El Vigo que quizá nunca conociste

Más que una casa, un hogar para el celtismo: así se construyó Balaídos

De los 100 años de historia del Celta, 95 pasan por una misma casa, que a base de compartir en ellas penas y alegrías, se ha convertido en el hogar del sentimiento celtista.

Fue el 30 de diciembre de 1928 cuando el Celta inauguró oficialmente su nuevo estadio con un encuentro ante el Real Unión de Irún, en el que los vigueses se impusieron por 7-0. El estadio de Balaídos contaba por aquel entonces con una capacidad para 22.000 aficionados, todos sentados y en localidades numeradas.

Desde su inauguración a finales de 1928, el estadio de Balaídos ha sufrido múltiples cambios y remodelaciones hasta llegar a su estado actual, al que todavía le falta la reconstrucción total de la Grada de Gol para finalizar el proyecto de reforma integral iniciado en el 2015.

Para volver y recordar los orígenes, te proponemos un repaso gráfico por los antecedentes y la ejecución de las obras del estadio de fútbol de la ciudad.

Suscríbete para seguir leyendo