Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La cerveza gallega bate récord exportador pese al coronavirus

Alcanza los 8,3 millones, más que en todo el 2017 y los años precedentes, para intentar paliar la caída del mercado interno

La cerveza gallega bate récord exportador pese al coronavirus

La cerveza gallega bate récord exportador pese al coronavirus Simón Espinosa

El 2020 pasará a la historia como uno de los peores -si no el peor- para aquellas industrias que tenían al canal Horeca (hoteles, restaurantes y cafeterías) entre sus principales clientes. Este es el caso, principalmente, de parte del sector de alimentación y bebidas y, en especial, de casos concretos como el de la cerveza. El irse de cañas es una costumbre muy arraigada en toda España, país cuyo consumo per cápita fue de 18,11 litros por persona el año pasado. Sin embargo, la pandemia del coronavirus trajo consigo el cierre de los bares, cafeterías y restaurantes. Un duro golpe del que todavía se está recuperando el sector cervecero a nivel de mercado interno y que obligó a "buscarse la vida fuera" para intentar paliar las pérdidas. Tanto es así que durante los siete primeros meses del año las exportaciones de birra gallega batieron todos los récords, llegando a superar en valor a las ventas en el exterior de todo el 2017 y los años precedentes. El motivo: el plan de internacionalización de la cervecera Hijos de Rivera y el acompañamiento de las decenas de firmas artesanas que probaron suerte con sus productos en el extranjero.

Según los datos de la Secretaría de Estado de Comercio, las exportaciones de cerveza alcanzaron los 8,3 millones de euros hasta julio, es decir, en plena pandemia. La cifra supone casi un 30% más que en el primer semestre de 2019 (6,4 millones), que ya había supuesto un salto importante frente a los datos de un año antes (5). En cuanto a la cantidad, el envío de cerveza con y sin alcohol superó las 8.745 toneladas de peso, un 22,2% más.

Indudablemente, la gran mayoría de las ventas corresponden a la Estrella Galicia y el resto de la familia de marcas cerveceras de la corporación Hijos de Rivera, que ya el año pasado logró superar la barrera de los 531 millones de facturación (cerró con 74,5 millones de beneficios) y que apostó por invertir 300 millones para ampliar su porcentaje de ventas en el exterior (hasta el 12%). De hecho, a lo largo del año creó la firma Estrella Galicia Internacional (como figuró en el Borme) para potenciar tal cometido.

El liderazgo del gigante cervecero gallego se vio acompañado en esta ocasión por las decenas de pequeñas marcas de carácter artesano que están diseminadas por toda la comunidad. Los crafters han puesto un ojo fuera, en países como Francia, Suiza o Portugal.

Desde la Asociación Gallega de Cerveceros Artesanos tienen claro que este ha sido un año "muy malo" y que la suspensión de festivales claves para sus ventas y su posicionamiento "hizo mucho daño". Sin embargo, su presidente, Esteban Loureiro, apunta que las empresas intentaron "buscarse la vida fuera". "Este año fue un desastre en general y la gente buscó ventas como pudo", apunta el también responsable de la marca ourensana Áncora.

Los principales países receptores del producto gallego fueron Portugal en primera posición (3,5 millones en ventas), seguido de Reino Unido (0,7) y, como novedad, Turquía (0,3). Además también resaltan por importancia Alemania (0,27), Suiza (0,25) o Países Bajos (0,25).

La misma tendencia hacia el exterior se vivió en el conjunto del país. El porcentaje de la cerveza gallega es pequeño comparado con lo que se exporta a nivel estatal, ya que en los siete primeros meses del año se alcanzaron los 157 millones de euros, un 17,8% más que en el primer semestre del año pasado y que hace que se firme también el mejor inicio de año en cuanto a ventas en el exterior.

Raúl Méndez - Socio fundador cerveza nós : "La pandemia nos hizo buscar mercados alternativos"

Una de las cervezas artesanas más reconocidas está en Vigo. Nós nació en 2013 con el objetivo de situarse como la segunda marca de la comunidad por detrás de Estrella Galicia. "Y aunque sea a mucha distancia, creo que lo somos", explica uno de sus socios fundadores, Raúl Méndez. Con fábrica asentada en Beade (el año pasado fabricaron 100.000 litros) y dos locales en la ciudad, Nós se resintió con la pandemia, que llegó tras comprar nueva maquinaria. "Nos hizo buscar mercados alternativos; al final está todo el mundo igual", comenta Méndez, que recuerda que están "planeando" abrirse a más países, "aunque no es algo que se haga de un día para otro".

Valeria Efftimoff - Socia fundadora cerveza Menduiña: "Vendimos en Francia; antes fue a Suiza o Canadá"

La cervecera canguesa Menduiña elabora unos 20.000 litros al año, buscando "más la calidad y variedad que la cantidad". Su producto artesano es demandado por los amantes de la cerveza en diferentes puntos. "No tenemos un flujo constante de exportación; Lo único que repetimos desde hace tres años es Suiza, pero este año vendimos a Francia, antes a Canadá...", explica una de las socias, Valeria Efftimoff, que reconoce que "las pérdidas no fueron tan desastrosas como se esperaba". Menduiña, que cuenta con una bodega "sostenible", estima una caída de ventas del 10% debido a que no están al 100% orientados al canal Horeca.

Lois Alfaya - Socio fundador cerveza nasa : "El 90% de nuestro negocio estaba en la hostelería"

Pontevedra es la casa de Cerveza Nasa desde 2016 y Lois Alfaya es su fundador. "Vendemos principalmente a nivel Galicia", comenta. Sin embargo, de su bodega salen pedidos al exterior de forma puntual para países como Reino Unido, Francia o Suiza, así como otras que elaboran para otras marcas y que acaban en Namibia o Japón. Con la pandemia las ventas en supermercados no compensó la dura caída en la hostelería, que representa el 90% de su negocio. De hecho, todavía mantienen un ERTE. Y es que el Covid afectó de lleno a los meses con ventas más fuertes y provocó la cancelación de festivales. "Fue un golpe duro", reconoce Alfaya.

Compartir el artículo

stats