Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La oposición coincide en que la piscina es “un monumento” a la gestión “despilfarradora” del PP

Compromiso y BNG proponen la creación de una ludoteca | El PSOE defiende su recuperación y la ampliación de la zona exterior de baño

Aspecto que presenta actualmente el edificio de la antigua piscina climatizada. Bernabé

La oposición municipal de Lalín coincide en que la antigua piscina climatizada, que cumple una década abandonada, es el paradigma de la gestión “despilfarradora” de José Crespo Iglesias. Compromiso y BNG proponen la creación de una ludoteca en el inmueble, mientras que el PSOE es partidario de recuperar la piscina y ampliar la zona exterior de baño. El gobierno local eludió ayer cualquier pronunciamiento.

“Un monumento al modelo de gestión de Crespo Iglesias: dejarla morir después de una cantidad ingente de dinero invertida”. Así se refiere a la piscina abandonada Rafael Cuiña, que ve motivos para la dimisión de “alguna persona” en su momento. “Pero parece que por cuestiones como esta o como el pago de un millón de euros por las muchas deficiencias técnicas del párking pasa absolutamente nada en Lalín, y yo no estoy dispuesto a callar”, advierte el coordinador de Compromiso por Lalín.

Cuiña rememora que, cuando asumió la alcaldía, “la situación de las máquinas era irrecuperable y las condiciones, muy deficientes, con la necesidad de una fortísima inversión”. Por eso, decidieron convocar “una consulta para ver qué opinaban los vecinos, poder presentar un proyecto y ejecutarlo, probablemente, en este mandato (2019-2023)”. Particularmente, el exregidor apostaba por “una ludoteca que, sobre todo en invierno, pudiese albergar a muchos niños y niñas, y ayudar a conciliar a las familias”. En este sentido, propone elaborar un proyecto y presentarlo a los fondos europeos.

A juicio del PSOE, el abandono de la antigua piscina climatizada es “uno de los mayores ejemplos de la gestión megalómana y despilfarradora” de Crespo y uno de los muchos “muertos” de su anterior etapa, “un escándalo” tal que le resulta difícil entender que no provocase la dimisión del propio alcalde. “Se abandonó una piscina nueva y de las que mejores condiciones guardaban de Galicia para contruir otra cuya gestión se iba a privatizar, más pequeña y con calidades técnicas y prestaciones infinitamente inferiores, pues no tiene gradas, ni trampolines, ni profundidad suficiente, por lo que ni siquiera se puede homologar para competir”, manifiesta la concejala Alba Forno, que sostiene que los más perjudicados fueron los deportistas lalinenses.

Red de calor

La edificación lleva una década “abandonada a su suerte” y en un estado “tan lamentable que supone un peligro el simple hecho de acceder a ella”, como se hace en verano para acudir a las piscinas exteriores. Los socialistas proponen, y así lo llevaban en su programa electoral, su recuperación y la ampliación de la zona exterior de baño, unido a un proyecto de red de calor que dé servicio a la propia piscina, al pabellón municipal y a la guardería del Pontiñas, todo ello recurriendo a la financiación europea. Acusan a Crespo de evitar este tema “porque le hace daño”, por lo que no descartan llevarlo a un pleno.

Para el portavoz del BNG, Francisco Vilariño, es una “radiografía perfecta de los gobiernos del Partido Popular: un dispendio absoluto de dinero público, hacer obras faraónicas y dejarlas deteriorar tanto que para lo único que valgan es para meterles la pala”. “Aquello estaba totalmente obsoleto, con la maquinaria inservible, por el abandono que se hizo por parte del gobierno del PP”, recuerda el concejal nacionalista, que refrenda la intención del cuatripartito de acometer un proyecto en estos años. En todo caso, “requiere una actuación urgente” y coincide con Cuiña en que la ludoteca es una buena solución, sobre todo por su ubicación próxima a centros escolares. Lo que tiene claro es que “es una vergüenza mantenerlo en esas condiciones”.

Compartir el artículo

stats