Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Lalín baja a trece casos de COVID, que reaparece con uno en Cruces

La capital dezana recorta tres activos | En A Estrada, ya libre de virus, “no hay ni habrá cuarta ola”, afirma su jefe de Primaria

Cribado en el centro de salud de Vila de Cruces en febrero. Bernabé/Javier Lalín

La incidencia de COVID-19 sigue cayendo en Deza y Tabeirós-Terra de Montes, salvo por la aparición de algún caso aislado, como sucedió este fin de semana en Vila de Cruces. A Estrada vuelve a quedar libre de virus, como ya lo estaban Forcarei y Dozón, en donde no ha habido ningún enfermo en más de tres meses, desde el comienzo de febrero, si bien en días pasados se había comunicado un caso por un error informático del Sergas.

Lalín presenta una evolución positiva, al recortar cinco casos en dos jornadas –dos el sábado y tres ayer– y quedar en trece activos. La incidencia acumulada se sitúa ya en parámetros muy bajos, al no alcanzar la decena de diagnósticos positivos en una semana ni en dos, con tasas respectivas de 10 y 35 casos por cada 100.000 habitantes. Está muy por debajo de la media de Galicia, que ronda los 81 casos por 100.000 a catorce días, y más aún de la de España, que rebasa los 135.

En Silleda también cae la incidencia por debajo de 50 a dos semanas. El número de infectados era de once el viernes, jornada desde la cual no han trascendido datos.

En Cerdedo-Cotobade quedan ocho convalecientes, igual que en los días previos. Es el municipio con mayor incidencia acumulada a catorce días, entre 50 y 150 casos por 100.000 habitantes, según el mapa de la Xunta de Galicia; sin embargo, no se registra ningún positivo nuevo en más de una semana.

El SARS-CoV-2 ha reaparecido en Vila de Cruces, en donde, tras una subida importante en enero y febrero -con cribado incluido- no se habían producido contagios desde finales de abril. La confirmación de un infectado vuelve a poner el municipio en el mapa de la incidencia, aunque con una tasa de 19 casos por 100.000, tanto a catorce como a siete días.

Rodeiro arrastra tres contagios desde hace varias jornadas, lo que sitúa su incidencia a dos semanas en 125. El único positivo que hay en Agolada le confiere una tasa de 43.

A Estrada, Dozón y Forcarei son los únicos municipios libres de coronavirus. El último paciente de la tierra de Tabeirós recibió el alta médica el viernes y no queda ningún caso activo. Además, su jefe de Atención Primaria, Juan Sánchez, asegura que “no hay ni habrá cuarta ola en A Estrada”. El municipio vivió su peor momento en la tercera ola, entre enero y febrero. Pero desde que doblegó la curva, en marzo, solo han surgido casos esporádicos, con muchas jornadas libre de virus. En lo que va de mayo se han realizado 1.105 test a personas con cartilla médica en el concello y solo en tres se ha detectado la infección. La tasa de positividad es de 0,27%, muy lejos del umbral del 5%, que sí rebasó en enero (7,47%).

Compartir el artículo

stats