El naval amarra 600 millones en ingresos hasta septiembre con 19 pedidos de última tecnología

Exprime el nicho de la especialización ante el vendaval chino y pese al contexto económico adverso | El 95% de los encargos son para el extranjero | Esta nueva cartera equivale a más de tres millones de horas de trabajo

El "Eirado do Costal" ya mide 15,5 metros más

El "Eirado do Costal" ya mide 15,5 metros más / Nodosa

Lara Graña

Lara Graña

El Nathaniel B. Palmer es un oceanográfico con puerto base en Punta Arenas (Chile) y fletado por la National Science Foundation (NSF), una agencia federal estadounidense dedicada a la investigación y educación. Con 30 años de servicio ya a sus espaldas, la institución lleva meses trabajando en el reemplazo: quiere un buque antártico de investigación (Antarctic Research Vessel, ARV), clase polar, de unos 111 metros de eslora y capacidad para 55 científicos y 29 tripulantes. Prevé iniciar su construcción en enero de 2027 –este martes remata la fase inicial de diseño– y tiene que buscar astillero.

Diseño preliminar del nuevo oceanográfico para la NSF

Diseño preliminar del nuevo oceanográfico para la NSF / NSF

Es una clara opción de negocio para el naval vigués, con un acreditadísimo know how en este tipo de pedidos y con Grupo Armón y Construcciones Navales Paulino Freire (Freire Shipyard) como puntas de lanza. Antes se resolverán los concursos para la construcción de sendos oceanográficos para la Australian Institute of Medical and Clinical Scientists (AIMS) y la Pacific Community (SPC), para los que también se postula la industria gallega. Son unidades que requieren alta tecnología, complejidad constructiva y valor añadido, pilares que están propiciando un más que solvente ejercicio 2023. A cierre del tercer trimestre, los astilleros de Vigo y Marín suman 19 contratos en cartera por un importe que acaricia los 600 millones de euros.

Recreación del buque de investigación para la SPC

Recreación del buque de investigación para la SPC / SPC

Son datos facilitados a FARO por Pequeños y Medianos Astilleros en Reconversión SA (Pymar), la sociedad que agrupa al grueso de los astilleros privados de España. “Una vez más, se confirma el carácter netamente exportador del sector, donde cerca del 95% de la contratación mantiene como destino a armadores extranjeros”, explican desde la entidad que dirige Almudena López del Pozo. Este buen balance atisba además unas cifras todavía mejores, en espera de que Cardama ponga en vigor un pedido de 50 millones de euros para la australiana Pelamis Group y amarre otro para la construcción de dos OPV (offshore patrol vessels, patrulleras de vigilancia de altura), valoradas en 82,2 millones más.

En Marín, Nodosa ha cogido la bandera de los superarrastreros, con unidades para Malvinas –con proa invertida– y, de momento, otro congelador para Nueva Zelanda. Metalships & Docks continúa alimentando sus gradas únicamente con reparaciones; Astilleros San Enrique, heredera de Factorías Vulcano, tiene hasta mayo de 2025 para superar los 10 millones de euros en ingresos si quiere asegurarse la continuidad de la concesión portuaria.

Especialización

La apuesta por el nicho de la especialización es lo que, para la patronal europea de astilleros (Sea Europe), ha de salvaguardar el futuro de la industria naval en el continente ante la continua revolución subvencionada de China. Un camino que sigue a pies juntillas el sector en Galicia, nutrido de unidades de investigación, transporte de pasajeros, pesqueros de última generación y offshore. Los 19 encargos equivalen a la generación de más de tres millones de horas de carga de trabajo.

Estirón récord: el 'New Polar" gana 14 metros en apenas dos meses

R. V.

“Está construyendo buques de vanguardia dotados con los más modernos sistemas propulsivos, capaces de minimizar su huella de carbono a través de nuevos combustibles y tecnologías medioambientalmente más sostenibles”, abunda el secretario del secretario del Consejo de Administración de Pymar, José Francisco Fernández Aparicio. “Ejemplo de ello –prosigue– es la construcción del primer ferri eléctrico con capacidad para convertirse, en un futuro próximo, en un laboratorio de pruebas para el uso de hidrógeno verde, o el primer oceanográfico del mundo con propulsión dual de gas licuado”.

Pero, además de las nuevas construcciones, el naval gallego consolida el segmento de las reparaciones y transformaciones como un área de negocio determinante para mantener la máquina encendida en todo momento. En el pasado ejercicio, estos trabajos duplicaron su facturación en comparación con el año 2021, pero también con la media de todo el lustro precedente. Con actuaciones tanto periódicas –subidas al carro del barcos de investigación o reparaciones de flota de Malvinas– como excepcionales, con ejemplos ya emblemáticos como los alargamientos del New Polar y Eirado do Costal o la transformación completa del Falkor Too (ex Polar Queen).

Nuevos contratos

Arrastrero ártico para Canadá

Construcciones Navales Paulino Freire construirá un pesquero de 79 metros de eslora y 17 de manga, un arrastrero congelador ártico de última generación para la armadora canadiense Qikiqtaaluk Fisheries. Es un diseño de la noruega Skipsteknisk y estará habilitado para hasta 30 personas a bordo.

Arrastrero congelador para Canadá

Arrastrero congelador para Canadá / Qikiqtaaluk

Palangreros destino Australia

La pesquera Pelamis Group se comprometió a encargar a Cardama dos palangreros de nueva construcción de 68,5 metros de eslora por 11,5 de manga, con unos 1.500 GT (siglas para gross tonnage, arqueo bruto) cada uno. Un tercer pesquero usará el casco de la patrullera Nordsoen.

El naval amarra 600 millones en ingresos hasta septiembre con 19 pedidos de última tecnología

Palangrero para Australia / Pelamis

Buque insignia para Países Bajos

Armón Vigo construirá el Anna Weber-van Bosse, el barco de investigación holandés que se convertirá en la joya de la corona para el Royal Netherlands Institute for Sea Research (NIOZ). Con sus 75 metros, el buque está valorado en más de 70 millones de euros. Su entrega está prevista para octubre de 2025.

El naval amarra 600 millones en ingresos hasta septiembre con 19 pedidos de última tecnología

Oceanográfico "Anna Weber-van Bosse" / NIOZ

Pesquero para Nueva Zelanda

Nodosa ha firmado un arrastrero congelador de casi 80 metros de eslora para la pesquera neozelandesa Talley’s Limited. Bautizado ya como Voyager, tendrá 79 metros de eslora por 15,50 metros de manga y se destinará principalmente a la pesca y procesado de diferentes tipos de especies del caladero del país.

El naval amarra 600 millones en ingresos hasta septiembre con 19 pedidos de última tecnología

Arrastrero congelador "Voyager" / Nodosa