Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Parajes

El castillo del Mariscal

La Torre de Pardo de Cela, llamada también de Castro de Ouro, es testigo pétreo del devenir histórico del concello lucense de Alfoz, lleno de riqueza monumental y paisajística

La Torre del Mariscal Pardo de Cela, que ocupa el castillo en el S. XV tuismo.gal

En el centro de A Mariña lucense y al abrigo de las laderas de montes tan hermosos como el de A Frouseira aparece Alfoz rodeado de una gran diversidad de monumentos, con numerosos pazos y casas solariegas, vestigios de la antigua hidalguía gallega. Y si hay una construcción que destaca entre otras, esa es la Torre de Pardo de Cela, testimonio del castillo que fue y vigía de las andanzas y epopeyas del famoso mariscal, que en esta fortaleza tuvo también asiento.

El inmueble se alza en un lugar estratégico situado en la margen derecha del río Ouro, donde antaño había un castro, topónimo que todavía se mantiene para dar nombre a la aldea. De dilatada historia, sus orígenes se remontan a la fundación de un monasterio familiar en el siglo XI. Dos centurias más tarde, pasa a formar parte de la diócesis de San Martiño de Mondoñedo, que fortifica la estructura. Y uno de los nobles con más poder en Galicia, Pedro Pardo de Cela, ocupa el castillo en el siglo XV, aunque lo pierde tras su trágica muerte en 1483.

el castillo del mariscal

Destruido y reconstruido, fue residencia episcopal hasta el siglo XVII en el que fue abandonado, y así quedó hasta comienzos del XX, cuando se restaura la parte que se mantenía en pie, la torre del homenaje. Se trata de una construcción cúbica de tres plantas levantada en granito y coronada por almenas. La planta baja tiene como acceso una puerta arqueada flanqueada por dos ventanas geminadas, que se repiten en los pisos superiores, junto con ventanas adinteladas. Fue declarado Bien de Interés Cultural en el año 1949.

Hasta 1990 la torre fue sede de la Casa Consistorial y del juzgado. En la actualidad, acoge varias dependencias municipales dedicadas a información turística y salas multiuso.

Powered by Wikiloc

En Alfoz existen otras muestras de su amplio pasado como el monumento megalítico de la Pena Abaladoira de O Pereiro; el retablo churrigueresco del templo de Bacoi o los cruceiros de Arnela, Fayán, Caxigueira, Acibro, Iglesia y Outeiro. También viaductos como el de Ponte Nova y numerosas iglesias de notable factura, como la de Santa María de Bacoi o la de Santiago de Adelán, que conserva la portada románica del siglo XII.

La Torre del Mariscal Pardo de Cela, que ocupa el castillo en el S. XV turismo.gal

A este patrimonio se agregan obras señeras de la arquitectura hidalga como los pazos de Carballido, el de Adelán, el de Rizal o la Casa Grande de Cadeirido, entre otros. En el pico del mismo nombre se conservan los restos del castillo de la Frouseira, fortaleza desde la que Pardo de Cela resistió al ejército de los Reyes Católicos, y magnífico mirador de la comarca.

Pena Abaladoira rinconesdelamarina.blogspot.com

Qué ver: museo -El agua como elemento

A pocos metros del castillo de Castrodouro está el Museo del Agua Finca Galea, a orillas del río Ouro. Además de museo etnográfico, está rodeado de un parque en el que hay fuentes, estanques, miradores, árboles centenarios y sendas con nombres.

Visita obligada: Pena Abaladoira- Roca mágica

Con cuatro mts. de alto y cinco de ancho, la Pena Abaladoira de O Pereiro tiene su parte superior erosionada por el tiempo y por los rituales que se celebraban desde el Neolítico. Además se “abala” y su movimiento era considerado un oráculo.

Gastronomía: pescados y carnes-Mar y montaña

Por su situación geográfica en la Mariña Central, Alfoz participa tanto de la gastronomía de mar como de montaña. Además de pescados y mariscos del Cantábrico se puede degustar cabrito, lacón o las truchas del río Ouro, entre otros manjares.

Compartir el artículo

stats