Suben los accidentes mortales en Galicia en el mes de marzo, tras recuperarse la movilidad en la comunidad, según datos de la Dirección General de Tráfico. La reducción de las restricciones por COVID19 ha tenido una incidencia directa en las carreteras gallegas con un trágico balance, que triplica el número de fallecidos y de accidentes, a los registrados el mismo mes de 2020, en el que se decretó el estado de alarma y el primer confinamiento domiciliario.

Así, en este tercer mes de 2021 se produjeron ocho siniestros mortales en los que fallecieron diez personas, frente a los tres accidentes ocurridos en el mismo periodo del año pasado, con un balance de tres muertes.

Dos colisiones, dos atropellos y dos vuelcos, además de cuatro salidas de vía, conforman la tipología de los siniestros de marzo.

La tragedia de Salceda

Uno de los accidentes más drámaticos fue el ocurrido en la localidad pontevedresa de Salceda de Caselas, en el que fallecieron dos menores, además de su madre. El fatal siniestro sucedió en la noche del 19 de marzo, Día del Padre, y se produjo tras una colisión frontal entre dos turismos. En uno de ellos viajaban las personas que perdieron la vida, una niña de 13 años, un niño de 6 y su madre, de 38.

Accidente mortal en Salceda: Así quedaron los coches siniestrados Anxo Gutiérrez

El resto de las personas que murieron en las carreteras gallegas tenían más de 25 años. En lo que va de año, 16 personas fallecieron en 14 accidentes de tráfico en Galicia, así que marzo se convierte en el mes más negro de este 2021, al duplicar las cifras registradas en todo enero y febrero.