Balonmano | Liga Asobal Plenitude

El Frigoríficos del Morrazo, a limar diferencias

El Cangas asume que cerrará el año entre los tres últimos y se centra en sumar el máximo número de puntos posible

Martín Gayo, en una acción ofensiva del duelo Frigoríficos-Bidasoa. |  // GONZALO NÚÑEZ

Martín Gayo, en una acción ofensiva del duelo Frigoríficos-Bidasoa. | // GONZALO NÚÑEZ / César Collarte

La derrota ante el Bidasoa ha cercenado por completo las posibilidades de que el Frigoríficos del Morrazo cierre la primera vuelta de la Liga Asobal Plenitude fuera de las tres últimas posiciones, las que suponen la promoción o el descenso directo a la División de Honor Plata. El conjunto cangués tiene virtualmente inalcanzable la decimotercera plaza –ocupada ahora mismo por el Ángel Ximénez Puente Genil, con nueve puntos– ya que suma tan solo cinco puntos con tres encuentros por delante, y uno de ellos, el próximo, es ante el todopoderoso Fútbol Club Barcelona. El objetivo, pues, no es otro que cerrar el año incrementando la cosecha de puntos para tener una buena base de la que partir en la segunda vuelta del campeonato.

Los cangueses son penúltimos, en puesto de descenso, aunque igualados a puntos con el Fertiberia Puerto Sagunto, que está en promoción, y con uno por encima del Blendio Sinfín, colista de la Asobal. Por delante, además del choque ante el líder y vigente campeón, le restan los enfrentamientos ante el Torrelavega en casa y frente al Atlético Valladolid a domicilio. La idea debe ser la de luchar por los cuatro puntos para salvar los muebles en la primera vuelta y no verse abocado a una contrarreloj en la segunda mitad del campeonato.

Los antecedentes no son especialmente favorables a los de O Morrazo, que nunca han ganado al Torrelavega desde que es equipo de la máxima categoría. Cuatro duelos y otras tantas derrotas en el choque entre dos grandes amigos como Nacho Moyano y Álex Mozas. En cuanto a la visita a Valladolid, el Cangas arrancó un valioso punto la campaña pasada, en un encuentro marcado por las ausencias en ambos conjuntos. El otro hándicap al que se enfrenta el Frigoríficos del Morrazo es el de los duelos directos, ya que ha perdido los tres partidos ante los equipos con los que comparte la zona baja de la tabla clasificatoria. Cayó en la segunda jornada de Liga ante el Puente Genil (24-22), lo hizo con el Sinfín en casa en la séptima (31-32), y sufrió el mayor descalabro frente al Fertiberia Puerto Sagunto hace apenas 10 días (34-26).

Juan Del Arco en una jugada del Frigoríficos-Bidasoa del pasado fin de semana.

Juan Del Arco en una jugada del Frigoríficos-Bidasoa del pasado fin de semana. / Gonzalo Núñez

Lo cierto es que los rivales del Cangas tampoco tienen un calendario especialmente favorable. Así, el Puerto Sagunto también tiene solo dos partidos de su Liga, ya que cierra esta primera vuelta en el Palau Blaugrana. Antes se medirá en esta jornada al Cuenca a domicilio, y recibirá en la siguiente al Bidasoa, verdugo de los cangueses el domingo pasado.

El Sinfín, por su parte, visita este fin de semana al Atlético Valladolid para recibir en la siguiente al irregular Logroño. Completará su nómina de partidos del 2023 con su visita al Puente Genil, el cuarto equipo en liza. Los andaluces de Paco Bustos reciben en esta jornada al Anaitasuna, y en la siguiente tienen una complicada salida a la cancha del Fraikin Granollers. El último duelo es el ya citando ante el Sinfín en cancha cordobesa.

Más equipos en la ecuación

Más allá de la batalla entre los cuatro últimos, está la de poder incluir a más escuadras en la ecuación, recortando distancias con conjuntos como el Viveros Herol Nava, Rebi Cuenca y Bathco Torrelavega, que suman 10 puntos, el doble de los que tiene el Cangas. Huelga decir que implicarlos en la batalla supondría incrementar de modo exponencial las opciones de salvación de los de O Gatañal. Sumar tras la visita al dentista que es jugar en el Palau Blaugrana, será determinante.