Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La hostelería reabre con registro QR pero su uso no es obligatorio

Restaurantes y cafeterías tendrán que colocar en un lugar visible el código y los carteles con el número de aforo máximo permitido

Hosteleros y autónomos salen a la calle en los municipios de Galicia. Rechazar la criminalización del sector y reivindicar indemnizaciones por el tiempo que llevan cerrados sus negocios, fueron el eje de las marchas y concentraciones convocadas por las asociaciones hosteleras gallegas. Armados con sartenes y pancartas en las que rechazaban “esmolas” y reivindicaban el rescate de sus negocios, centenares de afectados recorrieron calles y plazas. En la imagen, la reivindicación en Vilagarcía. | NOE PARGA

Hosteleros y autónomos salen a la calle en los municipios de Galicia. Rechazar la criminalización del sector y reivindicar indemnizaciones por el tiempo que llevan cerrados sus negocios, fueron el eje de las marchas y concentraciones convocadas por las asociaciones hosteleras gallegas. Armados con sartenes y pancartas en las que rechazaban “esmolas” y reivindicaban el rescate de sus negocios, centenares de afectados recorrieron calles y plazas. En la imagen, la reivindicación en Vilagarcía. | NOE PARGA

La hostelería reabre mañana de forma parcial las puertas de bares y restaurantes en Galicia sin un modelo claro de rastreo entre los clientes de los locales en caso de brote o de contacto con un positivo, ya que aunque podrán descargar el código QR vinculado a la Passcovid de la Xunta para que los clientes puedan registrar su paso, su uso no es obligatorio, según explicó ayer el vicepresidente Alfonso Rueda en su reunión con los representantes del sector acompañado por la conselleira de Emprego, María Jesús Lorenzana, y el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña.

Cuenta atrás para la reapertura de bares y restaurantes en Galicia Agencia ATLAS

Tras explicarles el proceso para informar del aforo máximo, mediante la descarga del cartel en la plataforma Turespazo, Rueda pidió la colaboración del sector para tener disponible el código QR del establecimiento, con el que los clientes podrán acreditar su presencia mediante la aplicación Passcovid e implantar su empleo al máximo. De este modo la localización de los clientes será más fácil en caso de estar en contacto con un positivo en un local de hostelería. Y es que apenas 64.200 gallegos, el 3%, se han descargado la APP.

Lo que si se ha definido es un plan de colaboración entre policía local, nacional y guardia civil para el control de aforos, horarios y cumplimiento de las medidas de seguridad “con el objetivo de llevar a cabo una reapertura progresiva con todas las garantías de seguridad”, indicó Rueda.

La coordinación entre las fuerzas de seguridad se abordó ayer en una reunión en la que participaron Rueda; el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña; el delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada y el presidente de la Federación Galega de Municipios y Provincias (Fegamp), Alberto Varela.

Los ayuntamientos se encargarán de garantizar el cumplimiento de las restricciones vigentes en los negocios de hostelería con sus policías locales en colaboración con el resto de fuerzas de seguridad, reforzándose así la vigilancia que se lleva a cabo desde comienzos de año y para “vigilar” aquellos negocios y clientes incumplidores.

Los agentes comprobarán que se encuentre en el exterior y en lugar visible al foro máximo permitido en cada momento y que se respete. Además, velarán porque tanto clientes como empleados cumplan la distancia de seguridad, el uso obligatorio de mascarilla y el resto de medidas de prevención. Javier Losada, por su parte, trasladó a los responsables autonómicos “la máxima colaboración y apoyo” de los medios del Gobierno. Guardia Civil y Policía Nacional, que desde el pasado 27 de enero realizaron 16.903 controles, con 90 detenidos y 6.054 propuestas de sanción en el control de las restricciones de movilidad, se suman ahora al plan de protección de la hostelería.

Avalancha de peticiones de ayuda: casi 16.000 desde el viernes

La Xunta de Galicia ha recibido ya casi 16.000 peticiones de ayuda tras la publicación el viernes pasado del segundo plan de rescate dirigido a autónomos y pequeños empresarios afectados por las restricciones, afectados por la crisis del coronavirus entre los que figuran los hosteleros. El vicepresidente primero, Alfonso Rueda, sostiene que esta avalancha de peticiones da “buena muestra” de “la urgencia” del plan de rescate. Alfonso Rueda, subrayó con un “bienvenido sea, un año después”, el anuncio del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez de apoyos a los negocios más afectados por el coronavirus. y pidió que este anuncio “se materialice cuanto antes”. Respecto a la demanda que presentarán los hosteleros de Pontevedra para exigir indemnizaciones por los cierres, Rueda reiteró que las asociaciones de hosteleros están “en su derecho” de presentar reclamaciones por la vía judicial. La “obligación” de la Xunta, subrayó, es “dar ayudas para mitigar” el impacto de la crisis y también defender los argumentos jurídicos para adoptar las medidas sanitarias precisas en cada momento. Frente a las críticas de la asociación de hostelería de Santiago, argumenta que “la representatividad” de los portavoces con quienes se reúne la Xunta –el presidente del Cluster de Turismo y tres responsables más– “está más que acreditada”.

Compartir el artículo

stats