Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El velero "Sea Cloud Spirit" enseña sus alas

El buque que construye Metalships pasará las próximas Navidades en el Caribe

El segundo velero más grande del mundo, "Sea Cloud Spirit", con el velamen parcialmente desplegado en Metalships

Serán 136 pasajeros los que, como máximo, puedan disfrutar del viaje inaugural del Sea Cloud Spirit. Con sus 138 metros de eslora y todos los galones -aunque no haya completado ninguna travesía-, es el segundo mayor buque a vela del mundo. El 2 de junio, dos meses después de la fecha prevista, iniciará una travesía de diez noches por aguas del Mediterráneo, con salida y regreso al puerto italiano de Civitavecchia. Una experiencia premium que costará entre 6.775 y 12.255 euros por persona. Y un hito más para el naval vigués, que contará con un embajador flotante más en todos los mares del mundo. Esta vez, con la firma del astillero Metalships & Docks, de Grupo Rodman, adjudicatario de un contrato que ha proporcionado alrededor de 750.000 horas de trabajo, equivalentes a la creación de 350 empleos. El sol lució esta mañana en Teis para alumbrar las primeras pruebas del despliegue del velamen, las alas del Sea Cloud Spirit.

Los test se realizaron en el palo mesana, el más próximo a la popa del barco, con técnicos encaramados a más de 50 metros de altura. En suma, el buque cuenta con tres mástiles, cinco cubiertas y 4.200 metros cuadrados de velamen izado. Como protectora y mascarón, un águila de 700 kilos, realizada de forma artesanal con sello gallego. Tallada en madera africana y recubierta de pan de oro de 22 quilates, el águila protege al barco desde el pasado diciembre. Su construcción, un hito dirigido por la olívica Seadrone y en la que participaron casi una decena de firmas de la provincia.

El mascarón del "Sea Cloud Spirit", en Metalships

Las restricciones a la movilidad impuestas para contener el avance de la pandemia retrasaron el traslado a Vigo, el pasado verano, del equipo de especialistas polacos que tenían que proceder a la instalación de los mástiles. También, para la atarazana que preside Manuel Rodríguez, el COVID fue un reto más, aunque no impidió el progreso de los trabajos a bordo.

Metalships & Docks amarró este contrato en noviembre de 2018, fue el primer pedido que puso en vigor la compañía desde diciembre de 2017, cuando se adjudicó la construcción de un arrastrero de 80 metros para la armadora Niisa Trawl, el Regina C, un diseño de la prestigiosa oficina técnica Skipsteknisk.

Ultrampremium

La armadora pretende ofrecer a los clientes estancias amplias y de gran lujo, además de restaurante, lounge de cubierta, biblioteca, área de fitness y tiendas. El camarote de mayor tamaño tendrá hasta 39 metros cuadrados, con terraza exterior, aunque solo estarán disponibles tres de este tipo por viaje. El grueso de la oferta la comprenden habitaciones de entre 26 y 30 metros cuadrados, también con espacio exterior.

En cuanto a la propulsión, el buque premium compatibilizará el velamen con un sistema híbrido (diésel-eléctrico), con el que podrá alcanzar una velocidad de en torno a trece nudos y, a la vez, cumplir con los requisitos de emisiones y protección medioambiental. Concebido inicialmente como el mayor velero a vela del mundo -el proyecto fue ejecutado sobre la base del casco del antes bautizado como Sea Cloud Hussar, iniciado en la extinta Factoría Naval de Marín-, un buque sueco ( Flying Clipper, de 162 metros) le ha arrebatado esa distinción.

Sin visita a Galicia

De inicio, el programa de travesías del Sea Cloud Spirit incluía una parada en las costas gallegas. Recalaría en las Islas Cíes el 21 de mayo, con un fondeo de unas cinco horas procedente de Leixões (Portugal), y una escala de casi 24 horas en Vilagarcía de Arousa. Pero el velero se estrenará finalmente en junio, y ya centrado en el Mediterráneo. Su primera ruta transoceánica será en noviembre, entre Gran Canaria y el puerto caribeño Saint Marteen. Allí, a remanso del calor, pasará las Navidades.

Compartir el artículo

stats