Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La inflación del 10% desangra los bolsillos: la mitad de asalariados pierde poder adquisitivo

Los principales convenios colectivos gallegos, incluso los de reciente aplicación, no incluyen cláusulas de garantía salarial para compensar escaladas de IPC como la actual | Los sueldos medran tres veces menos que los precios

Clientes, ayer en uno de los puestos de pescado del mercado vigués de O Calvario. / MARTA G. BREA

Abril de 1985. El Gobierno de Felipe González planteó un recorte del 16% en las pensiones, se fijó en el calendario el referéndum para la entrada en la OTAN y el Constitucional tumbó el proyecto de ley que despenalizaba el aborto en España. Un mes convulso, con un “nivel de paro insoportable” –como lo calificó el número dos de aquel Ejecutivo, Alfonso Guerra–, y con una inflación interanual del 10,15%. Los precios no habían vuelto a subir tanto hasta el mes de marzo que termina hoy; han pasado 36 años, cuatro presidentes de gobierno o dos papas católicos por el camino.

Según el indicador adelantado del Índice de Precios al Consumo (IPC), difundido ayer por el INE, el coste de la vida se aceleró hasta el 9,8%, inflamado por la invasión rusa de Ucrania y con la energía y los alimentos como principales arietes contra las economías domésticas. Son las cláusulas de revisión salarial las que, en contextos como el actual, permiten la actualización de los sueldos para compensar minimizar la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores. Pero los convenios colectivos que las incluyen no son en absoluto generalizados. Es más, la mayoría de los acuerdos que están en vigor en Galicia dejan a los empleados a merced de la actual escala inflacionaria; más de la mitad de los asalariados perderán capacidad de compra al no contar con este parapeto. Son más de 325.000 gallegos los afectados.

Son más de 325.000 los trabajadores gallegos con esta desprotección

Distintos casos

Existen múltiples ejemplos. En la comunidad hay algo más de 768.000 trabajadores por cuenta ajena (no autónomos), una nómina de la que hay que detraer los más de 142.000 empleados del sector público, ya que sus condiciones se rigen por acuerdos con las administraciones. De ahí que los trabajadores sin cláusula de revisión de sueldos supongan más de la mitad de los asalariados actuales. Este periódico ha analizado más de un centenar de convenios en vigor, denunciados o no, y recién acordados. La mayoría de los que carece de esta disposición son pactos sectoriales, que son los que tienen una mayor afectación. Es el caso, por ejemplo, del convenio de Construcción y Obras Públicas de A Coruña. De acuerdo a la información facilitada por el Registro de convenios y acuerdos colectivos (Regcon), son 50.000 los trabajadores a los que se aplica este texto. También del convenio de Limpieza de Edificios y Locales de Pontevedra, vigente hasta el próximo 31 de diciembre. Trabajan unas 9.000 personas y fue suscrito por las patronales Aelpo y Aspel, y por los sindicatos Comisiones Obreras, CIG y UGT. Para el ejercicio en curso incluye una subida salarial del 1,7%.

El comercio de alimentación de Pontevedra y A Coruña, las residencias de mayores, las orquestas, el metal y textil ourensanos o la limpieza de edificios de Lugo son algunos de los principales convenios sectoriales que no cuentan con esta cláusula de revalorización. Del lado contrario figuran el metal y mayoristas de frutas de Pontevedra, los centros especiales de empleo, los trabajos de pintura de A Coruña o el comercio de alimentación de Lugo.

En el convenio colectivo de Faurecia Ourense, por ejemplo, de aplicación sobre 460 trabajadores, se incluye una disposición con la que se pretende salvaguardar el poder adquisitivo de la plantilla. Dice así: “Para los años 2020, 2021 y 2022, se procederá a una revisión salarial, no consolidable, cuando se constate que el IPC interanual correspondiente a cada uno de estos años ha superado el 2%”. También el convenio sectorial de la construcción en la provincia de Pontevedra cuenta con un artículo similar: “En el supuesto de que el IPC registrase un incremento superior al 3% [...] se procederá a la elaboración de nuevas tablas salariales, con el exceso producido”.

En los 113 convenios firmados en Galicia entre enero y febrero, la mayoría (91) de empresa, se pactó una subida salarial media del 3,42%, como consta en los registros del Ministerio de Trabajo. Está tres veces por debajo de lo que crece el coste de la vida.

La inflación restará 16.700 millones a los hogares españoles, según Funcas

Diagnóstico

Para la Fundación de Cajas de Ahorros (Funcas), el plan de choque aprobado por el Gobierno puede amortiguar en un punto el aumento del IPC para este año y evitar llegar a una inflación de doble dígito en los próximos meses. Su director de coyuntura, Raymond Torres, destacó que “se trata de niveles muy elevados de inflación”, y calculó en 10.000 millones el incremento de gasto que supondrá la subida de las pensiones conforme a la inflación el año que viene. De acuerdo a sus estimaciones, el impacto de la subida de precios reducirá la renta disponible de los hogares en 16.700 millones de euros, aunque el ahorro permitirá que la demanda siga creciendo.

Compartir el artículo

stats