BorgWarner solicita ampliar su fábrica tras el primer contrato para el vehículo eléctrico

La dirección necesita una nave de hasta 4.000 m² para fabricar piezas de un modelo de BMW | Urge a Urbanismo utilizar parte de su parcela en Zamáns para construir este año

BorgWarner solicita ampliar su fábrica tras el primer contrato para el vehículo eléctrico

BorgWarner solicita ampliar su fábrica tras el primer contrato para el vehículo eléctrico / Adrián Amoedo

Adrián Amoedo

Adrián Amoedo

BorgWarner Vigo vive un momento dulce. Tras lograr el pasado año un megapedido para BMW que asegura carga de trabajo hasta 2025 y récord de ventas (200 millones de euros), la factoría de la multinacional estadounidense ha intensificado los esfuerzos que ya venían desarrollando en los últimos años para dar el necesario paso hacia el vehículo eléctrico y evitar quedarse atrás en la revolución que vive la industria del automóvil. Y el esfuerzo ha dado sus frutos. La planta se ha adjudicado su primer encargo relacionado con el coche eléctrico para fabricar una serie de piezas pensadas para enfriar tanto las baterías como los componentes electrónicos de potencia de uno de los modelos de BMW. Sin embargo, como ya sucedió en el pasado, las instalaciones de Zamáns se quedan pequeñas ante la abundante carga de trabajo, por lo que la dirección ha solicitado al Concello poder realizar una ampliación de entre 3.000 y 4.000 metros cuadrados, para la que utilizarían parte del aparcamiento. La idea es empezar a construir este mismo año.

La planta de BorgWarner en Vigo realiza módulos EGR, que reducen las emisiones contaminantes (los NOx) de los motores a combustión. BMW, que va camino de consolidarse como uno de los principales clientes de la planta olívica (junto con Stellantis, Ford o Renault), contrató la fabricación de 2,5 millones de piezas recall, para la sustitución en motores que se encuentran ya en funcionamiento, de coches ya vendidos y de varias referencias.

A esta adjudicación del pasado año, publicada en exclusiva por FARO, se le suma ahora otra que supondría un paso de gigante para la planta al corresponder a piezas para un modelo eléctrico. Según fuentes del sector, BMW realizó el encargo a BorgWarner y Vigo es la planta del grupo elegida para llevarlo a cabo, en especial tras el buen trabajo realizado en su centro tecnológico situado en Porto do Molle (Nigrán), donde a principios de año anunció la inversión de 12 millones de euros y la contratación de 35 investigadores.

Sin embargo, BorgWarner necesita espacio. Ante la “elevada carga de trabajo pactada” la planta de Zamáns se queda pequeña para continuar los proyectos para motores a combustión y, a la vez, estrenarse en los eléctricos. Por eso, la dirección ha solicitado al Concello –ya ha habido reuniones con Urbanismo– permiso para poder ampliar en la parte de la parcela edificable, que afecta al del aparcamiento. No en vano, la multinacional aprieta a BorgWarner Vigo para encontrar una solución. Y tras descartar algunas naves analizadas en Vigo y alrededores, la solución pasa por levantar una instalación propia de entre 3.000 y 4.000 metros cuadrados en la ubicación actual. Para ello, busca el encaje legal necesario para hacerlo.

Futuro

Las urgencias que vive la proveedora de automoción –que emplea a unas 800 personas entre Zamáns y Nigrán– en materia de espacio podrían incluso incrementar en las próximas semanas. Y es que a los 2,5 millones de piezas recall de BMW se le podrían sumar 1,5 millones más, diferentes a las que ya ocupan a un tercio de la plantilla. En este caso, el pedido se encontraría en negociación, pero Vigo tiene todas las papeletas para adjudicársela.

Estos problemas de espacio en la planta que dirige desde principios de año José María Salazar chocan con la facilidad del grupo para crecer al otro lado de la frontera, donde BorgWarner ha ido invirtiendo para aumentar sus instalaciones. La última vez que lo hizo fue en 2021, cuando invirtió 25 millones para levantar una nueva planta en Viana do Castelo tras haber recortado 90 empleos en Vigo desde 2017.

La pieza que realizará BorgWarner Vigo para el vehículo eléctrico de BMW

La pieza que realizará BorgWarner Vigo para el vehículo eléctrico de BMW / BorgWarner

[object Object]

BorgWarner anunció el pasado mes la adjudicación de un pedido para realizar “innovadoras placas de enfriamiento” que ayudarán optimizar el rendimiento de las baterías de la próxima generación de vehículos eléctricos de “un importante fabricante de vehículos alemán”.

Según pudo saber este medio, la empresa a la que hace alusión es BMW y el producto en cuestión es el que aspira a fabricar la planta de Vigo con la ampliación.

La multinacional trasladó en un comunicado que “la experiencia de BorgWarner en gestión térmica posiciona a la empresa como pionera ideal de nuevos desarrollos para el segmento de mercado de enfriamiento de baterías”, colocándose como una empresa clave en la electrificación del sector de la automoción.