Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Stellantis y Gobierno pausan las negociaciones por el Perte tras el cambio al frente de Industria

La urgencia del grupo y Balaídos por concretar las inversiones chocan con la salida de Raül Blanco y la de Reyes Maroto en abril

Trabajadores de Stellantis Vigo en la vuelta al trabajo esta semana. | JOSÉ LORES

Stellantis decidirá en las próximas semanas las inversiones que acometerá en sus plantas españolas. En concreto, decidirá qué plataformas industriales otorgará, asegurando de esta forma el futuro de las fábricas con los modelos eléctricos que vienen. La de Vigo pelea por una STLA Small que, por lo menos, garantice la siguiente generación del Peugeot 2008. Para ello, el grupo demanda fondos al Gobierno, lo que motivó la creación de un grupo de trabajo para negociar conjuntamente empresa, Administración central y comunidades autónomas. Sin embargo, el último encuentro fue en la segunda quincena de diciembre y sobre la mesa no hay fijada una nueva cita, coincidiendo también con el descabezamiento del Ministerio de Industria, empezando por la salida de Raül Blanco de la Secretaría General de Industria y Pyme antes de finalizar 2022 y de la propia ministra Reyes Maroto, anunciada como candidata a la alcaldía de Madrid.

La “concreción” que pide el grupo, en palabras del director de la planta olívica, Ignacio Bueno, no acaba de llegar. La ausencia de un negociador al que dirigirse ha dejado en stand by las conversaciones sobre la segunda convocatoria del Perte del Vehículo Eléctrico y Conectado (VEC) en stand by, al igual que ha sucedido con los otros fondos que podría recibir la comunidad, como demandan Xunta y sector tras los 180 millones repartidos entre Cataluña y la Comunidad Valencia para los proyectos de Volkswagen.

Por el momento, no existe todavía contacto sobre la materia con el nuevo secretario general de Industria y Pyme, el asturiano Francisco Blanco, que ayer estuvo en Oviedo para anunciar que su departamento trabaja con “absoluta prioridad” para que la respuesta de la Comisión Europea a las ayudas solicitadas por Arcelor sea positiva.

Gesto

Si bien los miembros del gabinete son los mismos que antes, desde Galicia se espera un gesto de cara a la próxima semana para retomar las conversaciones ya con Francisco Blanco al frente, sobre todo dado el escaso margen de tiempo existente ante la premura de Stellantis. En juego está una inversión en Vigo que se sitúa entre los 500 y los 600 millones de euros, para lo que urgen 200 millones de euros en ayudas, bien sea dentro o fuera de esa segunda convocatoria del Perte VEC.

De igual forma, Xunta y sector tampoco tienen noticias sobre la información publicaba ayer en El Confidencial, que apuntaba a que la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, habría tomado el control de Industria y del Perte en concreto junto con el secretario general de asuntos económicos de Presidencia del Gobierno, Manuel de la Rocha.

Compartir el artículo

stats