Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

A por la octava ley educativa de la democracia

Reválidas, Religión, autonomía de los centros, itinerarios en ESO o nuevas tecnologías, retos de la reforma

La Subcomisión del Congreso de los Diputados de la que saldrá el Pacto por la Educación ha de tener listo un texto base en junio, que será la plantilla para redactar una nueva ley educativa. Se espera una norma abierta, sin demasiada concreción (al contrario que la LOMCE, que llegaba muy al detalle), para que dure en el tiempo y con vocación de estabilidad. Así lo acordaron a finales del pasado año PP, PSOE, Ciudadanos y el resto de partidos de la cámara, como Unidos Podemos, que se unió después. ¿El motivo? Alcanzar un pacto educativo entre todas las fuerzas políticas, a propuesta del PP, tras las variaciones en la LOMCE desde su puesta en marcha, sobre todo en la definición de las reválidas.

Ese pacto educativo sería el primer acuerdo en esta materia en más de 40 años; el exministro socialista Ángel Gabilondo lo intentó en 2010, centrándose en flexibilizar los estudios postobligatorios y mejorar la Formación Profesional (FP), pero no salió adelante. El primer Pacto por la Educación, para evitar la aplicación de normas distintas cada cierto tiempo, y la octava ley educativa de la democracia. Esta norma sustituirá a la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa.

¿Qué tendrá que abordar la reforma educativa, para que la nueva ley pueda establecer un marco duradero en el tiempo? La evaluación del sistema educativo será uno de los temas, tras la recuperación de las reválidas en la filosofía inicial de la LOMCE.

Las reválidas, exámenes de fin de etapa en una primera redacción obligatorios para pasar a la siguiente fase de estudios y también para obtener el título de la recién terminada, fue de lo más polémico de la LOMCE. De hecho, el Ministerio de Educación suavizó su contenido.

La asignatura de Religión será otro de los temas importantes de cara al pacto educativo. La elección entre la materia religiosa y una centrada en valores éticos, que existió en varias leyes anteriores, será un tema que sindicatos, profesores y autoridades educativas tendrán que decidir. También será importante la distribución de las horas de dichas materias en las distintas etapas, o la presencia de la asignatura religiosa en Bachillerato.

Los itinerarios de 4º de ESO, con la posibilidad de elegir entre Enseñanzas Académicas (para los que deseen continuar por Bachillerato) o Aplicadas (para los que se encaminan a una FP de grado medio) es otro de los temas que tendrán que afinar, así como la FP Básica, como una derivación de los Programas de Garantía Social o PCPIs.

La FP Básica se concibió para el alumnado que no consigue rendir en Secundaria, para que logre conectar con algún oficio, si bien la comunidad escolar cuestiona su puesta en práctica, de cara a la consecución de dicho objetivo.

La LOMCE trajo consigo la implantación de materias optativas novedosas y atractivas para los centros educativos. Sin embargo, profesores consultados indican que la gama de optativas que consta en el currículum es muy elevada y que a veces el centro, en función de su tamaño, no puede impartir todas las materias. "En algunos centros, al final, solo puedes ofertar tres o cuatro", indica Pose Reino, que aboga también por regular las horas de impartición de cada asignatura: "se han fijado materias de cuatro horas semanales, tres o incluso una".

La educación diferenciada por sexos, a través de conciertos, es otro de los temas que el sistema educativo debe abordar, así como la situación de las lenguas cooficiales en la nueva ley que se establezca. La concesión de mayor autonomía a los centros es otro de los temas que está pendiente de revisión.

El peso de la Administración autonómica para la elección del director de los centros es otro de los temas que la propia comunidad escolar exige revisar.

La enseñanza de idiomas, con la incorporación del inglés en los últimos años para la composición de centros ya trilingües, es otro de los asuntos que el pacto educativo debe dejar claro. Filosofía o Música también han sido materias con significativos cambios en las últimas normativas, de manera que tendrán que quedar fijadas en el marco de la nueva ley.

Tras la incorporación de robótica, nuevas tecnologías y competencias como programación, que han llamado la atención de profesores y alumnos, el mundo tecnológico (Tecnologías de la Información y la Comunicación-TICs), los ordenadores en las aulas y la búsqueda de nuevos perfiles tecnológicos para el futuro ha de estar presente en el debate. Y con él, la formación del profesorado para abordar clases más creativas. Trabajar por proyectos, la atención a la diversidad o los programas de refuerzo, también han de estar presentes, según el sector.

En junio saldrá la base de la nueva ley, 4 años después de la LOMCE

  • Los partidos aceptaron el verbo "sustituir" en lugar del propuesta por el PSOE y apoyado después por Podemos, que era "derogar". Finalmente aplicarán mejoras para una ley base aceptada por todas las fuerzas.Desde la comunidad educativa, profesores consultados indican que debería ser una mezcla de la LOE y la LOMCE, "para aprovechar así los mejores aspectos de cada una de ellas". La subcomisión de trabajo entre los distintos grupos se creó a finales de noviembre. La Plataforma Estatal por la Escuela Pública ya ha avanzado que convocará una huelga para el próximo 9 de mayo "si no se avanza en la elaboración de la nueva ley". Asegura que la Subcomisión parlamentaria que negociará el pacto educativo "no ha arrancado". Considera, además un detalle negativo la decisión del Consejo de Ministros de recurrir al Tribunal Constitucional para frenar que el Congreso tramite una iniciativa legislativa para parar la LOMCE. Sindicatos educativos gallegos y Anpas en Galicia han avanzado que secundarán la huelga del 9 de mayo: la subcomisión tiene seis meses para elaborar el texto base. Fuentes consultadas indican que la Subcomisión parlamentaria plantea convocar en breve Mesa sectorial de Educación para abordar el pacto educativo.Será la octava norma educativa en democracia. En mayo de 2013 se aprobaba la LOMCE: uno de los principales propósitos era corregir los fallos de la Ley Orgánica de la Educación (LOE), de 2006: entre otras cosas el abandono escolar y el rendimiento educativo. La LOE llegó en 2006 tras la LOCE de 2003 (Ley Orgánica de Calidad de la Edu cación). Atrás quedaban varias leyes que fueron clave en la Educación en España: la Ley General de Educación (LGE) de 1970, la Ley Orgánica del Estatuto de Centros Escolares de 1980, la LODE (Reguladora del Derecho a la Educación), cinco años más tarde, en 1985 y la LOGSE y la LOPEG, en 1992 y 1995 respectivamente.

Compartir el artículo

stats