despistes con la medicación y favorecer la adherencia a los tratamientos para los pacientes crónicos (800.000 en Galicia) o polimedicados (70.000).

  • ¿Ya se presta este servicio?

    Sí, en Pontevedra, por ejemplo, lo hacen 123 boticas, que suponen el 29% del total. Esta opción está recogida en la Lei de Ordenación Farmacéutica de 2019, pero no está regulada. Esta regulación se fija en un nuevo decreto que entrará en vigor este año.

  • ¿Qué requisitos establece la nueva norma?

    Las farmacias que quieran prestar este servicio deberán solicitarlo y cada paciente deberá posteriormente pedírselo a su farmacéutico. Pero para ofrecer estas dosis personalizadas, cada botica deberá contar con un espacio habilitado solo para este servicio en el que atender a los pacientes de forma confidencial, además de almacenar de forma independiente estas dosis. Podrán envarlas en el área de laboratorio de fórmulas magistrales.

  • ¿Encarece el medicamento?

    Las boticas estiman que el coste es de entre 20 y 30 euros por paciente, pero Sanidade había prometido que lo financiaría. Esta cuestión todavía no se ha abordado.

La financiación del servicio se concretará más adelante entre la Xunta y el sector

El decreto que regula la dispensación de dosis personalizadas de medicamentos obvia una cuestión crucial, que deberán concretar Xunta y sector a través del concierto para la prestación farmacéutica. En todo caso, Sanidade se había comprometido a financiar un sobrecoste de entre 20 y 30 euros para las boticas, según cálculos de estas. Ese dinero procede de la manipulación y trabajo para envasar los medicamentos según las pautas de cada paciente, al que entregarán blísters con los píldoras organizadas por días y franjas horarias. Además, los farmacéuticos deberán entregarle el prospecto de cada medicamento y recibir un consentimiento informado de que aprueba esta vía de dispensación.

Formación específica

El Sergas pretende estandarizar el procedimiento para envasar y distribuir estas dosis personalizadas, para lo que obligará a que el personal de cada botica reciba formación de entre 25 y 30 horas como mínimo, al tiempo que fija unas condiciones de higiene máximas. Los establecimientos deberán garantizar que su personal manipula esos medicamentos con guantes, bata y mascarilla en una zona especialmente habilitada para este servicio dentro de sus instalaciones. Tal como establece la Lei de Ordenación Farmacéutica, podrán dispensarse estos tratamientos a domicilio en caso de personas con problemas de dependencia o movilidad.

Compartir el artículo

stats