Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los presupuestos autonómicos para 2016

La Xunta dobla el pago al sector privado por la construcción de autovías y el Hospital de Vigo

Este año abonará 56 millones, pero en 2016 la factura se elevará hasta los 122 tras acabarse el Álvaro Cunqueiro - Los compromisos totales, que vencen en 2040, suman 3.054 millones

Nuevo Hospital de Vigo. // Marta G. Brea

Nuevo Hospital de Vigo. // Marta G. Brea

Los compromisos de pago de la Administración autonómica con el sector privado por su colaboración en la construcción y financiación de infraestructuras públicas ascienden a 3.054 millones de euros y tiene de plazo para abonarlos hasta el año 2040. Ese ejercicio, si no se incorporaran nuevos proyectos, se saldaría el último plazo, 2.130 millones de euros para acabar de pagar la autovía entre Celanova y la frontera portuguesa.

La Xunta ha recurrido a la colaboración público-privada como fórmula para acometer grandes obras de infraestructuras, como autovías o el nuevo Hospital de Vigo, pero también para surtir a la sanidad pública del equipamiento de alta tecnología. Ha sido precisamente la conclusión del Álvaro Cunqueiro lo que ha disparado el canon anual que el Gobierno gallego tiene que pagar a la empresa privada por su participación en proyectos públicos. Porque si este año la partida reservada es de 56 millones de euros, para 2016 será algo más del doble, concretamente 122,1 millones de euros, según se recoge en el proyecto de presupuestos entregado ayer al Parlamento.

La colaboración público-privada en un sistema de uso común en las administraciones autonómicas y también la central. Las empresas adjudicatarias se encargan de la construcción, que en la mayoría de las veces incluye la conservación de la infraestructura durante el periodo de vida útil, y también de buscar la financiación. Y es partir de la entrega de las obras a la Administración cuando esta comienza a pagar un canon anual para saldar los costes de construcción, pero también los de financiación, el mantenimiento y los beneficios.

Haz click para ampliar el gráfico

"Hasta el año 2040 la Xunta tiene comprometidos a través de las colaboraciones público-privadas 3.054 millones de euros. En el año 2016 no está previsto disponer de más gasto a través de estas fórmulas de gasto, por lo que el importe comprometido a final de año será de 2.932 millones", se recoge en la documentación entregada por la Consellería de Facenda.

Este ejercicio la Xunta tiene que pagar al sector privado 56 millones de euros a las adjudicatarias de las autovías Santiago-Brión, de O Salnés, Barbanza, Celanova y del Hospital de Vigo, de los que algo más de 22 corresponden al centro hospitalario. Pero una vez acabadas las obras y entregadas, a partir de ahora se incrementa notablemente la aportación de la Xunta, que en 2016 deberá abonar 68 millones a la concesionaria del Álvaro Cunqueiro -42 millones por la inversión realizada y 26 por el canon de mantenimiento-, a los que se suman 9,1 millones por los equipos de alta tecnología hospitalaria en toda Galicia y casi 45 por las autovías, donde aparece por primera vez la Costa da Morte con 9,1 millones, dado que se prevé que entre en servicio en el primer semestre del año.

En total serán 122 millones, más del doble que los reservados este año, que además irán aumentando cada ejercicio hasta llegar al máximo de 162 millones en 2034. Al año siguiente concluyen la mayorías de las colaboraciones, y hasta 2040 ya solo quedarían las autovías de Celanova y Costa da Morte.

En el proyecto de presupuestos también es hace una proyección de la deuda pública que asumirá Galicia con las entidades de crédito, que en septiembre marcó su máximo histórico con 10.210 millones de euros. Pues resulta que acabará este año con un nuevo récord, de 10.399 millones y que se volverá a superar en diciembre de 2016, cuando se alcancen los 10.615 millones. Eso significará además que pasará de suponer el 18,1% del PIB al 18,3%, si bien se mantendrá muy por debajo de la media autonómica, que también se mueve en techos históricos.

Compartir el artículo

stats