Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La sueca Eurobattery apura las pruebas de la primera mina gallega para baterías de coches

Operarios de Geonor, durante el inicio de las prospecciones del proyecto Corcel.

Operarios de Geonor, durante el inicio de las prospecciones del proyecto Corcel. Eurobattery

El empeño casi personal de Mario Draghi ha vuelto a alejar las opciones de España de albergar la tercera planta de baterías de Grupo Stellantis (resultado de la fusión de Groupe PSA y Fiat Chrysler).

Arranca la prospección en Castriz, uno de los núcleos de_Santa Comba donde ha detectado níquel, cobalto y cobre | Apunta un resultado óptimo para hacer una explotación intensiva

Para la patronal italiana de automoción Anfia, el plan de recuperación frente al COVID diseñado por Roma –Piano Nazionale di Ripresa e Resilienza (PNRR)– no prestaba suficiente atención, en medidas y medios económicos, a la movilidad eléctrica. De ahí que los fabricantes y distribuidores transalpinos dieran por perdidas sus bazas; anticiparon que España volvía a las quinielas para la fábrica, con Vigo en la terna. Pero el propio Draghi tomó cartas en el asunto y, tras un encuentro con el patrón del Stellantis, Carlos Tavares –al que asistieron el presidente de este consorcio, John Elkann, y el ministro de Desarrollo, Giancarlo Giorgetti–, ha frenado en seco las expectativas ibéricas. Aún sin factoría, Galicia avanza de cara a la puesta en marcha de la primera mina de litio para baterías de automoción. Y a cargo de una compañía sueca, Eurobattery Minerals, que acaba de iniciar la segunda prospección de su Proyecto Corcel, instalado en Santa Comba. Y ya con resultados sobre la mesa: esos terrenos contienen suficiente níquel, cobre y cobalto como para proceder a una explotación comercial de estos recursos.

  • Una compañía sueca promueve la primera mina para baterías de vehículos en Galicia

    Eurobattery Minerals ha iniciado las prospecciones del “proyecto Corcel” para extraer níquel, cobalto y cobre | Prevé tener resultados antes de fin de año para una producción comercial

 

Corcel cuenta con tres zonas de prospección: Castriz, Montemaior y Montecastelo. Eurobattery acaba de arrancar las pruebas en la primera, que durarán hasta final de año y que incluirán un análisis regulado de los resultados en base al estándar internacional JORC. Si existen evidencias claras geológicas, el yacimiento de Castriz podría considerarse como de recursos minerales, que implica que hay probabilidades razonables de una posible explotación intensiva con fines económicos.

“Ya sabemos que el Proyecto Corcel tiene un gran potencial, y la prospección de este año, con el consiguiente JORC, nos dará un cálculo más preciso”, apuntó ayer el consejero delegado de la compañía, Roberto García, en una comunicación con los inversores. “Con esto en la mano, podremos dar el siguiente paso para una mina a cielo abierto de minerales para baterías en Europa, que es nuestro objetivo”.

 

Eurobattery Minerals realizó las primeras pruebas en Galicia hace dos años, cuando detectó elevados niveles de cobalto, cobre y, sobre todo, níquel. “Para realizar los trabajos de perforación –agregó la sociedad–, se ha llegado a un acuerdo con los propietarios del terreno donde se ubica la anomalía”, esa proliferación de interés de estos minerales. Los trabajos de campo corren a cargo de Geonor, que ya asumió las tareas ejecutadas en Santa Comba en 2019.

Eurobattery bolsa width=

Eurobattery está domiciliada en la capital sueca y cotiza en el Nordic Growth Market (NGM). Su primer accionista es Clearstream Banking Germany (10,91%), aunque hasta hace un año el mayor socio individual (con el 11,82%) era una empresa de Oleiros, Ulex Recursos. Su administrador único, José Manuel Corbal, lo es también de media docena de sociedades dedicadas a la minería (Minas del Atlántico, Minas Metálicas del Noroeste o Corcel Minerals, entre ellas). La entidad financiera Swedbank Försäkring o Avanza Pension figuran también en el accionariado.

Compartir el artículo

stats