Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mouriño culpa a Alvariño de su salida del consejo del Club Financiero: “Estoy perplejo”

Pedro Mouriño.

Pedro Mouriño. José Lores

Pedro Mouriño, hasta el pasado viernes presidente del Club Financiero de Vigo Sociedad Anónima, propietaria de la sede de la Asociación de Círculo de Empresarios de Galicia (en las torres de la avenida García Barbón), calificó de “felonía” el resultado de la moción por falta de confianza que propició su salida del consejo de la SA, así como la de los consejeros Francisco Izquierdo y Andrés Fernández. Culpa de ello a José Manuel Fernández Alvariño, presidente del grupo Galvin cuyo CEO, Luis Blanco, “fue el que presentó la propuesta de moción en la junta de accionistas”. De igual forma, Mouriño también critica la postura de la presidenta del Círculo, Patricia García, y la de su secretario, Alberto Rocha, “por abstenerse”. “Me ha dejado perplejo y procuraré saber por qué se ha hecho”, explica el empresario.

El empresario defiende su gestión al frente de la SA: "Ha sido impecable"

decoration

Como adelantó FARO el domingo, Mouriño dejó de ser presidente de la SA tras una votación en la última junta aduciendo “falta de confianza”. El también fundador y CEO del Grupo Empresarial Iberatlantic Global Corporation defiende su gestión al frente del Club Financiero. “Ha sido impecable, allí había un chiringuito”, resume e insiste: “Lo que hacíamos era defender los intereses de los accionistas minoritarios, que son mayoría”. “Todas mis votaciones han salido adelante y tendrán que ser otros los que expliquen sus decisiones”, añade.

El empresario carga contra Alvariño, al que acusa de vivir “en un chantaje permanente”. “Este señor tiene un paquete de acciones significado, solo son el 10%, pero está acostumbrado a que la SA sea una finca más”, critica. Por estos motivos que explica, Mouriño cree que “todo ha sido un cambalache de intereses privados”.

Además, a su juicio la votación supuso también un “fraude de ley” al romperse un acuerdo parasocial al que se llegó en el verano de 2017, por el que el consejo de siete miembros no variaría por un período de cinco años, es decir, hasta julio de 2022. Tras la votación del viernes, el órgano quedó formado de manera provisional por Patricia García, en calidad de representante de la asociación; Alvariño, José García Costas y la promotora Ifer S.L. (como persona jurídica). Sobre García, el empresario cree que “en solidaridad debería haber presentado su dimisión”.

Pedro Mouriño, que seguirá como accionista y que estará “atento a cualquier acción que pueda poner en peligro la legalidad o derechos de los minoritarios”, utilizó una frase histórica pronunciada por Winston Chuchill: “Os dieron a elegir entre el deshonor y la guerra… elegisteis el deshonor y ahora tendréis la guerra. Y tendrán la guerra. Es inevitable”, avisa Mouriño.

Compartir el artículo

stats