Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La viguesa Ucalsa construye cuatro patrulleras para la Armada de Nigeria

4

Los trabajos con las patrulleras realizados en Ucalsa

La viguesa Ucalsa se ha hecho con un pedido histórico. La firma, con más de 30 años de historia en la ciudad, se estrena en la fabricación de barcos con un contrato para cuatro patrulleras cuyo cliente final es la Armada de Nigeria. Las embarcaciones, fabricadas en aluminio y de 17 metros de eslora por cuatro de manga, forman parte de un encargo realizado por el país africano al grupo catalán Aresa International, que confió en la empresa olívica para llevar a cabo la fabricación del casco y superestructura para su remate final en las instalaciones de la firma en Arenys de Mar, en Barcelona. La primera unidad ya ha sido entregada y a esta le seguirán las otras tres este mismo año.

Ucalsa (Utillaje y Calderería SA) se está encargando de llevar a la realidad el modelo Aresa 1700 IPC. Con 7,6 toneladas de peso cada unidad, la flota forma parte de un amplio paquete de adquisiciones impulsado por el Gobierno nigeriano que incluye otras patrulleras y buques hidrográficos que construyen otros astilleros como Damen (en su factoría de Vietnam), Ocea (Francia), Suncraft (Singapur) o Northern Shipyard (Malasia). Aresa, por su parte, ya había entregado barcos para este país, como por ejemplo cuatro buques polivalentes Aresa 1800 CPV (también de 17 metros de eslora) en 2013, en este caso para la firma estatal Global West Vessel Specialist.

Las instalaciones en Vigo.

Fundada en 1986

Ucalsa, fundada en 1986 “como un pequeño taller de calderería para los astilleros locales”, destaca por su trayectoria como uno de los principales proveedores de puertas, escotillas, escalerillas y superestructuras para todo el naval del país. En su factoría trabajan más de 60 personas (con nuevas contrataciones en fechas recientes) y, como aseguran, “se puede afirmar que la mayoría de los barcos que se fabrican hoy en España llevan algún elemento con el sello Ucalsa”.

En su historia reciente la firma viguesa apostó por un salto cualitativo con la ampliación de sus instalaciones. Para ello, Ucalsa aprovechó la oportunidad que le brindó el mercado para hacerse con unas instalaciones –antes ocupadas por Almesa– anexas a su factoría en la calle Caramuxo. Con ellas alcanzó los 10.000 metros cuadrados y llevó a cabo una modernización con la intención de alcanzar nuevos y más grandes pedidos. El de Aresa es uno de los resultados, aunque no el único: en su cartera de clientes figuran los principales astilleros de la ría, para los que elaboran también bloques para superestructuras.

El pedido supone otro soplo de aire fresco para el naval de Vigo y su área de influencia que se suma al recientemente firmado por Freire Shipyard. Tal y como avanzó FARO, el astillero construirá un buque oceanográfico de 40 metros de eslora para Emiratos Árabes Unidos. Pese a que hay negociaciones en marcha para cerrar acuerdos y poner en vigor diversas unidades, fuentes del sector insisten en que se espera un año “muy difícil” debido a los efectos de la pandemia del COVID.

Compartir el artículo

stats